Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Sufrimiento y felicidad

por Charlie Badenhop

Una paradoja es una especie de acertijo o enigma. Una paradoja es una idea, una creencia o una declaración que parece ser contradictoria o absurda, pero que en realidad expresa una posible verdad.

De vez en cuando todos quedamos atrapados en "La paradójica diferencia entre lo que pensamos y lo que sentimos". Otra forma de decirlo es que a veces todos quedamos atrapados en "La paradójica diferencia entre lo que pensamos y lo que realmente hacemos".

Te habrás visto ante esta paradoja si alguna vez te dijiste a ti mismo, "Sé que realmente debería estar haciendo X (el comportamiento beneficioso de tu elección), pero por alguna razón no puedo ponerme a hacerlo".

¿Por qué es que tu pensar y tu hacer, o tu pensar y sentir, a veces parece que se contradicen entre sí? ¿De qué se trata esta contradicción? Hago estas preguntas porque creo que la respuesta que demos nos puede ayudar a sufrir menos y a ser más felices en general.

Me parece que en el transcurso de vivir nuestras vidas la mayoría de nosotros perdemos el contacto con lo que realmente nos hará felices. Hemos llegado a pensar que nuestra felicidad depende de otras personas, nuestros logros, y la riqueza y el poder que logremos. Conseguimos un buen trabajo, nos casamos con una persona agradable, y tal vez incluso compramos una casa nueva. Sin embargo sentimos que de algún modo falta algo.

Creo que esto es así porque aún tenemos que entender cuáles son las condiciones que nos conducen a que se realice nuestro sentimiento. De hecho, creo que es nuestro concepto de felicidad lo que nos impide conseguir lo que realmente queremos y necesitamos. Tomado de algunos conceptos del budismo, te propongo lo siguiente:
  1. El sufrimiento existe. No hay manera de evitarlo. De vez en cuando todos sufrimos.

  2. El sufrimiento tiene causas. Cuanto más puedas entender y asumir la responsabilidad por cómo creas tu sufrimiento, más te darás cuenta de que no eres una víctima de la vida.

  3. La felicidad es posible. No siempre es "fácil" ser feliz, pero no obstante, la felicidad siempre es una posibilidad.

  4. Hay un camino que conduce a la felicidad. Te mantienes en este camino cada vez que eres consciente de tu experiencia y estás agradecido por lo que tienes.

  5. El camino a la felicidad nunca es una línea recta. Es necesario que sigas el camino que la vida te ofrece, independientemente de si parece que te conducirá o no hacia ella.

  6. Tu intelecto no es suficiente para ayudarte a entender quién eres y lo que realmente necesitas. La sabiduría de tu cuerpo y tu ser emocional también necesitan ser escuchadas para servirte de guía.

  7. Nada permanece igual. El sufrimiento y la felicidad son efímeros. Ambos van y vienen varias veces a lo largo de tu vida.

  8. La razón por la que estás sufriendo tiene poco que ver con las circunstancias de tu vida y todo que ver con tu presente modelo del mundo. Cuanto más tiempo creas que tu estado emocional se debe a las circunstancias actuales de tu vida, más difícil encontrarás ser feliz.

  9. Cultivar la felicidad te lleva a descubrir quien eres en verdad. El auto-descubrimiento y la paz mental van de la mano.

  10. Cuanto más comprendas quién eres en verdad, más sentirás el universo como tu casa.

  11. Todo es como debe ser. Nada más y nada menos.
Te deseo lo mejor en tu búsqueda de la felicidad. Muchas experiencias maravillosas te esperan, y de vez en cuando también un poco de sufrimiento.