Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Las Profecías Mayas y el 2012 - (I)

por Liza Palm

Mucho se dice y se ha escrito sobre las llamadas "profecías mayas" y los augurios para el año 2012. Y cada vez más personas se preguntan: ¿Cuál es la realidad respecto a todo esto?

Estas nuevas profecías aseveran que en el año 2012 se presentarán eventos tales como:
  • Alineaciones inusuales (planetaria y galáctica)
  • Actividad solar sin precedentes
  • El fin del mundo tal como se conoce
  • Cataclismos. La caída del sistema político-financiero
  • Elevación de consciencia
  • El fin del calendario maya
Se hace preciso analizar estas aseveraciones:

Alineación de la Tierra y el Sol con el Centro de la Galaxia
Algunos investigadores aseveran que el calendario maya se concibió para "terminar" el 21 de diciembre del 2012 para hacerlo coincidir con este evento. En realidad, ¿qué tan extraordinaria es esta alineación galáctica que dicen sucede cada 25,800 años?

Los hechos revelan que desde 1983 y hasta 2019, el sistema solar se hallará en el mismo punto de intersección del Ecuador Galáctico y la Eclíptica, en cada solsticio de invierno, como lo ha venido haciendo siempre en diferentes momentos. En 1941 estuvo en ese lugar el 22 de diciembre y en 1871, el 23 de diciembre. Esta alineación en 2012 no es pues un evento único.

Tránsito de Venus entre la Tierra y el Sol
Venus pasa entre el Sol y la Tierra en cuatro ocasiones, cada 243 años. El tránsito anterior fue en 2004 y el siguiente será en 2012, nuevamente tendrá lugar en 2117 y 2125.

Los años en que han ocurrido u ocurrirán estos tránsitos son:
1518 - 1526

1874 - 1882

1631 - 1639

2004 - 2012

1761 - 1769

2117 - 2125


El patrón actual y hasta el 2846 es de 105.5 / 8 años y 121.5 / 8 años

Después será de 105.5 / 8 años y 129.5 / 8 años

Máxima actividad solar en 2012
La Nasa lo ha anunciado entre 2011 y 2013. Sucede cada 11 años. Altera el clima, las comunicaciones, la operación de satélites y todo lo relacionado con el campo electromagnético del planeta. La actividad que se espera para el 2011-2013 es menor a la experimentada en 2000 que alcanzó 150 puntos. La máxima registrada desde 1750 ocurrió en 1955 con 200 puntos.

Hambrunas, catástrofes naturales, caída del sistema político-financiero
¿Profecías mayas o sentido común? ¿Qué nos indican los eventos del presente y pasado inmediatos? La sociedad es el reflejo de sus individuos. Los seres humanos somos los responsables del entorno ecológico y de la realidad individual y social que vivimos.

Transformación y elevación de consciencia
La transformación, para ser global, ha de suceder en lo individual, elevando la consciencia, que a su vez se refleja en la calidad de las decisiones intelectuales y de las elecciones morales. El ejercicio consciente de la voluntad trae consigo la evolución, personal y de grupo. A mayor consciencia, mayor impecabilidad.

Fin del calendario maya
Los antiguos mesoamericanos crearon varios calendarios o cuentas de tiempo, que servían como instrumentos para registrar los movimientos de los cuerpos celestes, así como para regular la vida individual y comunitaria, y organizar las faenas agrícolas.

Cada cuenta responde a un principio y una finalidad.

Leer el calendario significaba leer las fuerzas divinas, pues cada día, tiene cargas y significados particulares.

Las cuentas se guardaban en almanaques que llamamos códices, los cuales eran medios de comprensión, enseñanza, solidez y permanencia. A través de ellos el sacerdote tenía el "conocimiento de las fuerzas del mundo espiritual... [Eran] guías sagradas para consultar el pasado, predecir el futuro y dar sentido a la vida." (Bruce Love 1994)

Los olmecas y los zapotecas fueron los primeros en desarrollar sistemas calendáricos en Mesoamérica.

Más adelante, los mayas crearon y emplearon otras maneras de computar el tiempo como la llamada Cuenta Larga y la Cuenta de los 819 días.

