Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


No raciones tu pasión

por Ewa Schwarz

Ser apasionado es la esencia del ser humano. Sin embargo, con demasiada facilidad, a medida que envejecemos, perdemos el entusiasmo, perdemos de vista nuevas oportunidades y nos volvemos temerosos. Así que muchas personas sucumben a las limitaciones que les impone la sociedad por creer en esas limitaciones. Por limitaciones me refiero a todas las creencias que nos impiden percibir la experiencia completa de la vida o cualquier otra creencia que disminuya la valía en nosotros o en los demás.

La gente se cansa de los desafíos cuando no saben mirar a los desafíos desde la perspectiva del aprendizaje y la búsqueda de soluciones. Si tu punto de vista es que los retos son difíciles, la vida se vuelve aún más difícil, creando más desafíos. Por supuesto, esto afecta negativamente el cuerpo físico, contribuyendo a la enfermedad. A medida que envejeces estás "más cansado" y pierdes incluso la voluntad de tratar de experimentar pasión. Simplemente no hay energía para ello.

La pasión cambia y evoluciona de la forma en que la experimentamos en la infancia, pero siempre está ahí, disponible para nosotros, ya sea que la experimentemos externamente a través de nuestras experiencias o internamente a través de nuestros sentimientos. Estar apasionado por algo externo se siente bien en el corto plazo, pero qué pasa si desaparece esa fuente externa. ¿Aún te puedes sentir apasionado dentro de ti?

Cómo es que la pasión se va apagando
La gente no suele utilizar las palabras pasión o apasionado para describir a sus hijos a menos que describan que están apasionados de algo. Sin embargo, todos los niños son apasionados por naturaleza, simplemente en la forma en que experimentan la vida. Están llenos de entusiasmo y asombro. Aún no conocen el miedo hasta que se les enseña o tienen una serie de experiencias terribles por su propia cuenta.

Desafortunadamente, algunos niños aprenden sobre el miedo con demasiada rapidez y su pasión se apaga mucho antes. Un mundo amenazante no es un mundo apasionante. Algunos pueden argumentar que cosas como las películas de miedo producen sentimientos apasionados, pero la sensación que se produce como una respuesta de enfrentar o evadir, no es pasión. Activar este mecanismo en cualquier forma es buscar emoción, y no debe confundirse con la pasión que es inherente en ti.

Los niños que experimentan la vida de una manera terrible no se atreven a expresarse por temor a ser lastimados de nuevo. Crecerán con una pasión limitada a menos que puedan abrir la puerta de su corazón de nuevo y se sientan lo suficientemente libres y seguros para explorar abiertamente el mundo una vez más. Como adultos, estos niños buscarán experimentar pasión a través de figuras externas.

Todos los niños, en sus primeros años, aprenden los temores, limitaciones e inseguridades de sus padres, determinando en sus mentes subconscientes que son de alguna manera la causa de la infelicidad o desafíos de sus padres. Esto estimula un miedo en los niños –que aún son incapaces de entender–, y les hace sentir aún más inseguros.

Cuando una persona (un niño) tiene miedo, hace suposiciones. Actúa por temor a enfrentar o evadir en un intento de protegerse a sí mismo. Sin embargo, los padres generalmente no lo ven de esta manera; sólo ven una actuación deliberada y castigan a sus hijos sin saberlo, por lo que es, en última instancia, una falta de comprensión de los temores no resueltos.

Los efectos de madurar en la pasión
No ayuda que la sociedad prefiera que la gente actúe de cierta manera, hable de cierta manera, y se vea de cierta manera con el fin de ser aceptada. Todos los niños son adoctrinados eventualmente para encajar en su sociedad: "compórtate de este o aquel modo".

Sólo unos cuantos pueden desechar estas estructuras y sentirse libres en cualquier ambiente. ¿Si no te puedes expresar libremente, cómo puedes ser apasionado? ¿Si no sientes pasión por ti mismo, cómo puedes expresarte libremente? Algo que resulta paradójico.

La pasión se desarrolla en la pubertad e incluye los sentimientos sexuales y la exploración. Hay, literalmente, una explosión de sentimientos apasionados acerca de casi todo. Los adolescentes no saben qué hacer con esta nueva energía, y sus enfrentamientos con sus padres y otras figuras de autoridad simplemente reflejan la confusión interna dentro de sí mismos. Debido a que no entienden lo que está pasando en ellos, sienten un gran temor en su subconsciente. Cuando sienten la presión de encajar, su propio desarrollo se hace más confuso. Añade la presión de los padres y se alcanzarán muchos puntos de ebullición. No hay mucha orientación en esta área para los adultos jóvenes en el mundo.

