Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Súper Estudiante - Curso de Desarrollo Mental 1
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Vista, Sonido, Acción...

Visual
Aproximadamente un tercio de las personas prefieren aprender viendo. Tienen una preferencia por el sentido visual. Disfrutan de la comunicación a través de imágenes, gráficas y artefactos visuales. Son particularmente buenos en la visualización de recuerdos o escenas imaginarias. Suelen utilizar imágenes en vez de sonidos cuando escriben y recuerdan. Prefieren "mapear" instrucciones dibujando un plan; y cuando dan direcciones se refieren a lo que van a "ver', y en general piensan en términos visuales.

Auditivo
Otro tercio de las personas disfrutan de la comunicación y el aprendizaje por medio del sonido, incluida la palabra hablada. Tienen una preferencia por el sentido auditivo. Las discusiones y los ejercicios orales les acomodan más. Tienden a recordar nombres en vez de caras y escriben recordando patrones de sonidos. Prefieren dar y recibir direcciones verbalmente, con énfasis en la secuencia, la repetición y el resumen.

Kinestésico
El último tercio de las personas prefieren participar físicamente en la experiencia. Tienen preferencia por los sentidos kinestésicos de sentir, tocar, movimiento y posición. Al comunicarse establecen su parecer con las manos y el cuerpo, y se animan según lo hacen. Aprenden mejor a través de la práctica y la experiencia, y pueden sentirse frustrados en situaciones estáticas de aprendizaje, usando libros o asistiendo a conferencias. Dan instrucciones por medio de demostraciones o gestos; cuando dan direcciones estarán más inclinados a llevarte ahí.

Utilizamos, en gran medida, las tres modalidades sensoriales, pero tendemos a preferir una en especial. Será mejor que estructuremos nuestro aprendizaje utilizando todos los sentidos, incluida nuestra modalidad favorita. Dado que los materiales, como este curso de Desarrollo Mental, usualmente son información escrita. Por ello es importante que el estudiante exprese la información de diversas maneras. Al hacerlo aprende más en el proceso.

Tomemos el ejemplo del piloto de una línea aérea, para ver cómo aprende una serie compleja de controles de los sistemas mecánicos. Cada seis meses su licencia y, por lo tanto, su vida, depende de la superación de una prueba que le obliga a recordar todos estos controles en secuencia y aplicarlos en una situación de prueba. En este caso la situación de prueba es un simulador y entre los muchos ejercicios de inspección obligatorios se encuentra la simulación de un motor que falla durante el despegue. Se trata de una situación, ya sea imaginaria o real, de mucha tensión.

Hay vidas que dependen no sólo de la capacidad de los pilotos de recordar, sino también de la capacidad de realizar las tareas recordando la secuencia correcta mientras atienden otras variables imprevistas,. Ellos no recuerdan y aprenden a desempeñarse a este nivel leyendo y releyendo el manual, seguido de un examen escrito. Eso no es suficiente; necesitan un enfoque multi-sensorial.

La cubierta de vuelo de un avión moderno está organizado de manera que los sistemas de control de los aviones puedan ser manejados de manera efectiva y sistemática. La instrumentación de vuelo da información sobre todos los sistemas operativos. La tripulación está obligada a hablar de acuerdo a los procedimientos acordados y afirmar su ejecución: es auditivo. A medida que controlan o manejan un interruptor, los pilotos tocan físicamente el instrumento: es físico. En el caso improbable de una falla o estar demasiado cerca del terreno, funciona un sistema de alerta: las luces destellan, se repite una fuerte señal de alerta y una voz grabada advierte del peligro, además de que vibra la columna de control. Se trata de una experiencia visual, auditiva y kinestésica.

¿Cómo aprende un piloto estos complejos sistemas? Sí, hay manuales. Sí, hay actualizaciones y reuniones informativas. Sí, hay cursos de simulador, retroalimentación de los capitanes de supervisión y pruebas regulares. Pero en última instancia se requiere que el individuo aprenda todo el material. Tiene que hacer suya la información.

