Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Un equipo saludable y una relación sana

por Dr. Alan Zimmerman

Durante las últimas tres décadas, los especialistas en matrimonios han investigado los ingredientes para lograr un matrimonio feliz. Como resultado, sabemos más acerca de como establecer un matrimonio feliz que nunca antes.

Lo interesante es ... los expertos en construir equipos han investigado los componentes para establecer un equipo eficaz durante aproximadamente la misma cantidad de tiempo. Y sus conclusiones son bastante similares. ¿Qué hace que un matrimonio feliz tienda a construir un equipo eficaz y viceversa.

Cuando yo trabajaba en ventas, de vez en cuando escuchaba decir a algún compañero: "Vender no sería tan malo si no fuera por los clientes". Y cuando daba clases en la universidad, de vez en cuando oía decir a otro profesor: "Me gusta mucho la enseñanza. Es a los estudiantes a los que no puedo soportar".

Lo que no entendían eran las RELACIONES ... la importancia de las relaciones y el proceso de las relaciones. Y lo mismo podría decirse de una relación matrimonial o de una de equipo. Hay 10 cosas que tienes que saber y hacer si quieres que funcione ...
  1. Se requiere de una comprensión realista de lo que una relación puede y no puede hacer.
    Como terapeutas matrimoniales los Dres. Les y Leslie Parrott dicen: "El matrimonio es, en realidad, sólo una forma de vida. Antes de casarte no esperabas que la vida fuera color de rosa, pero parece que esperas que el matrimonio sí lo sea. Y, trascender el mito del eterno romance hará más que cualquier otra cosa en ayudar a construir un matrimonio feliz para toda la vida".

    Me recuerda a un abogado que atiende muchos casos de divorcio que me dijo que la razón número uno por la que dos personas se separan, es que "se niegan a aceptar el hecho de que están casadas con un ser humano". La creencia en un matrimonio "feliz por siempre" es uno de los mitos más generalizado y destructivo de nuestros días.

    Del mismo modo, los equipos en las empresas harían bien en tener una comprensión realista de lo que es una relación de equipo. Los equipos son sólo otra forma de trabajar. Y HABRÁ problemas ... Esto REQUERIRÁ un poco de paciencia y habilidad para obtener los resultados que desea.

  2. Ten una percepción realista de la otra persona.
    La pérdida más dramática experimentada en un matrimonio de recién casados es la imagen idealizada que tienen el uno del otro. Tarde o temprano la realidad se hará presente: y se darán cuenta de que no se casaron con la persona que pensaban.

    Es por eso que el autor John Fisher aconseja: "El éxito en un matrimonio no se basa en encontrar a la persona "correcta", sino en la capacidad de ambos para adaptarse a la persona real con la que inevitablemente se dan cuenta que se casaron". Del mismo modo, si estás en un equipo en el trabajo, es importante darse algún tiempo para llegar a conocer entre sí. Cuanto más entiendas sus fortalezas y evites sus debilidades, más fuerte será tu equipo.

  3. Establece una comunicación significativa.
    Según Gary Smalley, autor de varios libros sobre la comunicación conyugal, "Muchas parejas, pensando que se conocen íntimamente, han convivido en un nivel superficial durante años. Desafortunadamente, los matrimonios de este tipo son la norma y no la excepción". En esencia, no han podido comunicarse. O, puede que hablen, pero eso es muy diferente a una comunicación verdadera. Hablar es compartir datos, tales como "Voy a estar en casa a las cinco ... y ... Comamos espaguetis en la cena". La comunicación es compartir tiempo de calidad ... compartir lo que realmente eres, lo que piensas y cómo te sientes.

    Sin embargo, muchos adultos tienen miedo de compartir sus sentimientos ... o están "demasiado ocupados" para comunicarse profundamente con su cónyuge. Como resultado, estas personas pasan diez años compartiendo un matrimonio en el que siguen estando solos. Descubren que su soledad no tiene nada que ver con su proximidad a la otra persona. Se trata de la falta de comunicación continua y profunda.

