Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Liberar y realizar tu propósito

por Debi Hebel

¿Sabías que en la Física existe un término para la energía no utilizada? La energía potencial o energía almacenada se sabe que es la energía que aún no se ha puesto en acción. Piensa en esto por un minuto. Imagina una semilla de manzana. Tan pequeña como lo es, contiene una enorme cantidad de energía almacenada. Esa pequeña semilla tiene la energía almacenada para crear un enorme árbol que puede contribuir al sostenimiento de la vida de otros con los frutos que va a producir. Si algo tan pequeño como una semilla de manzana cumple con su propósito mediante el uso de su energía para crear algo tan hermoso, poderoso, y sustentador de vida, imagina lo que podrías hacer con tu energía potencial. Nuestra misión en la vida, como la semilla, es utilizar nuestra energía potencial para descubrir, seguir y cumplir con nuestro personal propósito en la vida.

Todos hemos recorrido caminos diferentes para llegar a este momento. No importa cómo hallamos llegado hasta aquí, si sabemos en nuestro corazón que tenemos más que llevar a cabo, entonces hay algunos pasos a los que debemos aplicar nuestra energía para impulsar nuestra búsqueda.
  • Auto-realización. Una semilla de manzano tiene un mapa de lo que se supone que debe llegar a ser. Del mismo modo, también lo hacen las personas. Tenemos que encontrar nuestro mapa y quitarle el polvo. Si te sientes estancada, sin motivación, o que simplemente existes en lugar de vivir, entonces necesitas asegurarte de que estás siguiendo el camino correcto. Después de todo, ¿no te sorprenderías si plantaras una semilla de manzano y creciera un cerezo? Simplemente no podemos alcanzar una completa satisfacción con la vida si estamos siguiendo un mapa que no tiene las indicaciones correctas para nosotros. Esto tiene que ver con conocerte a ti misma en un nivel muy profundo. Conocer lo que eres y en qué te estás convirtiendo es fundamental para avanzar.

  • Definir Valores. Tus valores esenciales son como las raíces de un árbol. Proporcionan los nutrientes para que el árbol florezca. Si un árbol tiene raíces poco saludables, no podrá mantener una vida vibrante y saludable. El paso más importante para vivir la vida con pasión, es conocer, sin ambigüedad, tus tres valores fundamentales. Para que puedas crecer y seguir siendo fuerte, necesitas construir tu vida basada en tus valores fundamentales.

  • Crear tu visión personal. Tu visión personal debe construirse alrededor de tus valores fundamentales. Puedes comparar tu visión con el tronco del árbol. El tronco es firme e inquebrantable. Esta es la pieza que sostiene todas las ramas y el follaje del árbol. La declaración de tu visión es la base fuerte que define el significado de tu vida.

  • Establecer Metas. Una visión no puede realizarse sin un plan que nos conduzca a nuestra visión. Nuestros objetivos se pueden comparar con las ramas de un árbol. Los vástagos se extienden en todas direcciones. Esto también debe ser cierto para tus objetivos. Debes tener metas para cada aspecto de tu vida. Estas deben contemplar tus relaciones, tu carrera, y a ti misma.
Entonces empieza la diversión. Una vez que todo esto está en orden y empiezas a lograr tus metas, tu visión comienza a dar sus frutos. Esto es cuando puedes compartir tus experiencias de crecimiento con otras personas. Volviendo a la metáfora del árbol, un árbol sano empezará a compartir sus frutos. Con estos frutos el árbol puede alimentar a otros. Al igual que con nuestro propósito personal, podemos ayudar a que otros crezcan.