Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Entrega

El séptimo paso en el Camino Espiritual



por Melody Larson



TABLA DE REFERENCIA:

PASO DEL
CAMINO
NIVELPALABRA
CLAVE
ACCIONESCREENCIASCHAKRAARQUETIPO
JUNGUIANO
SIGNO
7. EntregaAlma Fe, Bendición, Creencia, EsperanzaRezo, Meditación"No sólo por mi voluntad" CoronillaEl AmanteLibra


Entrega y el alma

No hay otro paso en el camino que suceda tan instantáneamente como Entrega; pero, puede tomar mucho tiempo hasta que estemos preparados para hacerlo por completo. Cuando lo estemos, nuestro paso anterior, Búsqueda, llegará a su destino. Y casi simultáneamente empieza el siguiente paso, Sanación. Según profundizamos en el nivel del alma, se vuelve cada vez más difícil separar los pasos, ya que se sobreponen de un modo no-lineal. Los pasos 6, 7 y 8 suelen ser un trío.

Quiero dejar bien claro que entregarse y rendirse no son la misma cosa. En su lugar, primero nos rendimos para luego entregarnos. Ya sea que la crisis que tuvo lugar en el paso 6, Búsqueda, parezca que nos quebró, o que nuestra búsqueda espiritual empieza a abrumarnos o a desilusionarnos, o ambas cosas. Simplemente estamos agotados. Incapaces de resolver nuestros problemas o encontrar respuestas, bajamos nuestros brazos derrotados.

Una vez que nos damos por vencidos, tenemos la oportunidad de descubrir un poder superior que está siempre disponible para ayudarnos, debemos ejercer nuestro libre albedrío y permitirlo en nuestras vidas. No todo mundo es capaz de entregarse, y si sólo se rinden, terminan las cosas ahí, el camino espiritual puede llegar a su fin. Para aquellos que se entregan, en vez de sentirse derrotados, se invaden de un enorme sentido de alivio y esperanza.

Sentimos algo que es mucho más grande y poderoso que nosotros. No es nuestra alma, porque ha sido herida por el karma y no está operando desde un estado de plenitud. En cambio, el alma dentro de nosotros recuerda su conexión con el Espíritu / El Universo / Dios / La Matriz, llámenle como quieran. Comprendemos que no es por nuestra sola voluntad que se pueden encontrar las respuestas, y aún más maravilloso, ¡que no necesitamos encontrar todas las respuestas por nosotros mismos!

En cambio, sólo tenemos que conectar, pedir y esperar la gracia divina. Este suele ser el paso en el trayecto en el que se descubre (o redescubre) la oración. Puede ser de forma tradicional, o bien entramos en comunión a través de la meditación y / o la quietud. Como quiera que lo hagamos, aprendemos en este paso a conectarnos con Todo lo que Es para recibir soluciones. Desarrollamos la fe. Nos entregamos al hecho de que, a pesar de que no podemos ver las soluciones a futuro, éstas llegarán. Aprendemos a aceptar que todo está bien y creer que todo sucede por un propósito mayor.

Entrega y los sistemas espirituales

Chakra: El paso siete, Entrega, está relacionado con el séptimo chakra, el chakra de la coronilla. Este chakra es responsable de muchas funciones, pero la fundamental es nuestra capacidad de conectarnos con nuestra propia divinidad. Nos permite acceder a las energías del Universo / Dios / La Fuente, de la que somos parte, con el fin de recibir respuestas divinas a nuestras preguntas y problemas. Este chakra se suele abrir mediante la meditación y/o la oración.

En nuestro chakra de la coronilla está el plan espiritual de nuestra alma, ya que abarca todas las vidas, así como de un 'plan maestro' superior del que somos parte. Este chakra es la línea vital de nuestra propia existencia superior, no como una entidad separada, sino como parte del Todo. Al orar o meditar, o pedir ayuda divina, a menudo percibimos el Espíritu como un ser o fuerza que está separado de nosotros. En realidad estamos accediendo a nuestra propia divinidad unificada a través de nuestro chakra de la coronilla.

