Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Crear paz en tiempos de crisis

por Djin Nocnir

¿Te sientes como si el mundo estuviera conspirando en contra de tus esfuerzos para sentirte en paz? Las noticias diarias pintan un panorama sombrío de nuestro mundo. ¿Esto te deja una sensación de desesperanza y miedo?

Además de eso, ¿crees que tus hijos son escandalosos y sólo pelean? ¿Te sientes frustrado cuando no puedes pagar las cuentas, molesto cuando te encuentras discutiendo con tu pareja o algún otro miembro de la familia, o agotado por el estrés que experimentas en el trabajo? En medio de la agitación diaria, ¿crees posible sentirte en paz?

¡Por supuesto que es posible sentir paz! A pesar de todo el malestar y la turbulencia que nos rodea, tenemos la capacidad de elegir permanecer en paz, con esperanza, positivos, y disfrutar de una vida feliz, saludable y satisfactoria.

Aunque no es probable que cualquiera de nosotros vaya a resolver todo el caos que existe en nuestro mundo exterior, gracias a Dios cada uno de nosotros tiene el poder para resolver los conflictos que residen en nuestro mundo interior y adoptar hábitos que creen más paz.

¿Cómo resolver el conflicto interno? En verdad, ¡la respuesta da para llenar las páginas de varios libros! Pero, por ahora, voy a resumir rápidamente unas cuantas sugerencias sencillas para empezar a vivir una vida más tranquila:
  1. Mira en tu interior. La felicidad, la paz, la sensación de bienestar y de autoestima, vienen de adentro hacia afuera, no de afuera hacia adentro. En lugar de perder el tiempo señalando culpables alrededor de nosotros, comienza a enfocarte en primer lugar en la solución de los conflictos internos. Una vez que disminuye el caos interior, nuestro mundo exterior parece más relajado.


  2. Sé tu mejor amigo. Y al hacerlo, descubrirás tu auténtico Yo, lo que te define de forma única. ¡Nunca en la historia del mundo habrá otra persona igual a ti! Además, cuidate, a menudo tenemos que darnos lo que nos gustaría que nos diera alguien más. Cuando confiamos demasiado en los demás y dependemos de cosas materiales, nos sentimos fuera de control. Cuando te conviertas en tu mejor amigo, te sentirás más autosuficiente, seguro y con menos estrés.


  3. Manéjate con inteligencia. Entiende lo que está bajo tu control y lo que no, y luego usa tu poder personal para manejar las situaciones, a los demás y a tus emociones apropiadamente. En primer lugar, todo lo que podemos controlar es a nosotros mismos: nuestros pensamientos, sentimientos, acciones y comportamientos. Los demás viven bajo las mismas condiciones. Ejerce tu derecho de controlar sólo cuando sea apropiado. Cuando sea inoportuno, opta por manejar tu respuesta, respetando la libertad que los demás tienen de actuar dentro de su propio poder.


  4. Conoce tus emociones. A medida que apliques el punto 2 y te conviertas en tu mejor amigo, desarrolla un saludable proceso de comunicación interna, que te mantenga al tanto de sus propios pensamientos y sentimientos. Mientras te mantengas en contacto con tus emociones al reconocerlas y procesarlas, encontrarás una enorme paz interior que se reflejará en tu mundo exterior de una manera poderosa. Al empezar a entender tus propias respuestas emocionales, es posible que identifiques los pensamientos negativos. Si es así, reencuadra tus pensamientos por unos más sanos de aceptación.


  5. Busca lo positivo. En particular, encuentra los regalos en las circunstancias imprevistas e incontrolables de tu vida. A todos nos gustaría tener el poder de crear un plan y luego manejar perfectamente los pasos para llegar a nuestro destino final. Sin embargo, el universo simplemente no siempre funciona de esa manera. La vida sin duda trae resultados inesperados y caminos inexplicables; muchos que se sienten negativos. Dentro de las experiencias más difíciles (las que nos gustaría que desaparecieran; como podría ser nuestra situación económica), trata de encontrar el tesoro. Encontramos una gran paz cuando reconocemos las bendiciones que conllevan los desafíos y renunciamos a nuestro intento por controlar las situaciones que simplemente no se pueden cambiar. Además, para seguir con éxito esta sugerencia, es necesario deshacerse de los mensajes negativos (como la televisión, radio, Internet, etc.) que te impide pensar en positivo.


  6. Mantén la fe. Cuando tenemos el sentido de seguridad de que no importa lo que pase, las cosas mejorarán con el tiempo, y que en algún lugar, alguien en quien confiamos está bajo control, nos sentimos mucho mejor. Este tipo de paz no depende de las circunstancias. Más bien, esto te permite ver más allá de tus circunstancias y fijar tu mirada en un punto a la distancia para mantenerte firme en tu camino y pasar la tormenta. Mientras fortaleces tu fe y creces espiritualmente, encontrarás la mayor paz posible. Ahora, más que nunca, es hora de buscar respuestas espirituales, y encontrar paz en la oración personal y la meditación.