Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Los Límites del Crecimiento = Los Límites del Ego (I)

por Eugin Ecke

A finales del mes de noviembre del año pasado, justo cuando daba inicio la Cumbre Ambiental en la ciudad de Cancun, me invitaron a dar una conferencia en una institución de estudios superiores, relacionada con la educación para la sustentabilidad.

Para preparar esta ponencia tuve que realizar algunas investigaciones. Entre ellas decidí pedir la actualización de los 30 años del reporte "Los Límites del Crecimiento" (Limits to Growth), cuya edición original de 1972 leí en su momento (se editó en español y muchos otros idiomas y su difusión tuvo un gran éxito - 30 millones de copias vendidas) y de la cual no sabía que se habían publicado una actualización de los 20 años (1992) y esta última de los 30 años (2004).

Este reporte originalmente le fue encargado a un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) por la agrupación conocida como El Club de Roma, dadas las habilidades de los investigadores que podía reunir esa institución educativa y las capacidades tecnológicas para llevarlo a cabo (en ese entonces se alimentaba la información en gigantescas computadoras mediante tarjetas perforadas y no cualquier institución contaba con esos recursos).

El Club de Roma se constituyó como un grupo integrado por personalidades de la ciencia y la política, interesadas en, por primera vez, tener un informe confiable que sirviera para ubicar nuestro destino en caso de que una desequilibrada relación con el medio ambiente estuviera poniendo en riesgo el progreso de nuestra civilización.

El grupo de trabajo en el MIT se integró por la Dra. Donella Meadows —directora del proyecto— química, biofísica y profesora de estudios medioambientales, especializada en dinámica de sistemas (quien falleció prematuramente en 2001 antes de que se publicara la última edición); Jorgen Randers, Presidente Emérito de la Escuela Noruega de Alta Dirección; y Dennis Meadows, profesor en Análisis de Sistemas y director del Instituto de Investigaciones Políticas y Sociales en la Universidad de New Hampshire. Bajo el liderazgo de estos tres sobresalientes académicos se sumaron otros 16 colaboradores de todo el mundo con grado académico de doctorado en su respectiva especialidad.

La edición de los 20 años sirvió para verificar los pronósticos presentados en el reporte original de 1972. Desafortunadamente sus vaticinios resultaron ser ciertos en todos los rubros: crecimiento de la población, producción alimentaria, producción industrial, expectativa de vida. Aunque en ese momento (1992) esos índices denotaran un "progreso", ya se estaba lidiando con el problema del agujero en la capa de ozono.

En la edición más reciente (2004) ya se identificaba un exceso (overshoot) en nuestras emisiones de CO2, que sobrepasaba la capacidad de ser asimiladas por la naturaleza (tema principal de la reunión de Cancun, íntimamente vinculado con el Cambio Climático).

Para empezar, me gustaría exponer algunos datos que ustedes también pueden consultar en el Informe Planeta Vivo, publicado por la WWF (World Wide Fund for Nature) y en la información de otras instituciones como la Global Footprint Network. Además de los incluidos en "Limits to Growth — The 30-Year Update".
  • En las últimas 3 décadas hemos exterminado al 30% de las especies. Esto sucede actualmente a una tasa de más de 120 de ellas DIARIAMENTE.

  • El 75% de los bancos de pesca están sobreexplotados.

  • El 80% de los bosques originales del planeta han desaparecido.

  • En el Amazonas se talan 2,000 árboles por minuto, equivalentes a 7 campos de fútbol.

  • El Índice Planeta Vivo tropical ha disminuido un 60% en los últimos 40 años.

  • La elaboración de una tonelada de productos terminados produce 70 toneladas de desperdicios.

  • La huella de bióxido de carbono aumentó un 35% en la última década.

  • La huella ecológica se duplicó entre 1966 y 2007, y su crecimiento es exponencial.

  • Se necesitan 1.5 años para regenerar los recursos renovables consumidos en 2007.

  • De los 177 ríos más grandes del mundo, sólo 64 mantienen su caudal inalterado.

  • 2 millones de toneladas de residuos y aguas residuales acaban en las aguas del mundo cada día.

  • Se requieren 140 litros de agua para producir una taza de café y 200 para una taza de café con leche y azúcar.

  • El índice global de agua dulce ha disminuido un 35% en las últimas 3 décadas.

  • El agua es el principal medio a través del cual influye el cambio climático sobre los ecosistemas de la Tierra. Entre los científicos existe un consenso de que los cambios en el clima en las próximas décadas producirá el derretimiento de los glaciares —de cuyos ciclos de deshielo estacional depende el consumo de 40% de la población mundial—, cambios en los patrones de las precipitaciones y sequías, e inundaciones cada vez más intensas y frecuentes. La demanda creciente de agua, energía hidroeléctrica y protección frente a las inundaciones hará más difícil la protección de los ríos. En este contexto, los ríos fluyen hacia un futuro altamente incierto.