  4. Mantente enfocado en tu meta.
    Es lo que distingue a dos personas que "simplemente" viven juntas, de dos personas que "realmente" se casaron. Las personas realmente casadas tienen un objetivo común que quieren lograr. Es lo que distingue a un grupo de personas de un equipo. El grupo debe trabajar estrechamente entre sí y tener un objetivo común que todos estén tratando de lograr. Cuando no puedes ver tu objetivo, vas a tener problemas.

  5. Respeta las diferencias.
    En las etapas iniciales de una relación, las diferencias tienden a atraer. Las encontramos fascinantes. Pero muchas veces, después estas mismas diferencias pueden convertirse en una fuente de irritación en la relación.

    Es una lástima, porque las diferencias son una fuente de poder ... cuando se reconocen, respetan y utilizan. El Dr. Ernest Bormann, uno de los principales investigadores en el mundo sobre la eficacia en los equipos y asesor de mi doctorado, encontró pruebas irrefutables de que los mejores equipos siempre estaban compuestos de una gran variedad de personas con diversas habilidades. La variedad de talentos permitió que estos compañeros de equipo encontraran las mejores soluciones que combinaban la mejor aportación de cada uno.

    Así que cuando se trate de tu equipo ... o de tu relación ... aprende a celebrar las diferencias y aprende a utilizar las fortalezas de cada uno. No pierdas el tiempo tratando de combatir las diferencias de la otra persona o de convertirla en alguien como tú. Es contraproducente, y no va a funcionar de todos modos.

  6. Mantén una actitud positiva.
    Pocas cosas son más contagiosas y poderosas que las actitudes. Y la actitud que tengas en tu matrimonio o tu equipo, tendrá un enorme impacto en los resultados que obtendrás.

    Como la más importante autoridad mundial acerca de las actitudes, el Dr. Norman Vincent Peale declaró: "Hay una ley fundamental de que los semejantes se atraen. El pensamiento negativo sin duda atrae resultados negativos. Por el contrario, si una persona habitualmente piensa con esperanza y optimismo, su pensamiento positivo produce que se movilicen las fuerzas creativas, y el éxito ... en lugar de eludirla ... fluye hacia ella".

    Estoy totalmente de acuerdo con él. Rara vez he visto un matrimonio feliz o un equipo eficaz integrado por personas negativas. Como dice el autor Tom Blandi, "Nuestras actitudes controlan nuestras vidas. Las actitudes son un poder secreto que funciona 24 horas al día, para bien o para mal. Es de suma importancia que sepamos aprovechar y controlar esta gran fuerza".

  7. Comparte momentos significativos.
    El filósofo Paul Tournier fue directo al punto. Escribió: "Amar es compartir nuestro tiempo. Nunca damos la impresión de que alguien nos importa cuando tenemos prisa".

    En el loco y ocupado mundo de hoy, hay pocos recursos más preciados que el tiempo. Es mucho más fácil darle a nuestros compañeros cosas que tiempo. Y es más fácil darle a nuestros compañeros de equipo asesoramiento rápido y marcharnos, que compartir tiempo discutiendo y tomando decisiones.

  8. Construye la amistad.
    Hace tiempo vi un cartel que decía: "No camines trás de mí, porque puede que no sepa el camino. No camines delante de mí, porque puede que no te siga. Tampoco camines junto a mí. Así que mejor déjame en paz". Por supuesto que me hizo reír, pero también pensé en lo trágico de que alguien realmente creyera lo que decía.

    La investigación dice que las personas felizmente casadas parecen saber que se necesita más que rosas y romance para lograr que una relación funcione. Se necesita amistad, aun siendo los mejores amigos entre sí.

    Después de todo, los mejores amigos no dejan que las cosas se pongan difíciles. Se solidarizan contigo, dándote el aliento que proviene no sólo de conocerte bien, sino de amarte en cualquier circunstancia. No te des por vencido cuando las cosas parezcan imposibles. Ellos te respaldan sin hacerte sentir vergüenza. No les importa si les cuentas la misma historia, porque les gusta verte reír. Y como cualquier relación de calidad, una amistad se construye. No se da por casualidad.

