Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Siete aspectos para tomar buenas decisiones

por Connie Butler

Independientemente del negocio en el que estemos, en qué proyectos trabajemos o cuáles sean nuestros intereses en el mundo, todos estamos en el negocio de establecer relaciones. En los negocios siempre estamos cultivando las relaciones con los empleados, con los posibles clientes, con los colegas. En nuestra vida personal el lugar que ocupan las relaciones suele ser más evidente y más importante. Y nuestra relación profunda con nosotros mismos es la esencia de cómo manejamos y hacemos crecer cada una de esas otras relaciones, y, por lo tanto, nuestras vidas.

En cada momento de nuestra vida profesional y personal enfrentamos decisiones, una tras otra, que se crean y mueven a lo largo del paisaje de nuestras vidas. ¿Qué criterio utilizas para tomar buenas decisiones? ¿Qué puntos de referencia empleas para medir la toma de decisiones? La cuestión de las relaciones y la toma de decisiones son muy afines. Si estamos en contacto cercano y claro con nuestro propio ser, nuestra sabiduría, nuestras facultades intuitivas, las decisiones que tomemos tienen más probabilidad de mantenernos en movimiento a lo largo de un camino que sea íntegro con nuestros valores y objetivos reales. Cuando permitimos que la prisa de los acontecimientos nos desconecte de ese pozo profundo de la comprensión y la visión, todo lo que hacemos sufre. Escucho una y otra vez decir a los clientes que no hay el tiempo y cómo la premura debe determinar sus opciones y, a menudo, su dirección. Yo no soy inmune a las presiones y demandas del mundo en que todos vivimos, pero si se quiere de alguna manera afectar al mundo de manera positiva y desarrollar una vida que valga la pena vivir, debemos encontrar algo de tiempo para permitir el crecimiento y el desarrollo de lo que nos dará la base, creatividad y energía para tomar buenas decisiones en todo momento.

¿Cómo se puede cultivar esta relación o conexión esencial con uno mismo? ¿Qué la fomenta? Para mí, a veces en un ambiente de mucho trabajo es la presencia de la belleza o la relación de amistad que he desarrollado con mis colegas. Mis hábitos mentales cotidianos y una caminata inspiradora contribuyen a ello. A veces es tomarse el tiempo para detenerse y dejar que el silencio esté presente para poder percibir el siguiente movimiento. Sé que cuando hago esto mis decisiones son más equilibradas. Cada uno de nosotros debe mirar en sí mismo, en los mentores y maestros para cultivar prácticas sencillas que podamos integrar a nuestras vidas.

Cuando somos capaces de hacer esto, mantener una conexión más fuerte con ese núcleo dentro de nosotros, se produce un sentido de fortaleza y poder que facilita nuestras relaciones y decisiones. Por supuesto, nuestra toma de decisiones considera los hechos, pondera los posibles resultados y la historia del tema en cuestión. Pero si estás tomando una decisión, el contexto en el que lo haces es el estado en el que te encuentras: tus pensamientos, claridad y conexión con el pozo profundo del ser. Esto influye directamente en tu percepción, comprensión, apertura a las opciones y soluciones, y el flujo de tu creatividad. Debemos recurrir a nuestra propia comprensión y visión más profunda para informar a nuestras elecciones.

Por lo general, cuando hemos cultivado esta conexión esencial, es más fácil ver o sentir lo que se requiere en una situación. Sentimos nuestro propio poder con mayor facilidad para mantenernos firmes de cara a opiniones o fuerzas en conflicto. Podemos mantener una perspectiva que atienda la situación y se empiece a mover de alguna manera creativa y positiva.

Creo que las buenas decisiones son las que implican una mayor capacidad, más libertad para nosotros y para los demás, y las que permiten un crecimiento continuo en la situación. Esta es una manera de ver las opciones cotidianas y cómo están o no contribuyendo a ello.

Creativas
Una buena elección incita tu creatividad, tu interés por encontrar soluciones que no son evidentes. Tu cuerpo las siente bien porque puede sentir que se involucra la energía de tu creatividad. Esto en sí mismo es satisfactorio.

Saludables
Frente a una decisión siempre puedes ver cual es la ruta más saludable, tanto para ti mismo como para los involucrados, y tal vez incluso para el futuro. Las culturas nativas saludables a menudo toman decisiones basadas en el impacto que pueden tener para las generaciones venideras. Hemos perdido esa visión de largo alcance y con frecuencia tomamos decisiones de corto plazo que van en detrimento de toda la situación más allá de lo evidente.

Abiertas
¿La decisión te mantiene abierto a otras posibilidades? ¿Te conduce a un campo más amplio de oportunidades? ¿Eres capaz de hacerlo de manera objetiva, opuesta a un estado emocional reactivo?

Inspiradoras
La inspiración generalmente es resultado de una buena decisión. Incluso si la solución es difícil o los pasos siguientes son peligrosos, tú sabes que estás haciendo lo mejor posible en la situación; que en sí misma aumente tu autoestima y la energía disponible en la situación o sistema.

Vinculantes
El aislamiento a menudo es el subproducto de decisiones cuestionables. Ya sea el aislamiento de los demás, de nosotros mismos, o de nuestros talentos y habilidades. Pero cuando mantenemos esas conexiones básicas se puede navegar con más seguridad en territorio nuevo y desconocido implícito en algunas opciones.

Que habiliten
Al final del día, ¿eliges las opciones que sientes que te facultan como autor de tus propias decisiones o te sientes atrapado en una telaraña de confusión? Si esto último es cierto, es el momento de dar un paso atrás y empezar a tener una visión más amplia de los temas en cuestión.

Con Alma
Por último, las opciones que utilicen la conexión con tu alma y sirvan para apoyar ese vínculo, son las que producirán el fruto más rico.

Pregúntate a ti mismo, ¿esta elección invita a la creatividad? ¿Conduce a acciones saludables que apoyen una actitud abierta y oportunidades que motiven inspiración de algún tipo? ¿Te habilita a ti y a los otros para mantener el alma, la energía, el corazón y la orientación disponible en todo momento? Las opciones de este tipo crean energía, no la drenan; se sienten bien en nosotros y al final del día podemos estar tranquilos sabiendo que, independientemente del resultado, habremos hecho lo mejor posible.

Somos los autores de nuestras vidas y nuestros negocios. A pesar de que nos encontramos dentro de un campo más amplio de fuerzas, historias y presiones, cada uno de nosotros tiene a su disposición la sabiduría creadora, y la creatividad que nos ayude a navegar por el paisaje a veces caótico de todos los días.