  • En la edición de la revista Nature del 30 de septiembre de 2010 se publicó un reportaje relacionado con la Crisis de los Ríos en la que se expone que 5,000 millones de personas corren el riesgo de sufrir escasez de agua o padecer enfermedades ocasionadas por su contaminación.

  • Si todos los países del planeta tuvieran una tasa de consumo como la de los Estados Unidos, harían falta 4.5 planetas para satisfacer la demanda. En cambio si ésta fuera el equivalente a la de un ciudadano de clase media en India, sólo se utilizaría la mitad de la biocapacidad del planeta.

  • Estados Unidos —cuya población es el 5% de la población mundial— consume el 30% de los recursos naturales del mundo.

  • De las 100 mayores economías del mundo... ¡51 son CORPORACIONES Transnacionales!

  • El modelo Capitalista —que es el que impera en nuestras culturas— requiere de un crecimiento económico continuo. Esto no puede ser posible eternamente en un planeta que tiene límites que en algunos casos estamos próximos a alcanzar, y que en otros ya hemos alcanzado o sobrepasado.

  • El sistema Capitalista estimula el consumo mediante la obsolescencia planeada y la obsolescencia percibida en los productos para mantener altas sus tasas de ventas.

  • El 99% de los productos que se consumen en los Estados Unidos van a parar a la basura durante los seis meses después de haberse adquirido.

  • Los costos de los productos se externalizan para que no reflejen su valor real y para que su precio de venta sea atractivo, pagando poco por las materias primas y los salarios, evadiendo pagar seguridad social o asumir la responsabilidad por el daño ecológico que ocasiona su producción, etc. Todo esto sucede cuando las corporaciones trasladan sus operaciones a países del Tercer Mundo.

  • El 20% de la población maneja el 80% de los recursos monetarios del planeta, dejándole sólo el 20% restante al 80% de la población.

  • La distorsión más grave en el sistema capitalista es asumir que el dinero equivale a recursos.

  • Existen 160,000 químicos utilizados en la producción industrial de los que no tenemos la menor idea del impacto que puedan llegar a ocasionar.
El caso de los CFC's
El clorofluorocarbono (CFC) fue muy utilizado durante décadas como un gas licuado muy eficiente para la refrigeración. El problema surgió cuando se descubrió que al ser liberado una vez que los aparatos que lo utilizaban eran desechados (aires acondicionados, refrigeradores, etc.) y alcanzaba la zona de la Capa de Ozono reaccionando con esta. Lo que produjo un inmenso agujero del tamaño de La Antártida, con lo que perdíamos el escudo protector que impedía el paso de rayos gamma, destructores de la molécula de ADN en los seres vivos.

Desde que se identificó el problema hasta que se decidió tomar la medida de prohibir su uso, ¡pasaron 20 años!, dada la resitencia de la industria involucrada que veía perjudicados sus intereses económicos a aceptar su responsabilidad. Aunque el uso de este gas sigue estando prohibido y se sustituyó por otro menos reactivo, su tráfico ilegal supone una mayor cantidad de ganancias económicas que el tráfico de cocaína y nadie dice nada al respecto o le declara una guerra en su contra.

Ejemplo de remedios tramposos o equivocados
Por una parte se mejora la eficiencia de los motores de los vehículos de transporte para que contaminen un 50% menos, pero por otra, como hay que vender más y todo mundo "tiene que tener un auto", duplicamos el parque vehicular.

Este año salieron a la venta los primeros autos eléctricos en Estados Unidos y el estado espera —lo están subsidiando para impulsar a su industria automotriz— que haya un millón de ellos circulando en 2014. Lo que no dicen es que la energía eléctrica en ese país (el 50%) se genera quemando carbón (altamente contaminante). Con lo que pasan de tener vehículos que caminan con gasolina a autos que caminan a base de carbón. (Ahora contribuyen significativamente con ello otras "economías emergentes" como China, India, Brasil y Rusia, aportando sus propias buenas dosis de contaminación bajo el pretexto de tener también derecho al "crecimiento económico").

