Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Conectarse con su Ser

por Peter Shepherd y Ken Ward

No cabe duda de que algunas veces se ha sentido inspirado a actuar, para decir o hacer algo. Producto de una extraordinaria cantidad de energía y claridad. Se siente emocionado, no puede esperar para comenzar y todo parece posible. Pero llevar la visión a efecto puede ser un proceso de reflexión. El espíritu se encuentra con la resistencia de la materialidad y la visión se desvanece.

Podemos regresar a los habituales pensamientos limitantes y patrones de conducta, por lo que la nueva perspectiva se oscurece. Pero si podemos mantener la conexión espiritual e integrarla a los aspectos mentales, emocionales y de comportamiento de nuestro ser, podremos "hacer que las cosas sucedan" y experimentar nuestro potencial creativo.

Cuando llegamos a conocer y confiar en nuestra conciencia intuitiva interior, se produce una claridad de pensamiento que ilumina las zonas donde hemos creado bloqueos; arrojamos luz sobre patrones de pensamiento y comportamiento que se consideran ahora inadecuados. Se vuelve más fácil tomar decisiones y actuar de forma espontánea.

Por otro lado, si perdemos contacto con la fuente creadora que es nuestro ser interior, nos identificamos con los pensamientos negativos, emociones y patrones de conducta, no podemos distinguirlos porque somos ellos. Así que en el otro extremo del espectro vemos personas conscientes con baja autoestima, escondidas detrás de actividades frenéticas o en actitud de renuncia. Imagínese en las siguientes situaciones:
  • Está en una fiesta y no conoce a nadie excepto al anfitrión.
  • Ha devuelto un artículo de ropa que se ha descosido a lo largo de la costura. El asistente de la tienda le dice que no tienen una política de devoluciones.
  • Su médico evade responder a sus preguntas adecuadamente.
En cada caso, ¿Qué haría? ¿Cómo se sentiría? ¿Qué piensa (subyacente a sus emociones)? Y, ¿cuál sería su verdadero deseo en estas situaciones?

Cuando nuestros verdaderos deseos conforman nuestros pensamientos y sentimientos, estamos siendo fieles a nosotros mismos y esto aumenta nuestra autoestima. Cuando nuestros verdaderos deseos son reprimidos por el pensamiento distorsionado y las emociones dolorosas, el comportamiento resultante está en conflicto y disminuye nuestra autoestima. Si nuestros verdaderos deseos no son reconocidos, nunca podremos sentirnos satisfechos.