Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Los Límites del Crecimiento = Los Límites del Ego (y II)

por Eugin Ecke

En la primera parte de este artículo les expuse el origen del primer estudio relacionado con la ecología y nuestro desarrollo sustentable publicado en tres ocasiones (dos de ellas actualizaciones o revisiones) como "Los Límites del Crecimiento", y una serie de datos actualizados respecto a nuestro entorno ecológico, que quienes hayan tenido la curiosidad de revisar, habrán constatado.

En esta segunda parte les expondré un resumen del contexto del problema y las soluciones propuestas por este gran grupo de brillantes científicos que han dedicado su trabajo durante cuatro décadas a crear conciencia sobre un cambio inevitable que le significa a nuestra civilización —ni más ni menos— la posibilidad de continuar con su progreso o sufrir un grave retroceso.

La Siguiente Revolución; "Sustentabilidad"
Por supuesto nadie sabe como llevar a cabo esta revolución. No existe una lista de cosas por hacer que diga: "Para conseguir un cambio global de paradigma, siga estos 20 pasos". Como las grandes revoluciones anteriores (Agrícola e Industrial), ésta no puede ser planeada o establecida previamente. No se puede producir por decreto gubernamental o ser promulgada por modeladores informáticos. La revolución de la sustentabilidad será orgánica. Surgirá de las visiones, intuiciones, experimentos y acciones de billones de personas. La responsabilidad de que ésta suceda no descansa sobre las espaldas de ninguna persona o grupo. Nadie será el protagonista, pero todos podemos y debemos contribuir.

Nuestro entrenamiento en sistemas y nuestro propio trabajo nos confirman dos propiedades de los sistemas complejos vinculados al tipo de la profunda revolución que estamos describiendo.
Primera: la información es la clave para la transformación. Esto no implica necesariamente más información, mejores estadísticas, bases de datos más grandes o la red de Internet, aunque todas ellas son importantes. Más bien tiene que ver con información relevante, convincente, selectiva, poderosa, pertinente y precisa, fluyendo de nuevas maneras, en nuevos recipientes, con nuevos contenidos, sugiriendo nuevas reglas y objetivos.

Segunda: los sistemas oponen mucha resistencia a los cambios en los flujos de información, especialmente en relación a sus reglas y objetivos. No sorprende que aquellos que se benefician con el sistema actual se opongan activamente a una revisión. Grupos políticos, económicos y religiosos arraigados, pueden restringir casi por completo cualquier intento de un individuo o grupo pequeño que opere bajo reglas y objetivos diferentes de aquellos sancionados por el sistema. Los innovadores pueden ser ignorados, marginados, ridiculizados, o negárseles promociones o recursos. Incluso pueden llegar a ser literalmente eliminados.
Sin embargo, sólo los innovadores —al percibir la necesidad de nueva información, reglas y objetivos, comunicándolos y poniéndolos a prueba— pueden hacer los cambios que transforman a los sistemas. Este punto lo podemos observar en la frase atribuida a Margaret Mead, "Nunca dudes de que un pequeño grupo de individuos pueda cambiar el mundo. De hecho, siempre ha sido así".

Herramientas para la Transición a la Sustentabilidad
"Nos sentimos inseguros al discutirlas", dijimos en la revisión de 1992, "porque no somos expertos en su uso y porque requieren utilizar palabras que no salen fácilmente de las bocas de científicos o de los procesadores informáticos. Son consideradas demasiado "poco científicas" como para que se tomen en serio en el cínico entorno público.

¿Cuáles son las herramientas que definimos con tanta cautela?

Visualizar
Visualizar significa imaginar —al principio generalmente, y después con una mayor especificidad— lo que realmente deseas. Esto es, lo que realmente deseas, no lo que otros te hayan enseñado que debes desear, y no con lo que has aprendido a conformarte voluntariamente. Visualizar significa trascender las limitaciones de lo que es "viable" o la incredulidad producida por decepciones del pasado, y dejar que tu mente divague acerca de sus más nobles, alentadores y preciados sueños.

Un mundo sustentable no se puede comprender hasta que no haya sido visualizado por completo. La visión debe construirse por muchas personas antes de que sea completa y convincente. A manera de animar a que otros se sumen a este proceso, presentamos una lista de algunas que consideramos cuando nos permitimos imaginar una sociedad sustentable en la que nos gustaría vivir.

Esta de ninguna manera es una lista definitiva. La exponemos para invitarlos a que la desarrollen y la amplíen aún más.
  • Sustentabilidad, eficiencia, suficiencia, equidad, belleza y comunidad, como los valores sociales más elevados.

