Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Consejos para una entrevista de trabajo

por Jay Hofmeister

En esta economía desafiante, donde nuestra tasa de desempleo es alta y hay muchas personas buscando trabajo en las mismas posiciones que están realmente disponibles, es muy importante estar preparado para la entrevista de trabajo. Muchos candidatos están tan contentos de que su teléfono haya sonado, o porque recibieron un correo electrónico de la empresa XYZ solicitándole que asista a una reunión, que se olvidan totalmente de prepararse para la entrevista de trabajo.

Una vez que vayas a asistir a una entrevista de trabajo, estas son las consideraciones que tienes que hacer:
  1. Asegúrate de que conoces la posición exacta para la que la compañía está entrevistando. Muchas compañías tienen más de una posición que están tratando de ocupar y es responsabilidad del candidato preguntar cuál es la posición para la que será entrevistado.

  2. Pregunta cómo será manejado el proceso de entrevistas y contratación.

  3. Obtén los nombres y cargos de las personas que hacen la entrevista.

  4. Una vez que tengas los nombres y cargos de las personas que te entrevistarán, haz una búsqueda en Google, LinkedIn, Twitter y Facebook para obtener información sobre cada persona. Quieres encontrar un terreno común o interés sobre los puntos de conversación durante la entrevista.

  5. Completa la investigación sobre la compañía, sus competidores, y cualquier noticia positiva reciente que puedas plantear en la entrevista.

  6. Haz una lista de compañeros que puedan saber cuál es la cultura de la empresa, pregúntales qué piensan de la situación y ve si tienen conocimiento de cualquiera de los entrevistadores con los que te reunirás desde el punto de vista de su personalidad.

  7. Ahora, después de que hayas concluido toda la investigación, haz una lista de diez a quince preguntas que te distingan de tu competencia.
Estas son cinco preguntas que le debes hacer a tu entrevistador:
  1. "En los primeros treinta, sesenta y noventa días, ¿qué proyectos le gustaría tener resueltos de su lista?"
    Cuando los candidatos van a una entrevista, rara vez saben con certeza lo que el director de recursos humanos está buscando específicamente. Esta pregunta te dará información valiosa sobre lo que es más importante para él. Si puedes hacerle esta pregunta al inicio de la entrevista, tendrás una buena idea de lo que específicamente le es más importante.

  2. "¿Qué habilidad le agregaría más valor a su departamento?"
    Todas las empresas quieren contratar a los mejores o a los que tengan el potencial de serlo. Al plantear esta pregunta, demostrarás que tienes la motivación para ser el mejor. Te distingues como alguien que está dispuesto a dar su mayor esfuerzo, trabajar duro y convertirte en un activo valioso para la empresa.

  3. "¿Qué retos y oportunidades enfrentan el departamento y la empresa?"
    Muéstrale a tu posible empleador que estás interesado en la empresa y que estás preparado para el reto. Esto también te da la oportunidad de diferenciarte de tu competencia. Puedes proporcionarles información valiosa sobre cómo manejarías la situación.

  4. "¿Cuáles son los objetivos de la empresa para este año y cuáles los del departamento?"
    A todo el mundo le gusta alguien que se enfoca en los objetivos, así que si haces esta pregunta, destacarás.

  5. "¿Qué más le puedo decir acerca de mí mismo para hacerle saber que soy la persona adecuada para este trabajo?"
    Esta pregunta puede favorecer o desfavorecer tus posibilidades con la empresa. ¿Por qué? Debido a que muestras un sincero interés por la compañía y deseas el puesto de trabajo. Esto también demuestra que te importa y quieres asegurarte de que todas las preguntas fueron respondidas a fondo.
Terminaste la investigación. Sobresaliste en la entrevista. ¿Ahora qué?
  1. Una forma segura de destacar es llenar notas de agradecimiento. Llénalas. Vuelve y déjalas con la recepcionista. Ofrece una sincera y cálida sonrisa de agradecimiento.

  2. Ahora, vete a casa y haz algunas notas sobre los puntos principales que se discutieron en la entrevista. Una vez que tus pensamientos estén sobre papel, haz una investigación sobre lo que a los tomadores de decisiones clave les parezca interesante en relación a la posición u objetivos de la empresa. Crea un anexo junto a tus notas de agradecimiento para darles las gracias de nuevo por la oportunidad. Haz tu mejor esfuerzo para enviárselas durante las siguientes 48 horas.

  3. Después de 72 horas, si todavía no has recibido ninguna respuesta, llámale al director de recursos humanos y, o bien le dejas un mensaje o puedes lograr tener una conversación rápida que indique una vez más tu sincero interés por trabajar para su organización.

  4. Si todo esto falla y la posición ha sido o bien puesta en espera o el director de recursos humanos no puede tomar una decisión, ofrece integrarte como consultor independiente basado en proyectos, o como candidato a nivel de prueba. La clave es que destaques y consigas meter un pie en la puerta.
Si sigues estos consejos, te contratarán más rápido, ¡incluso en una recesión!