Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


El modo de pensar de las personas exitosas

por Max Kezooki

Sin importar quienes sean –hombres de negocio, artistas, deportistas, inventores–, las personas exitosas tienen más cosas en común de lo que piensas. Estas actitudes y cualidades comunes han sido muy eficaces en ayudarles a ver cosas que otros no ven, trascender sus problemas personales y superar a sus competidores. En otras palabras, tienen una mentalidad exitosa.

Tú también puedes desarrollar esta forma de pensar y aprovechar tu poder para cambiar tu vida. Sólo tienes que darte cuenta de que la mitad de lo necesario para tener éxito es estar preparado para ello. Aquí te comparto algunas actitudes de las personas exitosas para que cambies tu forma de pensar...
  • Tienen una visión y enfoque
    Las personas exitosas están condicionadas a mirar hacia adelante, a siempre preguntar qué tal si y por qué no. Es esta curiosidad innata y la apertura a cosas nuevas lo que les ayuda a desarrollar una mente creativa. Una mente creativa puede ver más allá del presente; puede ver posibilidades y combinaciones que de otra forma no están disponibles para las personas con mente cerrada. Es este sentido de la visión y la tenacidad de la atención lo que los mantiene diciendo ¡Eureka!, mientras todos los demás se rascan la cabeza.

    Caso ejemplar: un camionero llamado Malcolm McLean, quien al ver que el contenido de su trailer se cargaba en un barco en 1937, pensó que sería mucho más rápido y más cómodo si la caja de su propio trailer se llevara en su lugar. Esa idea se convirtió en una visión, y esa visión era el envío de mercancías en contenedores, con la que revolucionó la industria del transporte marítimo.

  • Toman riesgos calculados
    Tu conoces las historias de personas que dieron un salto de fe y cayeron sobre un montón de dinero, pero son más la excepción que la regla. La gente exitosa no tienen miedo al riesgo, no lo ven como un peligro, sino como una probabilidad que podría dar lugar a una gran cantidad de resultados posibles, algunos de los cuales muy rentables.

  • No culpan a sus padres
    O a cualquier otra persona, para el caso. Las personas exitosas saben que no deben perder el tiempo señalando con el dedo cuando las cosas van mal. No se molestan en quejarse, en cambio, se suben las mangas y hacen algo al respecto. Asumen la responsabilidad por sus acciones.

  • Aprenden a dar crédito
    La gente exitosa sabe a quien le debe sus logros. Ellos reconocen las contribuciones de otras personas y no pretenden ser lo que no son.

    La gente exitosa es lo suficientemente inteligente como para reconocer un poder superior, independientemente de su fe. Es este reconocimiento el que les hace mantener una humildad y un sentido de integridad y caridad para compartir su riqueza y conocimiento.

  • Nunca dejan de aprender
    El éxito se basa en el fracaso y el fracaso en verdad no es aprender de los errores. Las personas exitosas saben que los errores son inevitables en cualquier área de la vida, pero no toman su fracaso por sentado. Para ellos, fallar en algo es garantía del éxito seguro que tendrán en ello en la próxima ocasión. Oprah Winfrey fue despedida de su trabajo una vez en la televisión. Si lo hubiera dejado ahí, no habría conocido la clase de bendiciones que disfruta hoy en día.

  • No creen en la suerte
    La hacen. Las personas con mentalidad exitosa son inusualmente "afortunadas". O eso es lo que tú piensas. Ellas no poseen una fórmula mágica, sólo saben crear y aprovechar las oportunidades. Prefieren centrarse en las expectativas positivas en lugar de centrarse en los inconvenientes. Y no son fácilmente intimidadas. Son tenazmente persistentes.

    Siempre en búsqueda, las personas exitosas ven los problemas como oportunidades para el cambio. Donde otras personas ven una tierra estéril, ellas ven una ciudad de casinos y hoteles. Mantienen una actitud que está abierta a las posibilidades. Las personas exitosas casi siempre se encuentran en el lugar correcto en el momento adecuado.

  • Aprenden a relacionarse
    Las personas orientadas hacia el éxito reconocen el valor del capital social. Ellas saben que el éxito no es la operación de un solo hombre o mujer. Se rodean de la clase de personas cuyos talentos, habilidades y conocimientos pueden complementar los suyos. Sin importar si son inadaptadas o inconformistas, saben bien quien es el tipo adecuado de personas para trabajar con ellas.

    Las personas exitosas se suman a otras personas que piensan como ganadoras y permanecen alejadas de los pesimistas, mientras se mantienen atentas a pesar de todo. Marcian Hoff fue asignado por su jefe en Intel para trabajar con un grupo que diseñara un chip de silicio para una calculadora de mano. En su lugar, logró crear el microprocesador.

  • Tienen persistencia para superar su condición
    La gente exitosa no siempre comienza con el pie derecho. Algunos, como el diseñador Tommy Hilfiger y la defensora del medio ambiente Erin Brockovich, sufrían de trastornos del aprendizaje, pero nunca dejaron que su condición o su vida familiar les impidiera seguir su camino. No ignoraron por completo sus problemas, pero optaron por centrarse en lo que podían hacer e ir tras ello.

    Caso ejemplar: Denyce Graves creció en los años 70 en un hogar sostenido sólo por su madre, en el que apenas podían ganarse la vida. Denyce quería ser una cantante de ópera, pero había algunos obstáculos en su camino. Al no contar con muchos años de formación, tuvo que aprender los idiomas extranjeros utilizados en la ópera... y era negra. En ese momento, la gente no creía que los negros podrían sobresalir en la ópera. Denyce trabajó más duro que nadie, incluso limpió dormitorios y lavó trastos sólo para pagarse la escuela. Ella llegó a cantar con Plácido Domingo y obtuvo una ovación de pie por su debut en Carmen de Bizet.