La mayoría de los padres no se dan cuenta de cómo se convierten en parte del problema, pensando que sólo les están ofreciendo soluciones a sus hijos. Sin embargo, los padres orientan a sus hijos a que sean como ellos, para bien o para mal, reduciendo la pasión por ser únicos e incomparables.

A medida que los adolescentes se convierten en jóvenes adultos, estos temores subconscientes quedan incrustados en su psique, creando más y más hasta que en cierto punto, tarde o temprano, esta presión explota internamente con la combinación correspondiente de desencadenantes externos. En ese momento se convierte en una lucha por la supervivencia, con poco o ningún espacio para vivir apasionadamente.

Pasión en las relaciones
Finalmente, la mayoría de la gente establece relaciones. Sienten mucha pasión física y emocional al principio, que libera grandes cantidades de químicos que hacen que el cerebro se sienta bien. Cuando dos personas comienzan a pasar más tiempo juntos estos intensos sentimientos apasionados se van desvaneciendo.

La pasión naturalmente cambia y evoluciona a medida que se profundiza la relación. No es la fiebre del principio, pero se vuelve más sólida y menos efímera. El amor puede incluso ser apasionado entre amigos. Se trata de cómo experimentan la vida dos personas juntas, no de cómo la experimentan a través de la otra.

Muchas parejas interpretan por error esta evolución como la muerte de la pasión. Según disminuye la fuente externa de la pasión, todos esos miedos reprimidos empiezan a salir a la superficie. La gente empieza a ver inconscientemente a sus parejas desde la perspectiva de esos temores y comienzan a alimentarse los miedos. Si no se confrontan, generarán sentimientos de separación y de culpa.

La única "pasión" que permanece en muchas parejas son los "animados" sentimientos que surgen con los enfrentamientos, la ira, la culpa y el odio. Pero en realidad esto no es pasión, ya que es lo opuesto al amor. Una intensa reacción emocional no es pasión, es un signo de desequilibrio interno. La falta de pasión percibida en realidad es falta de pasión dentro de uno mismo y para con uno mismo.

Sin amor propio, no hay pasión en una relación a largo plazo. La personas tienen aventuras porque no saben cómo sentir pasión dentro de sí mismos y buscan a otros para sentirse apasionados de nuevo. Una analogía es que una relación es como una droga, es una compensación por una carencia dentro de uno mismo, una forma químicamente inducida a sentirse bien.

Encontrar tu pasión interior
Si realmente quieres experimentar la pasión, su origen es interno. Es tu estar en paz contigo mismo y amarte a ti mismo. Es amar ser quien eres, exactamente como lo eres ahora mismo. Hay alegría en amar todas tus cualidades porque entonces te sientes libre para expresarte, libre de los temores de cómo vas a ser percibido por los otros o por los roles que erróneamente piensas que debes adoptar para tratar de hacer felices a los demás.

Esta libertad interior te permite ser espontáneo, divertirte, experimentar plenamente la vida. No es que te conviertas en un niño otra vez, sino que te permitas la libertad de expresarte plenamente. Para entenderlo mejor, mira a un niño jugar cuando no tiene miedo.

Son absolutamente inconscientes de quién los está viendo o cómo alguien los pueda percibir. Están totalmente absortos en lo que están haciendo. Esa es la esencia que tiene construida la pasión en ellos. Eso es lo que quiero recordarte: Tu esencia y tu libertad, a la vez de tener responsabilidades y desafíos como adulto.

Como otro ejemplo, piensa en las personas que has conocido o visto a lo largo de tu vida. Siempre hay gente que parece que le gusta y es admirada por todo el mundo, que parecen ser como un imán, que atrae a la gente. Si nos fijamos en el denominador común, encontraremos pasión en cada una de esas personas.

Es fácil estar cerca de las personas que son apasionadas, porque no te juzgan. Te sientes más libre cuando estás cerca de ellas. Puedes ampliar la definición de pasión a amor incondicional. Esa es la culminación definitiva de la pasión. Las personas han descrito el gran amor y la alegría que sienten en presencia de una persona que ama incondicionalmente.

Estas mágicas personas no cuentan con alguna habilidad especial o diferente a la tuya. Son personas que viven su pasión a un grado que la mayoría de nosotros no podemos comprender. Y eso está bien porque no tenemos que ser lo mismo. Sólo necesitamos encontrar la manera de evadir las restricciones que imponemos sobre nosotros mismos para encontrar nuestra propia versión de la pasión interior.

Tú puedes aprender a experimentar la pasión de nuevo. Es el mejor tónico para curar cualquier enfermedad, el estrés, todos tus problemas, tu experiencia de vida. Tienes esta vida. Vívela con pasión. No espere más, tú lo necesitas, es lo que eres. Si te has encerrado, busca encontrar la llave para salir, de modo que también puedas experimentar la plenitud y la riqueza de la vida y lo que eres.