Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Nuevas reglas para triunfar en este siglo

por Linda Zander

Todos los barcos "seguros" para alcanzar el éxito parecen haberse hundido. A diario escucho a la gente murmurando una nueva creencia: "Tener éxito no es posible en este momento". El impulso para lograr los objetivos, sueños y aspiraciones propias ha sido arrojado por la borda como un imposible y se ha sustituido por una nueva creencia: "Es un momento desesperado en el que lo mejor que uno puede esperar es soportarlo sin perderlo todo".

La verdad es que todo el mundo aún quiere alcanzar el éxito, hoy más que nunca. Y, no sólo es posible, sino alcanzable. Nuestras esperanzas, sueños y metas todavía viven en nosotros esperando ser liberadas, pero la mayoría de la gente ha perdido el valor para confiar en sí mismas y actuar con sus propios instintos. Nosotros, el pueblo, esperamos que los líderes y expertos mundiales lo averigüen por nosotros. Esperamos que ellos nos ofrezcan un "nuevo camino" para sacarnos de este atolladero, mientras que el poder para provocar el cambio está dentro de cada uno de nosotros. La verdad es que los líderes y expertos mundiales, y nosotros, los miembros de la sociedad, no podemos existir el uno sin el otro. Tenemos la capacidad y corresponsabilidad compartida y colectiva de lograr un cambio positivo.

La única verdad irrevocable que ha surgido durante esta época de "cambios" tumultuosos es que se requiere un nuevo conjunto de reglas y de compromiso para devolvernos la esperanza, la inspiración, la motivación y el éxito de nuevo.

En mi práctica como asesora del Éxito Sostenible, he asistido a muchas personas para alcanzar el éxito de forma continua en esta situación económica y emocional mediante el uso de mis "Nuevas Reglas de Compromiso" para una nueva era de comercio con éxito sostenible. Echa un vistazo a la "vieja manera" frente a la nueva y dale una oportunidad. Muchos, incluida yo misma, estamos logrando nuevos y continuados éxitos, a pesar de que muchos perciben que estamos pasando los peores momentos económicos de nuestras vidas.

Viejas Reglas de Compromiso - Contraproducentes
  1. Estrategias defensivas: Esto crea antagonismo, aversión y la percepción de esfuerzos de "mala fe". Utilizar tácticas defensivas es una estrategia basada en el miedo que crea oponentes en lugar de asociados con quienes generar una riqueza y bienestar duraderos.

  2. Negociar usando correcto vs equivocado: crea conflictos e impide la armonía del beneficio y la ganancia mutua con resultados exitosos.

  3. Ventaja sobre el otro: Ya no vemos la supervivencia del más apto basada en la fuerza bruta. Son los decididos y de mente abierta los que están dispuestos a negociar en paz en lugar del miedo los que producirán ganancias a largo plazo para todos los involucrados.

  4. Falta de transparencia: Produce miedo y falta de confianza. La falta de transparencia no funciona para producir una base sostenible de riqueza y bienestar para los individuos, sociedades o relaciones.

  5. Eliminación por competencia: Trabajar a partir de un modelo de eliminación de la competencia no crea oportunidades entre las personas y entidades que pueden beneficiarse de sus respectivas fortalezas y habilidades.
Nuevas Reglas de Compromiso - Productivas
  1. Estrategias neutralizantes: Examina, expresa y trabaja por un punto medio. Recuerda que la "posición" o "polo" de cada persona es una variación de la misma cosa. Por ejemplo: Una moneda tiene dos caras, pero la moneda no puede serlo sin tener ambos lados. No intentes refutar el otro "lado", reconoce que cada lado tiene validez y trata de unirlos en armonía en vez de insistir en que solo un lado es válido. Esto evita el caos y crea estabilidad y armonía.

  2. Negocia mediante el intercambio de información con mentalidad abierta: No hay tal cosa como bueno o malo. Hay interpretación de hechos y cifras. Ten disposición de escuchar, reflexionar y comprender la interpretación de los datos, cifras, etc., de la otra parte. Entender su forma de pensar y compartir la tuya es el puente para crear soluciones comunes y resultados exitosos.

  3. Construcción de relaciones: Alcanza una posición neutral y condiciones de beneficio mutuo a largo plazo para todos los interesados, observando cada interacción, negociación, situación y evento como una perspectiva a largo plazo. Aborda las situaciones desde una actitud que construya relaciones de cooperación en lugar de oposición.

  4. Transparencia diplomática: Transparencia es tener el coraje de hacerte responsable de tu propia verdad y luego tener la voluntad de compartirla. La verdad es lo contrario del miedo, es la única vía para el éxito sostenible, ya sea financiero o de una relación. Ocultar la verdad engendra miedo y falta de confianza. Tener el valor de compartir la verdad es la base para establecer el éxito, la auto-confianza y la intimidad sostenible. Transparencia es saber qué, cuándo y cómo compartir tu verdad con compasión.

  5. Comercio no-monista: Comprende y trabaja desde una mentalidad que sabe que no existe una fuente única para un crecimiento, expansión y éxito positivos. Muchos de nosotros bloqueamos la posibilidad de que haya nuevas oportunidades o alternativas potencialmente superiores. Ábrete a otras perspectivas. Ten confianza en tu oferta y reconoce cuándo dejar pasar una oportunidad que no se esté desarrollando de acuerdo a tus valores. Confía en que siempre hay abundancia de oportunidades que pueden llenar el espacio que se acaba de abrir.
El emprendedor exitoso del siglo 21 es el que entiende que la única "cosa segura" es actuar siendo congruente con sus propios valores y tiene el coraje, la convicción, la persistencia y la integridad de sostener esa verdad. Desde tu posición de integridad vas a lograr lo "imposible" y serás un motor para crear el nuevo modelo de comercio del siglo 21. El modelo que se basa en: integridad, auto-confianza y verdad; fe en vez de miedo, alianza estratégica en vez de competitividad hostil y, por último, certeza de que existe en la vida un constante estado natural de oportunidades para lograr una riqueza y bienestar sostenibles.