  • Suficiencia material y seguridad para todos. Por tanto, por elección personal así como por norma comunitaria, bajos porcentajes de nacimientos y poblaciones estables.

  • Trabajo que dignifique a las personas en lugar de denigrarlas. Ofrecer incentivos para que los individuos den lo mejor de sí a la sociedad y ser recompensados por ello, a la vez de asegurar que todos serán provistos con suficiencia en cualquier circunstancia.

  • Líderes que sean honestos, respetuosos, inteligentes, humildes; con mayor interés por hacer su trabajo que por mantener su trabajo; más interesados en servir a la sociedad que en ganar elecciones.

  • Una economía que sea un medio, no un fin. Una que sirva al bienestar del medioambiente en lugar de comprometer el bienestar del medioambiente a costa de servirnos de él.

  • Sistemas de energía eficientes y renovables.

  • Diseño tecnológico que reduzca las emisiones y los desechos a un mínimo, y el acuerdo social de no producir emisiones o desechos que la naturaleza no pueda absorber.

  • Agricultura regenerativa que reconstruya suelos, utilice mecanismos naturales para restaurar nutrientes y controlar pesticidas, que produzca abundante comida libre de contaminantes.

  • Preservación de ecosistemas en su variedad, con culturas humanas que vivan en armonía con esos ecosistemas; por tanto, gran diversidad de naturaleza y culturas, y aprecio humano por esa diversidad.

  • Flexibilidad, innovación (social y tecnológica), y retos intelectuales.

  • Florecimiento de las ciencias y una continua ampliación del conocimiento humano.

  • Mayor comprensión de los sistemas como un todo, como parte esencial de la educación de cada persona.

  • Descentralización: del poder económico, influencia política y capacidad científica.

  • Estructuras políticas que permitan un balance entre las consideraciones a corto y largo plazo. Establecer una manera de ejercer presión política en nombre de nuestros nietos.

  • Habilidades muy desarrolladas por parte de ciudadanos y gobiernos en el arte de la resolución de conflictos violentos.

  • Medios que reflejen la diversidad y al mismo tiempo la unidad de las culturas, que sean relevantes, precisos, pertinentes, imparciales e inteligentes.

  • Razones para vivir y pensar bien de nosotros mismos que no involucren acumulación de bienes materiales.
Establecer Redes
No podríamos hacer nuestro trabajo sin establecer redes. La mayoría de las redes a las que pertenecemos son informales. Tienen bajos presupuestos, si acaso, y pocas de ellas aparecen en las listas de las organizaciones mundiales. Son casi invisibles, pero sus efectos no son desdeñables. Las redes informales llevan información del mismo modo que las instituciones formales, y a veces con mayor eficiencia. Son el lugar natural para encontrar nueva información, y de ellas pueden evolucionar nuevas estructuras de sistemas.
Uno de los propósitos más importantes de una red es simplemente recordarle a sus miembros que no están solos.
Se necesitan especialmente redes dedicadas a la sustentabilidad local y global para crear una sociedad sustentable que armonice con los ecosistemas locales a la vez que se mantenga dentro de los límites globales.

Si alguna parte de la revolución sustentable te interesa, puedes encontrar o formar una red con otros que compartan tus intereses particulares. La red te ayudará a descubrir donde encontrar información, qué publicaciones y herramientas están disponibles, donde encontrar respaldo administrativo y financiero, y quien te puede ayudar en tareas específicas. La red adecuada no sólo te ayudará a aprender, sino que también te permitirá transmitirle tu aprendizaje a otros.

Decir la verdad
Las mentiras distorsionan el flujo informativo. Un sistema no puede funcionar bien si sus flujos de información están corrompidos con mentiras. Uno de los principios más importantes en la teoría de sistemas es que la información no debe ser distorsionada, retardada o secuestrada.

Les presentamos una serie de prejuicios y simplificaciones, trampas verbales y falsedades comunes con las que nos hemos encontrado cuando discutimos "Los Límites del Crecimiento". Pensamos que deben señalarse y evitarse si en algún momento puede lograrse un pensamiento claro acerca de la economía humana y su relación con el mundo finito.

No:
Una advertencia sobre el futuro es una predicción no una condena.
Sino:
Una advertencia sobre el futuro es una recomendación para seguir un camino diferente.

No:
El medioambiente es un lujo o es demandante o un bien que la gente podrá adquirir cuando pueda.
Sino:
El medioambiente es el origen de toda la vida y de cada economía. Las encuestas de opinión demuestran que la gente está dispuesta a pagar más por un medioambiente saludable.

