Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Las siete sinfonías del amor extraordinario



por Kaushal Aras

El amor extraordinario es la capacidad de amar por el puro placer de amar. Esta capacidad de irradiar amor extraordinario en nuestras vidas requiere de un cambio de enfoque en en nuestra forma de amar, y es capaz de transformar todas nuestras relaciones.

A menos que tengamos la disposición de cambiar el contexto desde el que operamos en relación al amor, las acciones que llevemos a cabo sólo nos conducirán a una variación del pasado.

El amor extraordinario no es simplemente una emoción, un sentimiento, o una sensación corporal. Es un reconocer, conciencia y manera de Ser. Es una elección consciente amar sin condiciones. Amas a otra persona simplemente por el placer de amarla, y no por una circunstancia en particular o para satisfacer tus necesidades.

En el contexto cotidiano de vivir y amar, he observado siete maneras diferentes, siete roles mediante los cuales nos relacionamos con los demás con amor extraordinario. Estos roles son: Padres-Hijos, Amigos-Hermanos, Estudiantes-Maestros, Amante-Amado, Hombre-Comunidad, Marido-Esposa, y Ser-Ser Superior. Incorporar este conocimiento a nuestra conciencia nos permite saborear nuestro estar en la vida con armonía, paz y felicidad.
  1. Sinfonía del sacrificio incondicional (Padres-Hijos):
    Sin importar que tan adultos y exitosos hayamos sido, parte de nosotros permanece como un niño ante los ojos de sus padres. Puede que ellos no hayan contado con las herramientas para expresar este amor incondicional por nosotros, pero un padre nunca deja de amar a sus hijos. Al abrirle nuestro corazón a nuestros padres, removemos las barreras para experimentar el amor extraordinario que tienen por nosotros.

  2. Sinfonía de la amistad y generosidad ilmitada (Amigos-Hermanos):
    Una amistad verdadera es un tesoro que vale oro. Como dice el dicho: "Un amigo es alguien que conoce la música en tu corazón y te la puede recordar cuando has olvidado tu propia melodía". Según navegamos por el flujo de la vida, necesitamos aceptar los regalos de nuestros amigos, porque el hacerlo les otorga la posibilidad de dar. No obstante el grado de éxito que alcancemos, nunca lo habremos logrado sin la ayuda de los demás. Necesitamos la ayuda de los demás para recorrer nuestro camino. Así que, ayudar también a otros, se nos convierte en una responsabilidad amorosa.

  3. Sinfonía de la obediencia (Maestros-Alumnos):
    El pacto entre el discípulo y el maestro requiere de respeto y obediencia. Así se produce un despertar del conocimiento. La humildad le permite fluir a la sabiduría. Reconocer la grandeza del maestro derrumba las barreras de la ignorancia y el ego. Obedecer al maestro remueve cualquier bloqueo que nos impida conducir nuestra vida a su máximo potencial. El corazón que está abierto a este amor de obediencia es comprensivo, generoso y compasivo hacia todos los seres.

  4. Sinfonía del romance verdadero (Amante-Amado):
    El romance verdadero requiere que uno se entregue por completo a la agonía y el éxtasis del amor. Sentir el dulce dolor y el júbilo del espíritu es mejor que la falta de amor. El amor extraordinario en el contexto del romance verdadero es una comunión, una entrega total... un baile... un arte... la expresión suprema de la belleza.

  5. Sinfonía de la comunidad y la humanidad (Hombre-Comunidad):
    Considera que tu significado individual como ser humano no proviene de tus éxitos materiales, sino como resultado de tu autorrealización. Cuando encarnamos el verdadero significado de comunidad y armonía en lo más profundo de nuestro Ser, nos intoxicamos de amor. Comunidad significa reunirnos en unidad, y la humanidad es la esencia de la unidad. El amor en comunidad es aceptar a los demás con compasión.

  6. Sinfonía de la devoción (Marido-Esposa):
    Amar con devoción es dar de uno mismo a través de los pensamientos, emociones y actos con entrega total. Este es el arte de amar conscientemente con humildad. Cuando la diosa femenina se une con su contraparte masculina con tal devoción y entrega, se hace posible la divina intimidad.

  7. Sinfonía de la conciencia (Ser-Ser Superior):
    Cuando el amor se convierte en nuestra religión, la naturaleza actúa como nuestro libro sagrado, y empezamos a integrarnos con los altos niveles de la conciencia. Meditar en esta divina esfera de la conciencia nos permite ingresar a lo eterno. La sensación de unidad con nuestro mundo nos envuelve y nos hacemos presentes en la majestuosidad de la divinidad en nosotros. El amor extraordinario se convierte en una manera de Ser, una expresión natural.
Cuando el amor es extraordinario, impregna con su perfume a todo el universo. Este amor extraordinario no se puede ocultar una vez que ha despertado en nuestros corazones.