Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


El poder de la perseverancia

por Gary Ryan Blair

La perseverancia no tiene igual. Es más importante que el talento; más poderosa que la inteligencia; y más resistente que la mejor estrategia. Si bien no todos podemos presumir de ser genios, de poseer una belleza sobresaliente o haber estudiado en la mejor escuela, todos podemos ser perseverantes. Es una gran virtud nunca darse por vencidos.

Nada enfoca la mente o pone a prueba el carácter como una meta demandante -como puede ser el deseo de ser mejor que lo que es, ser la persona completa que está destinada a ser-, pues antes de que la logre, usted experimentará tanto el triunfo como el fracaso.

Ningún logro importante en su vida estará libre de obstáculos: limitaciones físicas, la imprevisibilidad de la naturaleza, la Ley de Murphy, o la resistencia del mundo exterior. Esté agradecido por todos los obstáculos, porque estos son el terreno de práctica, ya que cada nueva victoria le prepara para una mayor victoria en el futuro. Al final, usted expresa su grandeza, no por los actos que realiza como madre, padre o líder, sino por la resistencia y fortaleza que hicieron posibles esos actos.

El crecimiento de cualquier tipo requiere de una lucha personal; la perseverancia mantiene viva la esperanza en medio de desafíos e incertidumbres y, al enfrentar obstáculos y reveses, le ayuda a seguir avanzando. Sin embargo, podría ser tentador darse por vencido y dejar de lado sus sueños.

Vivimos en la era de la satisfacción inmediata. Lo que queremos, lo queremos ahora, y de la forma en que lo ordenamos. Sin retrasos; sin sustituciones; sin excusas. Lamentablemente, muchas personas ven de esa manera el realizar nuevas tareas o el lograr la mayoría de sus objetivos. Queremos que el crecimiento suceda de un día para otro, dominar una habilidad de forma instantánea y lograr un desempeño impecable al primer intento. Pero esta no es la forma en que opera el éxito. La paciencia y la perseverancia son la base fundamental de lo que resulta ser verdaderamente exitoso.

El ritmo es irrelevante en la perseverancia. No importa que vaya despacio, siempre y cuando no se detenga. La perseverancia constante, la paciencia y conseguir un poco cada día, es más valiosa que la prisa excesiva por avanzar y el empeño entusiasta -emocional y temperamental- de la persona .

La paciencia y la perseverancia son dos de las cosas más difíciles de mantener por aquellos cuyo compromiso se pone a prueba de fuego. Si persiste pacientemente en hacer bien las cosas, como consecuencia conseguirá los resultados deseados. Sin embargo, si queremos lograr un resultado exitoso, la perseverancia es nuestra UNICA opción. Si usted pierde la paciencia y deja de ser perseverante, se perderá de conseguir una victoria. Mientras esté dispuesto a hacer lo que sea necesario por el tiempo que sea necesario, nadie podrá impedir que llegue a su meta.

Por último, recuerde siempre que en los esfuerzos por lograr sus metas usted será sacudido y cuestionado. Será criticado y tendrá oposición. Va a ser combatido y menospreciado. Usted luchará y caerá. Pero al saber que cuenta con el poder de la perseverancia, usted se levantará y lo intentará una vez más.