Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


La meditación del Ser Infinito

por Owen Waters

La paz puede estar a veces tan lejos, y la felicidad interior... incluso más lejos.

Aparta un momento para pasarlo dentro de ti. Encuentra ese sentimiento de paz que se encuentra en ti. Visita el lugar donde habita la felicidad interior que espera pacientemente tu regreso.

Permítete relajarte y ten la disposición de pasar unos momentos preciosos en paz. Recuerda que tu mente tiene mucho más alcance que tu cerebro. Tu mente, como conciencia, no es física, mientras que el cerebro es sólo el traductor físico de tu conciencia.

Tu mente, por tanto, siempre tiene la capacidad de decirle a tu cerebro;

"¡Shsh, es tiempo de meditar!"

Enfoca tu mente lejos del alboroto de la vida cotidiana y dedica tu atención dentro del núcleo de paz de tu ser interno. Entonces piensa en el estado más profundo posible de la conciencia.

¿Qué podría ser ese estado?

Es el estado de conciencia conocido como el Ser Infinito. La palabra Infinito refleja la idea de finalidad, mientras que la palabra Ser se refiere a un estado de conciencia, en lugar de practicar una actividad. El Ser Infinito es la conciencia infinita, sin centrarse en ninguna actividad específica.

El Ser Infinito no tiene que hacer nada, ya lo es todo.

Es importante tener en cuenta que el estado del Ser Infinito no está "allá afuera" en algún lugar externo a nosotros. El Ser Infinito abarca toda la conciencia, incluyendo toda manifestación. Nosotros somos esa conciencia, como todo lo que existe.

La afirmación más poderosa
En las prácticas de meditación, las afirmaciones a menudo son utilizadas para enfocar la mente. Con sólo repetir las palabras "Yo soy", estás afirmando tu verdadera naturaleza como conciencia. En el caso de la meditación del Ser Infinito, afirmamos la identidad más profunda de nuestra conciencia infinita.

La afirmación "Yo soy el Ser Infinito", es la afirmación más poderosa posible en nuestro lenguaje.

La frase "Yo soy el Ser Infinito" es la afirmación de tu unidad con el máximo potencial, la fuente de toda la vida, la conciencia de la que toda vida surgió. Tú eres uno con la conciencia universal. Todo lo manifiesto es uno con la conciencia universal. Ahora es el momento para afirmar conscientemente tu máximo potencial. Puede requerir valor para empezar, pero los resultados hacen que valga la pena el esfuerzo.

Si encuentras que surgen problemas, como un sentimiento de indignidad en tu alineación con "Todo Lo Que Es" con el Ser Infinito, deja que esos pensamientos se vayan y suavemente vuelve a enfocar tu mente en la afirmación. No tienes que justificar las palabras, o resolver cualquier discusión interna acerca de ellas debido al condicionamiento previo de cómo alguien te dijo que "debes" pensar en esta vida. Piensa de manera independiente, piensa infinitamente, y te conectarás con la conciencia de tu máximo potencial.

Ten la disciplina interior de mantener la afirmación y deja que cualquier problema se desvanezca sin prestarle atención. Tu ser interior conoce el significado de las palabras y resuena con alegría en su verdad exacta y literal. Cada vez que hagas esta afirmación, vas a estar mejor conectado con el Ser Infinito. Cualquier pensamiento menor se resolverá a la luz de una verdad más grande.

Encuentra un lugar tranquilo para sentarte durante unos minutos, cierra los ojos, y empieza a buscar un refugio tranquilo en ti. Para mantener el cerebro ocupado con la tarea, enfoca tu atención en el flujo lento de tu respiración a medida que pasa por tus fosas nasales.

En cada inhalación, repite mentalmente la afirmación "Yo soy el Ser Infinito".

En la exhalación, simplemente permite que tu atención siga el flujo de aire en las fosas nasales. Para inducir un efecto calmante inmediato, permite que cada exhalación tome más tiempo que cada inhalación.

La energía de la vida, también conocida como energía etérea, está condicionada principalmente dentro de nuestra columna vertebral. Desde ahí se distribuye al resto del cuerpo a través del sistema nervioso sutil. La mayoría de las funciones fundamentales en el cuerpo humano deben su operación principalmente al suministro de energía de la vida etérea, más que al suministro de energía eléctrica. La energía etérea, como la conciencia, no es física y, sin embargo, respalda toda la vida.

