Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Hazlo de todos modos

por Mary Ann Bailey

¿Cuándo fue la última vez que quisiste hacer algo fuera de la rutina normal de tu vida? Tal vez querías tomar una curso de fotografía o de cerámica. Tal vez querías entrenarte para un maratón. Tal vez hay un viaje especial que querías hacer o tal vez habías estado pensando participar en un voluntariado sin fines de lucro.

Todos pensamos cosas que nos gustaría hacer de vez en cuando, pero por desgracia, muy pocos de nosotros llevamos a cabo esas ideas.

¿Has seguido adelante con tu última idea? Si no, ¿sabes qué fue lo que se interpuso en tu camino? Me atrevo a adivinar que se trató de una combinación de factores que empezaron con el miedo y la duda, a los que se añadió algo de culpa, y acabó con algunas preocupaciones relacionadas con tu familia, tu cónyuge o tus amigos.

Hacer cualquier tipo de cambio en la vida, incluso algo tan pequeño como tomar una clase, nos obliga a aprender y probar cosas nuevas. Esa es la naturaleza misma del cambio. Pero los sistemas aborrecen el cambio y nuestro sistema corporal no es la excepción. Tratará de hacer todo lo posible para convencernos de no correr un riesgo innecesario.

Empezamos a oír voces que nos dicen que no tenemos el tiempo suficiente, que cuesta demasiado, que es muy difícil y que probablemente no estamos capacitados para el reto de todos modos. Nuestro músculos se tensan, se eleva nuestro nivel de estrés y hay un deseo muy fuerte por abandonar la idea y volver a la seguridad de nuestra antigua forma de ser.

El miedo y la duda son entidades poderosas, y cuando comienzan a operar es muy común que perdamos contacto con la voluntad y la emoción que sentimos cuando se nos ocurrió la idea. Empezamos a pensar en excusas de por qué esa no es una buena idea y nos empezamos a convencer de que no es conveniente seguir adelante. Es en este punto, cuando nos encontramos queriendo abandonar, que tenemos que encontrar el coraje para Hacerlo de Todos Modos.

Si somos capaces de superar el miedo y la resistencia que sucede dentro de nosotros, nuestro siguiente reto es vencer la resistencia de nuestros amigos, familiares y colegas. Una de las cosas que tenemos que recordar respecto al proceso de cambio, es que cuando hacemos un cambio, todo el mundo que nos rodea percibe la onda expansiva de ese cambio.

Y a menudo, son las personas más cercanas a nosotros, las personas en las que normalmente buscaríamos apoyo, las que más se resisten a nuestro cambio. Dado que son quienes interactúan con nosotros cotidianamente, son quienes sienten más el cambio en nuestros comportamientos y pensamientos. Pero no podemos dejar que sus temores e inquietudes nos impidan lograr nuestros sueños. Tenemos que seguir adelante y Hacerlo de Todos Modos.

¿Por qué tenemos que Hacerlo de Todos Modos? ¿Por qué es tan importante seguir adelante con nuestros sueños, especialmente los más pequeños? ¿Qué diferencia puede hacer si tomamos una clase de acuarela, aprendemos un nuevo programa informático, o decidimos ofrecernos como voluntarios en un centro juvenil?

El que elijamos seguir adelante o renunciar a nuestros sueños hace una gran diferencia en nuestra capacidad de lidiar con el cambio a lo largo de nuestra vida. La frase "No se trata del destino, sino del viaje", cuando se refiere al cambio dice: "No se trata del contenido, sino del proceso".

Cuando hacemos un cambio en nuestras vidas, siempre vamos a experimentar un cierto nivel de miedo y duda. Si el cambio es pequeño, como tomar una clase nueva, la cantidad de resistencia a la que nos enfrentamos también será relativamente pequeña y no tan intimidante. Así que, si nos podemos mantener en el proceso con cambios pequeños y empujamos el muro de la resistencia, encontramos dos beneficios importantes.

En primer lugar, la oportunidad de aprender nuevas habilidades de cualquier clase que estemos tomando. Pero el más importante: familiarizarnos con el proceso de cambio. El contenido de los cambios que vayamos a enfrentar en nuestras vidas puede variar, pero el proceso que seguiremos durante el cambio se mantendrá más o menos igual. Así que cuanto más nos familiaricemos con el proceso, mejor estaremos.

A medida que trabajamos la resistencia más sencilla de los cambios pequeños, empezamos a entender cómo funciona el cambio, donde nos quedamos atascados, y lo que necesitamos para superar la resistencia con éxito. Una vez que tengamos ese conocimiento, vamos a estar mejor preparados y capacitados para enfrentar con éxito cualquier cambio que la vida nos ponga en el camino, ya sea grande o pequeño.

Así que la próxima vez que te encuentres renunciando a perseguir una nueva idea o actividad, recuerda: a pesar de la duda, a pesar del miedo, a pesar de la culpa, y a pesar de lo que piensen los demás, Hazlo de Todos Modos.