No:
El cambio significa sacrificio y debe ser evitado.
Sino:
El cambio es un desafío y es necesario.

No:
Detener el crecimiento estancará a los pobres en la pobreza.
Sino:
Es la avaricia y la indiferencia de los ricos lo que mantiene a los pobres en la pobreza. Los pobres necesitan nuevas actitudes entre los ricos; entonces se producirá un crecimiento destinado a resolver sus necesidades.

No:
Todo el mundo debería llegar al nivel material de los países ricos.
Sino:
No es posible elevar los niveles de consumo material del que disfrutan los ricos. Cada quien debería tener satisfechas sus necesidades materiales. Las necesidades materiales por encima de lo indispensable sólo podrán ser satisfechas, PARA TODOS, dentro de los márgenes de un medioambiente ecológicamente sustentable.

No:
El crecimiento es bueno, sin duda. — El crecimiento es malo.
Sino:
Lo que se necesita no es crecimiento, sino DESARROLLO. Si el desarrollo requiere una expansión física, esta debe ser equitativa, asequible y sustentable, con todos los costos incluidos.

No:
La tecnología resolverá todos los problemas. — La tecnología sólo causa problemas.
Sino:
Necesitamos alentar tecnologías que reduzcan la huella ecológica, que incrementen la eficiencia, mejoren los recursos, las señales, y terminen con las privaciones materiales. Debemos enfrentar nuestros problemas como seres humanos y hacer un mejor uso de los recursos, que sólo utilizar tecnología.

No:
El sistema de mercados nos llevará automáticamente al futuro que deseamos.
Sino:
Debemos decidir por nosotros mismos qué futuro deseamos tener. Entonces podremos utilizar el sistema de mercados junto con otros dispositivos organizacionales para lograrlo.

No:
La industria es la causa o la cura de los problemas.
No:
El gobierno es la causa o la cura de los problemas.
No:
Los ambientalistas son la causa o la cura de los problemas.
No:
Cualquier otro grupo (como los economistas) es la causa o la cura de los problemas.
Sino:
Todas las personas e instituciones juegan un papel dentro de la gran estructura del sistema. Si un sistema está estructurado para sobrepasarse (overshoot), todos los participantes contribuyen deliberada o inadvertidamente a ello. En un sistema que esté estructurado para la sustentabilidad; las industrias, los gobiernos, los ambientalistas y en especial los economistas; jugarán un papel esencial en su contribución para la sustentabilidad.

No:
Permanente pesimismo. — Ingenuo optimismo.
Sino:
Convicción de decir la verdad acerca de los éxitos y de las fallas del presente, y el potencial y los obstáculos hacia el futuro. Sobretodo, el valor de asumir el dolor del presente mientras mantenemos la atención en nuestra visión para lograr un mejor futuro.

Aprender
Visualizar, establecer redes y decir la verdad, sería inútil si no promueven la acción. Hay muchas cosas por hacer para establecer un mundo sustentable. Se tienen que realizar nuevos métodos agrícolas. Nuevas industrias que reemplacen a las viejas contaminantes. Hay que restaurar vastas áreas de tierra, parques que deben ser protegidos, sistemas de energía que se tienen que transformar, nuevos acuerdos internacionales que se tienen que alcanzar. Leyes que deben establecerse y otras que deben rechazarse. Niños y adultos que deben educarse. Películas, música y libros. Portales de Internet, personas asesoradas, grupos dirigidos, subsidios eliminados, desarrollo de indicadores de sustentabilidad y precios corregidos que impliquen el costo verdadero.

Todas las personas encontrarán cual es el papel que van a desempeñar en hacer todo esto y más. No prescribiríamos un papel específico para nadie, sino por y para sí mismo. Pero haríamos una sola sugerencia: Sea lo que sea que hagas, hazlo con humildad. Utiliza tu acción, cualquiera que esta sea, para aprender.

Las profundidades de la ignorancia humana son mayores de lo que nos atrevemos a admitir. Esto se ha hecho evidente en el momento en que la economía mundial se ha globalizado y esta economía ha presionado los límites de un asombroso y complejo planeta que requiere nuevas formas de comprenderlo. En este momento nadie sabe lo suficiente. No hay líderes, sin importar lo autoritarios que pretendan ser, que entiendan la situación.

Aprender significa la voluntad de ir despacio, probar las cosas, y recoger información sobre los efectos de las acciones, incluyendo la crucial pero no siempre bienvenida información de que la acción no esté funcionando. Nadie puede aprender sin cometer errores, asumirlos y seguir adelante.