En primer lugar toma las notas del sistema proporcionadas en el manual oficial y reconstruye las áreas esenciales con sus propias notas. Hay más mapas y diagramas que explicaciones escritas. Cada complejo procedimiento se divide en elementos estructurados siguiendo una fórmula clara que incluye diagramas de flujo, palabras clave destacadas y las acciones en la secuencia adecuada. Se coloca en la pared la síntesis en un esquema sobre el escritorio de estudio. Sobre el escritorio se coloca un extenso diagrama de los controles de la cabina de vuelo del avión.

Para aprender los ejercicios, el piloto mira su diagrama de flujo, dice la acción descrita en voz alta mientras toca el control sobre el plano de distribución. Esto se ensaya hasta que no necesite accesorios y tarjetas del sistema; hasta que lo pueda hacer a ciegas: en el ojo de su mente es capaz de decir la acción descrita, ver la cabina de vuelo, mover la mano para operar el control, y pasar a la siguiente acción. El aprendizaje se ensaya en tres modalidades sensoriales: visual, auditiva y kinestésica. Los nuevos conocimientos se revisan periódicamente, tanto por el piloto como con pruebas formales, a fin de mantener alta la retención.

Este es el verdadero aprendizaje: aprendizaje para aplicarlo, tanto mental como físicamente. Se requiere de la participación e iniciativa de los estudiantes, pero la recompensa es un alto nivel de desempeño, y eso hace posible el logro realista de los objetivos de vida.

Fórmula para una recordación eficaz

Motivación
Recordar requiere de una atención consciente y un esfuerzo dirigido. Tenemos que tener la intención de recordar la información desde el principio del proceso de "revisión". Pregúntese:

  • ¿Está seguro de qué es lo que quiere saber?
  • ¿Para cuándo lo habrá aprendido?
  • ¿Con qué propósito está aprendiendo?
  • ¿Cómo lo va a conectar con lo que ha aprendido antes y lo que vendrá?
  • ¿Cómo se recompensará por haberlo aprendido?

Un claro sentido de un resultado positivo Un resultado que podemos alcanzar es importante. Pregúntese:

  • ¿Una vez aprendido seré capaz de demostrarlo?
  • ¿Cómo alguien más sabrá que he aprendido este material?
  • ¿Le he dado una revisión general mediante la exploración a los materiales que necesito aprender?
  • ¿Qué tipo de preguntas seré capaz de responder una vez que haya aprendido este material?

Luego visualice y experimente la sensación de haber conseguido con éxito el resultado.

Estrategias útiles
Las combinación de métodos de aprendizaje - tales como los antes mencionados - es más eficaz. Pregúntese:

  • ¿Tengo los recursos que necesito?
  • ¿Mis estrategias de aprendizaje son visuales, auditivas y kinestésicas?
  • ¿Combinaría estrategias?
  • ¿Cómo voy a probar mi recordación?
  • ¿Qué planes tengo para volver a los materiales?

El estado correcto
Tenemos que estar en el estado correcto para estudiar, tanto física como emocionalmente. Esto requiere descansos regulares, una dieta saludable, dormir bien, un entorno de aprendizaje de apoyo y un estado de ánimo positivo. Pregúntese:

  • ¿He reservado un período adecuado de tiempo libre de interferencias?
  • ¿Estoy en un espacio confortable que pueda utilizar para ayudar con mi aprendizaje, por ejemplo, mediante la colocación de mapas de memoria, diagramas y recordatorios de colores en las paredes?
  • ¿Es el espacio cálido pero no demasiado caliente; con luz, silencioso o con música que me ayude a aprender?
  • ¿Voy a tener descansos periódicos?
  • ¿Después de un descanso voy a revisar y pre-visualizar, antes de empezar de nuevo?

Se dice que aprendemos...

10% de lo que leemos
20% de lo que oímos
30% de lo que vemos
50% de lo que vemos y oímos
70% de lo que se discute con los demás
80% de lo que experimentamos personalmente
90% de lo que enseñamos a los demás




CONTENIDOS:




Continuar... La Decisión de Fallar