Arquetipo: Arquetípicamente, Entrega se refiere a la energía de el Amante, de Jung. Más allá de los múltiples roles mundanos que el Amante tiene en nuestras vidas, este arquetipo se trata, en última instancia, del poder que se genera cuando el alma busca asociarse con lo divino (como quieran definirlo). Como dice Carol Pearson: "Es la presencia de Eros la que permite que ocurran milagros".

El Amante puede manifestarse de manera positiva o negativa. En el lado positivo, el Amante nos pide superar nuestra desconexión y buscar la unidad con todo lo que realmente somos. Nos enseña que todos los problemas se pueden resolver y que todas las respuestas se pueden encontrar, al utilizar la energía del Amor, porque somos Amor. En el lado negativo, el Amante puede intentar resolver sus problemas o encontrar respuestas a través de una espiritualidad caprichosa, en lugar de entrar en comunión, adoramos un sistema, un gurú, un método, o un guía, en lugar de buscar una relación de igualdad con Dios.

El Amante se relaciona con el anhelo que siente nuestra alma de unirse una vez más con toda la existencia. El amor verdadero se produce al reconocer que somos parte de lo Divino, que somos una energía esencial para el todo. Amor es poder, y el Amante nos regala ese poder con el fin de cumplir nuestra misión divina.

Astrología: El paso siete se relaciona con el signo de Libra, un signo de aire y séptimo en la carta astral. Libra casi siempre se asocia con Venus y la relación romántica, sin embargo, no es un signo de fuego; así que Libra no se relaciona con la pasión. Libra se relaciona con la paz, la serenidad, la armonía. Por otra parte, a un nivel espiritual, este signo se relaciona con asociarnos a lo Divino, con el fin de alcanzar la paz interior, la serenidad interior, la armonía interior.

Libra nos enseña a equilibrarnos al relacionar nuestra humanidad con nuestra divinidad. El símbolo Yin-Yang se asocia a menudo con el signo de Piscis, pero creo que se adapta mejor a Libra. Piscis se trata de trascender los opuestos por completo, mientras que Libra es acerca de la comprensión y el dominio de ellos en esta realidad: muerte y nacimiento; sombra y luz; miedo y fe; tristeza y alegría; pérdida y ganancia; enfermedad y bienestar; odio y amor; problema y solución. Libra nos enseña que si podemos encontrar el desapego mientras pasamos de uno a otro, podemos encontrar serenidad. Podemos conectar con un conocimiento interior que nos ayudará a dominar cada una de las lecciones de la vida con gracia.

Libra nos pide que tranquilicemos nuestra inquietud y encontremos una solución equilibrada, ya que sabe que hay equilibrio en toda la creación. Nuestra alma no crea un problema o una travesía sin también, a la vez, crear la solución o tesoro. Este signo de aire nos ayuda a mirar nuestra vida con la separación mental necesaria para ver las cosas desde una perspectiva mucho más elevada y espiritual. Cuando lo hacemos, encontramos la solución o el tesoro.

En resumen, el paso 7, Entrega, se trata de la asociación con lo divino. Se trata de darse cuenta de que no estamos solos y que no tenemos que resolver todos los dilemas por nosotros mismos. De hecho, como dice la famosa frase de Einstein: "No podemos resolver los problemas en el mismo nivel de conciencia que los creó". La Entrega nos permite acceder a una conciencia superior, a fin de trascender el problema y pasar a un nivel totalmente nuevo. Algunos le llaman a esto gracia. Yo lo llamo empoderamiento.

Una vez que alcancemos el paso 7, Entrega, abrimos la puerta a la posibilidad de recordarnos de nuevo en la plenitud verdadera a nivel del alma, que exploraremos en el paso 8, Sanación.