Aprender significa explorar un nuevo camino con entusiasmo y coraje. Estar abierto a cambiar de camino si uno se da cuenta que otro conduce más rápido a la meta.

Amar
A uno no se le permite hablar del amor en la cultura industrial, excepto en el sentido más trivial y romántico de la palabra. Cualquiera que invoque la capacidad de las personas de practicar el amor fraternal, el amor a la humanidad o el amor a la naturaleza, es más probable que sea ridiculizado a que se le tome en serio.

La diferencia más profunda entre los optimistas y los pesimistas es su posición en el debate acerca de si los seres humanos son capaces de operar colectivamente basados en el amor. En una sociedad que sistemáticamente estimula el individualismo, la competencia y la visión a corto plazo, los pesimistas son mayoría.
¿Qué tan buena es la sociedad que permite la naturaleza humana?
¿Qué tan buena es la naturaleza humana que permite la sociedad?
Abraham Maslow
En estos tiempos no es fácil practicar el amor, la amistad, la generosidad, la comprensión o la solidaridad dentro de un sistema cuyas reglas, objetivos y flujos de información operan desde características humanas tan bajas. Pero tratamos, y los exhortamos a tratar.

La revolución sustentable tendrá que ser —sobretodo— una transformación colectiva integrada por lo mejor de la naturaleza humana, en vez de por lo peor.

Sean pacientes consigo mismos y con los demás en esta confrontación con un mundo cambiante. Comprendan las inevitables resistencias; ya que existen apegos al paradigma de un mundo insostenible en todos nosotros. Busquen y confíen en los mejores instintos humanos en ustedes y los demás. Escuchen el cinismo a su alrededor y tengan compasión por todos los que crean en él, pero ustedes no se lo crean.

La humanidad no puede triunfar en la aventura de reducir la huella ecológica a un nivel sustentable si no se realiza con un espíritu de solidaridad global. El colapso no podrá evitarse si las personas no aprenden a verse a sí mismas y a los demás como parte de una sociedad global integrada. La humanidad debe aprender a amar la idea de heredarles un planeta vivo a las generaciones del futuro.

Tres Modelos Mentales
  1. El mundo en la práctica no tiene límites. Escoger este modelo mental estimulará los negocios de extracción —como siempre— y conducirá a la economía humana más allá de los límites. El resultado será el colapso.

  2. Los límites son reales y están cerca. No hay suficiente tiempo y las personas no podrán moderarse, responsabilizarse o ser compasivas. Al menos no a tiempo. Este modelo es auto-profético. Si las personas escogen creer esto, finalmente probarán tener la razón. El resultado será el colapso.

  3. El tercer modelo dice que los límites son reales y están cerca, y en algunos casos dentro de niveles controlables, pero que no hay tiempo que perder. Que todavía existe suficiente energía, suficientes materiales y suficiente capacidad de absorción en la naturaleza para producir una reducción planeada de la huella ecológica humana: Una revolución sustentable hacia un mejor mundo para la amplia mayoría.
Este tercer escenario bien puede estar equivocado. Pero la evidencia que hemos visto, desde los datos mundiales hasta los modelos informáticos, sugieren que puede concebirse como posible. No existe otra manera de saberlo con seguridad, mas que probarlo.

Consideraciones
La mayor parte de ésta última edición (y algo me dice que no habrá otra) está llena de datos y explicaciones respecto a cómo se establecieron las variables para correr el modelo y, específicamente, qué se modificó para cada uno de los 10 escenarios expuestos (ofrecen una versión en CD a disposición de quien quiera adquirirla para que la pueda modificar y explorar escenarios alternativos). Pero realmente me sorprendí cuando llegué a la sección de Las Herramientas.

No me cabe la menor duda de las buenas intenciones, el conocimiento, la sabiduría y el interés humano de este grupo de personas. Prácticamente sus recomendaciones son como un curso completo de desarrollo humano para que la Humanidad pueda trascender estos tiempos de confusión en los que el viejo paradigma poco a poco (y a veces bruscamente) va perdiendo sentido.

Los invito a pensar, sentir y reflexionar. Si encuentran resistencias ante este hecho, observen cómo su ego es quien interfiere en su capacidad de amar, comprender, ser solidarios y compasivos ante un cambio que es inevitable y que significa un alto total a los caprichos inmaduros y permanentemente insatisfechos de esa perversa y distorsionada identidad alojada en cada uno de nosotros.
He aprendido tanto al hacer esta exposición, que lo menos que puedo hacer es expresar mi profundo agradecimiento y reconocimiento a Donella Meadows en especial, quien, lamentablemente, ya no nos acompañará en esta aventura.
Primera parte