Los dos más importantes y que fueron usados por todas las culturas mesoamericanas son:

La cuenta ritual de 260 días, que resulta de la combinación de veinte signos y trece numerales, llamada Tonalpohualli en náhuatl y Tzolkin en maya, desde una perspectiva filosófica, se dice que comprende y manifiesta todas las energías de la creación, y su conocimiento permite el pronóstico de los destinos de los seres humanos, las enfermedades y los eventos. Era y sigue siendo la guía más importante para la vida ritual en todo Mesoamérica.

Y el calendario solar de 365 días, o Haab en maya, el cual está formado por 18 meses de 20 días cada uno más cinco días que "no son". Este calendario estaba asociado con las actividades agrícolas y faenas de guerra, y ordenaba la celebración de las fiestas y los rituales relacionados.

La interconexión de ambas cuentas dio lugar a un sistema de cómputo y registro de los acontecimientos históricos que se empleó en todo Mesoamérica, y que en la zona maya se conoce como la "Rueda Calendárica". En náhuatl, se conoce como Xiuhmolpilli. Cada 52 años se repiten el mismo numeral y el mismo signo en el Tzolk'in y Haab. 73 ciclos del Tzolkin equivalen a 52 del Haab.

Por su parte, la "Cuenta Larga", cuya incomprensión es el origen del fenómeno alrededor del 2012, cuenta la acumulación de días a partir de una fecha inicial, que los investigadores han ubicado en el 11 ó 13 de agosto del año 3114 A.C., cuando en los mitos se registra esta última creación. Debido a que la correspondencia de esta cuenta con el calendario gregoriano actualmente en uso es un asunto cuya definición no ha concluido, en los círculos académicos se manejan principalmente dos constantes, mismas que arrojan una diferencia de dos días.

La Cuenta Larga responde a la matemática maya que es vigesimal y posicional, y está compuesta por ciclos, que al completarse, se abre el próximo.

Al completarse 20 días se forma un mes y se abre el ciclo de los meses, al completarse, se abre el de los años, y así el de los ciclos subsiguientes: el katun que comprende 20 años; el Baktun que consta de 20 Katunes que equivalen a 400 años; el Piktun que tiene 20 Baktunes, o sea 8,000 años; el Kalabtun que equivale a 20 Piktunes, es decir 160,000 años; el K'inchiltun que comprende 20 Kalabtunes, lo que se traduce en 3,200,000 años; el Alawtun de 20 K'inchiltunes que son 64,000,000 años, y así, al infinito... Es un calendario que no termina...

Cuenta Larga (gráfica)
Cada posición multiplica por 20 excepto en la 3ª que multiplica por 18, para ajustarse al sistema cronológico y se completen así ciclos, no de 400 sino de 360 días, cifra cercana al año solar de 365 días.


6ª 1x20x18x20x20x20 = 2,880,000 días = PIKTUN
5ª 1x20x18x20x20 = 144,000 días = 1 BAKTUN
4ª 1x20x18x20 = 7,200 días = 1 KATUN
3ª 1x20x18 = 360 días = 1 TUN
2ª 1x20 = 20 días = 1 WINAL
1ª 1x1 = 1 día = KIN


La Cuenta Larga consta de tres secciones:

  • Serie Inicial. La ubicación del día en los ciclos de la Cuenta Larga
  • Serie Suplementaria. Indica la deidad que rige esa noche y la información en relación al ciclo lunar
  • Serie Secundaria. Números distancia que se mueven hacia adelante o atrás en el tiempo
Los mayas anotaban los ciclos de manera vertical. En la actualidad se usa una anotación horizontal donde cada posición indica un ciclo. Por ejemplo, la fecha que se anota: 9.16.2.3.1 indica los días que han transcurrido desde la fecha inicial en 3113 A.C., es decir que se han acumulado 9 ciclos de Baktunes, 16 de Katunes, 2 de Tunes, 3 de Winales, y 1 de kines o días. Esto significa que se han acumulado 1,411,981 días, lo cual ubica la fecha en el año 754 D.C.


9 x 144,000 = 1,296,000

16 x 7,200 = 115,200

2 x 360 = 720

3 x 20 = 60

1 x 1 = 1


TOTAL: 1,411,981 días = 754 D.C.


Segunda Parte