Para ayudar a mejorar el flujo natural de energía vital en tu columna vertebral, es preferible realizar esta meditación sentado en una silla en posición vertical. A medida que avances con esta meditación, será mayor el flujo natural de energía vital en tu columna vertebral, animando el reconocimiento de tu conciencia.

Cuando surjan pensamientos que te distraigan –sucederá– trátalos con paciencia y comprensión. Deja toda distracción a un lado para que puedas continuar con la meditación del Ser Infinito. Si un pensamiento parece importante o urgente, seguramente volverá más tarde, después de que tu sesión de meditación haya terminado.

Hay diferentes maneras de mejorar tu experiencia en la meditación. Una de ellas es reservar un espacio pequeño, como la esquina de una habitación tranquila, reservado sólo para la meditación. Entonces ese espacio se vuelve más propicio para el ambiente de la meditación. Puedes cubrir una pequeña mesa con elementos que te conecten con la práctica espiritual. Velas e incienso son especialmente útiles, ya que proporcionan un enfoque inicial para los sentidos.

También ayuda utilizar siempre la misma silla, una que esté construida principalmente de materiales no metálicos. Las sillas de metal alejan de ti la energía vital etérea; eso no es bueno para la sesión de meditación.

Haz de la meditación tu prioridad número uno
La mejor inversión de cada día es pasar al menos 20 minutos meditando. Que sea tu prioridad del día. Convertirlo en una rutina también refuerza los efectos de la meditación.

Si tienes hambre hasta el punto de distraerte antes de una sesión de meditación, ingiere un refrigerio ligero, como fruta o jugo. Por el contrario, un estómago lleno después de una comida pesada tendrá un efecto amortiguador sobre las posibilidades de tu sesión de meditación, así que planea las comidas fuertes al menos dos horas antes.

El propósito de la meditación del Ser Infinito
  • Tranquilizar tu actividad cerebral al centrarte en actividades rítmicas que inducen un enfoque espiritual.

  • Afirmar tu relación con el estado más elevado de conciencia.

  • Cargar tu sistema con energía vital adicional mediante la respiración controlada.

  • Crear un espacio para el Ser, en el que tu conciencia pueda moverse con facilidad en la experiencia de tu estado interior del ser.
La técnica completa de la Meditación del Ser Infinito
  1. Tómate unos minutos para relajar por completo tu cuerpo físico. Siéntate en una silla recta con los ojos cerrados, y luego aprieta los pies, los dedos de los pies y músculos de las piernas. Libera la tensión y deja que tus pies y las piernas se relajen completamente. Haz lo mismo, apretando y soltando, con el estómago, pecho y espalda; luego tus brazos y manos; por último el cuello y la cara.

  2. En la preparación, haz tres respiraciones profundas y exhala cada una de ellas por completo.

  3. Ahora enfoca tu atención en el flujo lento de la respiración mientras pasa por las fosas nasales.

  4. A medida que efectúas cada inhalación, repite mentalmente la afirmación, "Yo soy el Ser Infinito."

  5. En la exhalación, deja que tu atención siga el flujo del aire por las fosas nasales. Para inducir un efecto calmante inmediato, haz más lenta cada exhalación y permite que te tome hasta el doble de tiempo que cada inhalación.

  6. Para crear un espacio para que tu conciencia se sumerja en la experiencia de ser, haz una pausa al final de la exhalación. Mantén la respiración de tu cuerpo hasta que sientas la necesidad de inhalar de nuevo. Esto normalmente será de alrededor de tres segundos, a veces menos. Cuando estés en este lugar tranquilo, no pienses, sólo sé. Emergerán impresiones sutiles en tu interior en este Espacio del Ser. El final de cada ciclo respiratorio es tu espacio personal en comunión con tu ser interior. Ignora el ruido superficial de tu mente –palabras y sentimientos que distraigan tu atención– y manténte enfocado en el espacio de silencio interior y en las impresiones sutiles de la conciencia superior. Nada que se escandaloso tiene origen en tu ser interior. Enfoca tu conciencia en tu silencio interior. Con la práctica, este será un momento en que aparecerán suavemente las grandes ideas e inspiración en tu conciencia.

  7. Repite este ciclo de respiración durante al menos 20 minutos.
Recuerda
La afirmación "Yo soy el Ser Infinito", es la afirmación más poderosa posible en nuestro lenguaje.

Una técnica eficaz de meditación le abre las puertas a más inspiración, amor y creatividad en tu vida.

¡Que tengas una feliz experiencia en los reinos de la conciencia espiritual!