Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Marcha en primera persona

por Patricia Díaz Díaz

Me llena de júbilo y alegría la celebración del primer aniversario de la publicación ¡Cultivar la vida!, al recordarme que seguimos avanzando en el curso de la vida, que nuestro nacimiento marca la pauta de un sendero en el que permanecemos ascendiendo, en ocasiones, aún a costa de nuestra propia intención.

Siempre he creído que hay muchas formas de transitar por nuestra vida, cada quien ha escogido la que ha podido o, más bien, la que ha querido... ante mí se revelan tres distintas maneras de caminar, quizá las que más sentido me han hecho, y seguramente las que mayor aprendizaje me han permitido.

Hay quienes en lugar de caminar, pasean, permaneciendo como espectadores, sin involucrarse, sin ser los verdaderos protagonistas de su historia, dejando que sean los demás quienes decidan, permitiendo que sean otros los que los conduzcan. Así, dejan pasar el tiempo sin asumir que sólo ellos son responsables del tono y la firmeza de sus pasos y que los fines sólo son alcanzables cuando las zancadas están encaminadas a un determinado propósito o intención.

Hay otras personas que sí sienten sus pasos, pueden incluso saber hacia dónde dirigirse, su conciencia les permite verse, sentirse y quizá hasta analizarse, pero algo enturbia su capacidad de ver de manera holística, manchas grises les impiden ver lo que les rodea y también percibir a sus compañeros de viaje, saber cómo son, cómo piensan, qué sienten, qué buscan y qué necesitan de ellos... pueden verse, pero no pueden verlos, percibirse pero no percibirlos, se sienten a sí mismos pero no sienten a los demás...

Por último, están quienes tienen los cinco sentidos potenciados, quienes al caminar, parece que hunden los pies en el piso. En este grupo estamos todos aquellos que parecemos diferentes, los que nos distinguimos del conjunto, los que hacemos preguntas desde que nacemos, los que nos inconformamos, aquellos que buscamos valores más allá de los valores, quienes profesamos la bandera de la libertad interna y la búsqueda de la verdad intrínseca, los que huimos de los dogmas y las reglas, los que dejamos detrás las normas porque volteamos el rostro hacia las opciones que nos ofrezcan justicia y armonía... porque seguimos las huellas de nuestra propia congruencia.

Y tú, ¿paseas, caminas o das pasos firmes?

Para ayudarte a responder esta pregunta puedes contestar el siguiente cuestionario:

Usualmente
En ocasiones
Casi nunca
1. ¿Has establecido metas claras y concretas en algún momento de tu vida?
2. ¿Las has analizado y evaluado?
3. ¿Sueles preguntarte qué te pasa, cómo te sientes, qué podrías mejorar en tu vida?
4. ¿Sueles realizar ejercicios de introspección?
5. ¿Puedes mantener tus decisiones firmes ante las de los demás?
6. ¿Puedes responder rápida y fácilmente a cualquier situación?
7. ¿Cedes fácilmente ante las decisiones tomadas por el grupo?
8. ¿Encuentras fácil expresar tus emociones?
9. ¿Te gusta establecer relaciones profundas con la mayoría de las personas?
10. ¿Te permites sentir dolor, tristeza, alegría, llorar y reír?
11. ¿Te importa lo que le sucede a las personas que te rodean?
12. Cuando encuentras a alguien necesitado, ¿le ofreces tu ayuda?
13. ¿Piensas que es más importante lo que las personas son que lo que parecen?
14. ¿Te interesas más por cultivar tu interior que por "verte bien"?
15. ¿Puedes abrazar, besar y hacer demostraciones de cariño en público?
16. ¿Tratas de captar el significado de lo que se dice cuando alguien está hablando?
17. ¿Puedes escuchar a los demás con simpatía y sinceridad?
18. ¿Notas que no pones atención cuando estás conversando con otros?
19. Cuando conversas con otra persona, ¿tratas de ponerte "en sus zapatos" y comprender sus circunstancias?
20. Cuando estás ante un grupo, ¿te integras fácilmente?
21. ¿Te interesas por temas como la auto-sustentabilidad de las comunidades, el calentamiento global, el ahorro del agua a nivel mundial?
22. Cuando transitas por las calles de alguna metrópoli, ¿ves personas, automóviles, semáforos, y locales; en lugar de pobreza, falta de libertad, desigualdad, injusticia?
23. Ante el sobrecaliento de la tierra, ¿tomas acciones desde tus posibilidades personales y comunitarias?
24. ¿Estás consciente de cómo tus acciones diarias pueden afectar a los otros?
25. ¿Realizas alguna labor comunitaria?


Si respondiste usualmente a la mayoría de las preguntas, seguramente estás avanzando con firmeza, dando pasos sólidos hacia tu estabilidad interior...

Si sólo en ocasiones te permites transitar por ti mismo y encontrarte con los demás, te invito a realizar una caminata con mayor esfuerzo...

En caso de que casi nunca visualices tus propios pasos, te exhorto a girar tu visión en torno a ti mismo con el fin de que evites pasear por tu senda y accedas a sentirla.