Los Límites del Crecimiento
En su última publicación nos exponen 10 escenarios a futuro en los que se contemplan las siguientes variables:
  • Estado del Mundo:
    Recursos Naturales - Población - Alimentos - Producción Industrial - Contaminación

  • Nivel de Vida Material:
    Bienes de Consumo/Persona - Alimentos/Persona - Esperanza de Vida - Servicios/Persona

  • Prestaciones y Huella:
    Prestaciones Sociales - Huella Ecológica
De los 10 escenarios proyectados —salvo el primero, en el que no se establecieron límites, y el último, en el que se hizo el ejercicio de haber iniciado políticas adecuadas para la conservación del medio ambiente en 1982— 8 terminan en colapso en el transcurso del siglo XXI a partir de 2050, por diferentes razones. (De hecho ya está sucediendo en muchos países del mundo. En 1972, el Atlas del Banco Mundial reportaba siete países con un crecimiento negativo en su PIB durante diez años o más. Ahora son cincuenta y cada año se suman otros):
  • Crecimiento de la población y hábitos de consumo semejantes a los actuales.
  • Incremento de la contaminación que termina por afectar la calidad del agua, aire y suelos.
  • Decremento en la producción de alimentos por falta de una inversión que se tiene que ocupar en la producción industrial y el control de la contaminación.
  • Incapacidad de producir más alimentos por falta de suelos cultivables.
  • Imposibilidad de un mayor desarrollo tecnológico por el incremento en sus costos.
Hay que destacar que no se consideraron variables como las plagas, guerras, epidemias o manifestaciones propias del planeta como erupciones volcánicas, terremotos, incendios forestales, tsunamis, etc.

Nuestro Ego: el responsable de esta catástrofe
¡EGO!: Falsa identidad que elaboramos en base a descripciones siempre determinadas por lo externo. Esta identidad está usualmente condicionada por los mecanismos básicos de supervivencia (instintos) y por los valores que le resultan convenientes a lo establecido por la sociedad en la que al individuo le correspondió desenvolverse (condicionamiento cultural).

Si es que existe una representación semejante a Lucifer, Satanás o El Diablo, ese es el Ego. No habita atizando el fuego en las entrañas de la tierra, sino incrustado en lo más superficial de aquello a lo que le llamamos personalidad. Es ese mal consejero que reside en nuestras mentes y que nos incita a poseer, conquistar, competir y apegarnos siempre insatisfechos e insaciables a nuestros deseos sensoriales y a aquello que irracionalmente consideramos que "nos pertenece", cuando que ni siquiera somos "dueños" de nuestra propia vida.

Pero ese ser superficial y mundano cuenta con unos magníficos recursos para defender su falsa identidad a los que llamamos Mecanismos de Defensa, que son procesos mentales a través de los cuales el Ego (conjunto de sub-personalidades) procura armonizar con las demandas de la imagen ideal impuesta por el Superego (cultura).

Los mecanismos de defensa operan a nivel inconsciente aunque pueden hacerse conscientes al exponerlos y trabajar en ellos en consulta. Lo que el Ego pretende a través de los mecanismos de defensa es evitar la ansiedad moral (responsabilidad por actos inaceptables).

De ellos voy a exponer sólo los 3 que considero más destacados:

Negación: Rehusarse a aceptar o reconocer una situación que produce ansiedad: "No existe el cambio climático". "Los demás sufren pero yo no soy responsable".

Proyección: Atribuir a otras personas los impulsos y sentimientos propios que son indeseables: "Lo que le ocurre a las personas de otros países es porque son unos incivilizados". "El responsable de todo es el gobierno. Nosotros no podemos hacer nada al respecto".

Racionalización: Distorsión de la realidad en la que se justifica con un motivo aceptable algo cuyo motivo real es inaceptable (autoengaño): "La contaminación es una consecuencia inevitable del crecimiento económico". "Si mi vecino no hace nada al respecto, ¿por qué lo voy a hacer yo?"

Desde el punto de vista de la psicología transpersonal, cuya teoría incorpora los niveles de conciencia espiritual, nuestra civilización se encuentra estancada a nivel del Ego. Podemos encontrar evidencia abundante en como se promueve el deseo de ser otro y no uno mismo (publicidad y sus modelos), y en como se instiga a competir entre nosotros como un valor de superación (lucha de clases).

Bajo esta imagen construida por fragmentos de sí mismas (sub-personalidades), la mayoría de las personas que habitan este mundo transitan por la vida dormidas, condicionadas y sujetas a ser manipuladas con facilidad, sin un sentido claro del propósito de su existencia y totalmente desconectadas de sí, de los demás y de su entorno.

La suma de miles de millones de egos extraviados que habitan este planeta se reproduce bajo un patrón semejante al de las células cancerígenas: sin orden (inconsciencia), con el afán de invadir al cuerpo que las aloja (permanente deseo insatisfecho mitigado provisionalmente por el consumo), y sin darse cuenta que al hacerlo están destruyendo al cuerpo que les proporciona vida (medio ambiente).

¿Existen formas de remediar este grave problema?
Sí, por supuesto. Nuestra misión es ofrecer herramientas para resolver problemas relacionados con el comportamiento humano y difundir información que combata la profunda ignorancia que impide que comprendamos qué es ese Ser que realmente somos. En la próxima entrega les hablaré de eso.
Segunda parte