Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


10 lecciones de Buda


1). A un perro no se le considera un buen perro por su capacidad para ladrar. A un hombre no se le considera un buen hombre porque sea un buen conversador.

Nuestras acciones no están en continua alineación con nuestros pensamientos y proceso interno. A veces juzgamos a una persona por su comportamiento en un evento y no tomamos en cuenta al individuo por completo.
2). Tu trabajo es descubrir tu mundo y luego, con todo tu corazón, entregarte a él.
Es común que tomemos en cuenta sólo un lado de una experiencia y dejemos de buscar una comprensión más amplia de nuestra vida y el mundo que nos rodea. También es difícil no perderse en la magnitud de las cosas negativas que ocurren en nuestro mundo, pero es importante encontrar nuestra propia luz y entregarnos para iluminar la oscuridad.
3). El camino no se encuentra en los cielos. El camino está en el corazón.
Tu cielo, sueños y propósito, existen dentro de ti, no en manos de una fuerza divina fuera de ti.
4). Tú, tanto como cualquier otro en todo el universo, mereces amor y afecto.
En vez de juzgar qué tanto cuidado y atención "merece" una persona, cada uno de nosotros debe esforzarse por dar amor sin reservas: cuanto más demos, más tendremos.
5). No serás castigado por que te enojes, serás castigado por tu propio enojo.
No es la imposición de una ley superior la que se debe temer en consecuencia por una expresión inconsciente de ira, sino a las ramificaciones internas que esa expresión produce en el equilibrio del alma.
6). Para vivir una vida pura, sin egoísmo, uno no se debe adueñar de nada, ya que nos encontramos en medio de la abundancia.
Asumir la propiedad o el derecho sobre algo, es querer decir que el universo de alguna manera carece de ello. Renunciar a la idea de adueñarse de algo, es aceptar la infinita abundancia que es accesible para todos y que nunca puede cesar.
7). Permanecer ocioso es un atajo a la muerte y ser diligente es una forma de vida; las personas insensatas no hacen nada, las sabias son diligentes.
Actuar y cometer un error es mejor que no hacer nada en absoluto.
8). Una jarra se llena gota a gota.
Puedes poner tu atención en una meta deseada, pero no esperes lograrla de la noche al día. Cada momento de intención consciente es una gota de agua que con el tiempo se convertirá en un arroyo, y luego en un río que fluye a su destino.
9). Sólo existen dos errores que uno puede cometer a lo largo del camino de la verdad: no recorrer todo el camino, y no empezar a recorrerlo.
Incluso la más pequeña acción genera una onda de potencial.
10). El pie siente el pie, cuando siente la tierra.
A veces no somos conscientes de que las cosas van mal o de nuestro estado inconsciente del ser, hasta que experimentamos la visión de una intuición y revelación verdaderas. Si no sentimos todo nuestro poder y potencial, puede ser porque el estimulo adecuado para hacernos actuar todavía no nos ha llegado... puede que esté esperando a que demos nuestro primer paso para revelarnos el camino.