    Lo mismo puede decirse de los equipos sanos y productivos. Los miembros del equipo suelen ser amigos o por lo menos amables entre sí. Es por eso que las reuniones, conferencias y convenciones son tan importantes. Además de aprender nueva información y nuevas estrategias, los miembros del equipo llegan a conocerse. Y en igualdad de condiciones, la gente tiende a cooperar con quienes conoce, se sienten bien y tienen confianza.

  9. Diviértanse juntos.
    Como dicen Bill y Lynne Hybels, consejeros matrimoniales desde hace mucho tiempo: "Hasta los mejores matrimonios realizan una enorme cantidad de trabajo. Si no hay diversión para equilibrar el trabajo, incluso los cónyuges más comprometidos comienzan a perder motivación y energía. Hemos aprendido que las experiencias mutuamente agradables y divertidas pueden ayudar a curar heridas y establecer un puente entre las frustrantes diferencias".

    ¡Por supuesto! Pasen un buen rato juntos. Cuanto menos tiempo tengan para divertirse, más lo necesitarán. Como escribió el autor William Quill (1889-1981): "Mucha gente se pierde de su parte de felicidad, no porque no la haya encontrado, sino porque no se detuvo a disfrutarla".

    Lo mismo ocurre con los equipos en el trabajo. Obviamente tienen una gran cantidad de trabajo a realizar, pero tienden a lograr más si dejan tiempo para pasar un buen rato de vez en cuando. Como dice el refrán, "el equipo que juega unido, permanece unido".

  10. Aprende a perdonar y perdonarte.
    En cualquier relación o en cualquier equipo habrá conflictos, desacuerdos y decepciones. El secreto es perdonar a las personas involucradas, aprender de los errores, y hacerlo mejor la próxima vez. Si no puedes hacer eso, estás condenado. Como lo ve el autor Ed Wheat, "Para la mayoría de nosotros el matrimonio se convierte en una serie de sorpresas, y una de ellas es la frecuencia con la que tenemos que perdonar y ser perdonados ... Incluso la mejor relación no puede permanecer intacta durante mucho tiempo sin perdón". Por supuesto, muchos de ustedes dirán: "No puedo perdonarle por cómo hirió mis sentimientos ... nunca la voy a perdonar por cómo me saboteó en el trabajo ... y no puedo perdonarlo después de todo lo que me hizo". Si esto te suena familiar, es que no lo has entendido.

    El perdón se trata de liberarse uno mismo. Como dice el sacerdote Tope Popoola: "La amargura y el espíritu que no perdona se puede comparar a tomar veneno y esperar que otro muera por el efecto".

    Otros de ustedes pueden decir que no pueden perdonarse a sí mismos. Te has equivocado en el hogar o en el trabajo y lo sabes. Sí, necesitas hacer una pausa y considerar lo que sucedió con el fin de aprender. Pero esa pausa no debe convertirse en un estilo de vida estancada. Mira tus errores del pasado, pero no te quedes ahí.

    Es un poco como el espejo retrovisor de tu automóvil. Es mucho más pequeño que el parabrisas por una buena razón. Su tamaño es proporcional a la cantidad de tiempo que debes pasar mirándolo. Sí, es necesario echar un vistazo al espejo retrovisor para ver lo que viene detrás de ti. Sin embargo, la mayoría de tu tiempo debe transcurrir de cara al futuro, aprende de los reveses, y luego mira hacia adelante.
Los matrimonios felices y los equipos efectivos tienen estas 10 cosas en común. Y no tienen nada que ver con la buena suerte o una genética afortunada. Se trata de saber y utilizar las habilidades adecuadas.

¿Cuál de las relaciones y/o habilidades de equipo antes mencionadas le produciría el mayor beneficio a tu vida o a tu carrera? A continuación, enfócate en lo que puedes hacer para mejorar en esa área.