Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Superar los obstáculos del cambio

por Robert Darby

La magnitud de los daños psicológicos o emocionales que mantenemos desde el proceso de crecimiento, y nuestra adaptación a una sociedad disfuncional, determinará el nivel de control de daños y la dificultad para superar los efectos de esas influencias. Aquí les presento algunos métodos que me ayudaron a superar los retos más difíciles.

El entorno disfuncional
Cabe señalar, desde el principio, que los obstáculos mencionados en este artículo son de naturaleza grave. Comparto estas estrategias y técnicas para tratar con ellos porque son las mismas que para una disfuncionalidad de menor importancia. La diferencia es sólo en grado y profundidad. Además, una de las preguntas más comunes que me hacen respecto a la mejora personal es "¿cómo pueden las cosas que nos pasaron hace tanto tiempo afectarnos todavía?"; y la segunda pregunta más común es "¿cómo saber si algo está mal?" La respuesta a la primera cuestión es: esas cosas todavía actúan en nuestras vidas, simplemente no nos damos cuenta de su existencia porque nos cerramos a tomar conciencia de ellas hace mucho tiempo. La segunda pregunta nos conduce a la puerta que nos abre el camino de la auto-sanación: la conciencia de uno mismo.

Vivimos los efectos de los daños porque ya no los reconocemos como lo que son. Los damos por sentado, nos hemos acostumbrado a ellos, nos sentimos cómodos con ellos y por lo tanto, no los cuestionamos. Incluso el componente físico de los daños se oculta de nosotros, porque nos hemos vuelto insensibles al dolor de los sistemas musculares tensados gravemente. Sí, no hay separación entre la mente y el cuerpo, podemos separarlos intelectualmente para hablar de ellos y estudiarlos, pero en el mundo real, el daño mental tiene un efecto colateral sobre el cuerpo. Un hecho que será muy útil más adelante. Por ahora, sólo toma en cuenta que los efectos del daño toman forma de autoengaño y negación, así como de áreas adormecidas de nuestro cuerpo de las que ya no somos conscientes.

Conciencia de ti mismo, la primera puerta
Por supuesto, esta es la primera puerta por la naturaleza oculta de los problemas. Casi nadie se da cuenta de que ha sufrido algún daño en primer lugar, así que ¿por qué tendríamos que arreglar lo que no pensamos que está descompuesto? La verdad es que hemos llegado a ser tan buenos en el autoengaño que podemos eludir el confrontarlo y el único precio que tenemos que pagar es la conciencia. El autoengaño y la conciencia no pueden compartir el mismo espacio. Este es el primero y uno de los obstáculos más difíciles que enfrentaremos.

Primero tenemos que armarnos con un poco de información, un poco de trabajo de preparación por así decirlo. Por su misma naturaleza, el camino de auto-sanación es un viaje por territorio desconocido y poco familiar. Piensa en lo que va a significar en términos de nuestros sentimientos cómodos de seguridad, una seguridad construida sobre la base de nuestra negación. Prepárate a sentirte amenazado, prepárate para sentirte incómodo, prepárate para encontrarte con el fantasma de sentimientos ocasionales de pánico. Entonces, ¿cómo nos preparamos para estas experiencias? Con compasión, perdón y paciencia.

Las luces están encendidas, pero ¿hay alguien ahí?
En un mundo orientado a la gratificación instantánea de todos los caprichos, deseos e impulsos, que está reforzada por la agenda comercial que sirve a los intereses de un sistema económico en lugar del interés por las especies vivas, no es de extrañar que los esfuerzos por la auto-conciencia , si es que se tienen en algún momento, rara vez vayan más allá del primer encuentro con la frustración. La idea de que no vivimos en el aquí y ahora rara vez ocurre en la mayoría de nosotros, así que no nos damos cuenta de que vivimos sobre todo en el pasado y el futuro... en fantasilandia.

Nuestro éxito en este viaje va a depender en gran medida de nuestra capacidad para entender nuestro enorme poder, que en sí mismo a veces es un gran reto. Debemos entender que mientras que el pensamiento es una parte de ese poder, pensar no es saber, y que los pensamientos en sí mismos son estériles y tienen poco poder para causar algún efecto. Debemos involucrar el poder de los sentimientos intensos en la ecuación. Los primeros sentimientos deben ser el deseo de cambiar y la voluntad para llevarlo a cabo.

Armados con ellos, podemos comenzar nuestro viaje de auto descubrimiento, y la primera y más poderosa herramienta para esto será la meditación. El concepto de la meditación se ha asociado con diversas religiones, ya que es una gran herramienta para el desarrollo de las habilidades específicas necesarias para el logro de la conciencia espiritual y la iluminación. Pero la meditación es una herramienta con múltiples beneficios que desarrolla el enfoque, la concentración, la conciencia, el silencio y la capacidad de permanecer en el aquí y ahora. Es también el mecanismo por el cual podemos ponernos en contacto con nuestro cuerpo físico, de tal manera que los profundos problemas psicológicos y/o emocionales se revelen, y que de otro modo podrían estar fuera de nuestro alcance.

El objetivo de la meditación, por supuesto, es llevarnos al único lugar y tiempo que realmente existe, el aquí y ahora, y es sólo aquí donde podemos aprender sobre nosotros mismos y darnos cuenta de lo que tiene que ser trabajado y lo que está bien.

Poder y Reconstrucción
Finalmente llegamos a un punto donde tenemos que reemplazar lo malo por lo bueno, lo negativo por lo positivo, lo disfuncional con armonía y ritmo. Tenemos que encontrar nuestro camino de regreso al ritmo de la vida.

Esta parte tampoco es fácil, pero si superaste el reto de la auto conciencia lo suficientemente bien, al menos tienes algunos objetivos definidos para trabajar y hay herramientas probadas por ahí que podemos utilizar para rehacernos de acuerdo a los nuevos conocimientos y comprensión . El principal objetivo esencial en el cambio de uno mismo es el proceso de cambiar las creencias fundamentales acerca de nosotros mismos, nuestro mundo y la realidad.

Cuando aprovechamos el poder del condicionamiento mediante el uso de herramientas como afirmaciones, visualizaciones y la meditación, y usamos el poder de la creencia, podemos implementar cambios fundamentales que se traducirán en cambios en el sistema que se manifestarán en cada detalle de nuestra vida. Estas herramientas están diseñadas para ayudarnos a alcanzar un nivel de conciencia que nos permite trabajar con el extraordinario poder de la mente subconsciente. Una vez que aprovechamos este poder, la mayoría de las cosas parecen ubicarse en su lugar por arte de magia.