Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Súper Visión - Curso de Desarrollo Mental 2
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Descubrir la manera de ser del artista (II)

Dibujo de contorno

La forma más eficiente para lograr un cambio al modo-derecho es presentarle al cerebro una tarea que el dominante cerebro izquierdo no pueda manejar, y ver de esa manera que esto sucede naturalmente. Este ejercicio se denomina "dibujo del contorno" y es probable que a su hemisferio izquierdo no le vaya a gustar, porque rechaza el modo lento, meticuloso, de las percepciones espaciales complejas de información relacional, y se alegra de que el modo-derecho se encargue de la tarea.

Un "borde" es el lugar donde dos cosas coinciden. Al dibujar su mano, por ejemplo, los lugares donde el aire (que en el dibujo se interpreta como el fondo o espacio negativo) coincide con la superficie de su mano (primer plano o espacio positivo); el lugar donde una uña coincide con la piel circundante; el lugar donde dos pliegues de la piel se reúnen para formar una arruga, y así sucesivamente; son bordes compartidos o "contornos". Un contorno se define como un borde según lo percibimos. El contorno se puede describir (dibujar) como una sola línea, que es llamada línea de contorno. (Este concepto de bordes es fundamental para el arte, ya que tiene que ver con la unidad). La unidad se logra cuando todas las cosas que constituyen una composición encajan como un todo coherente, cada una de las partes contribuye a la totalidad de la imagen: formas unificadas y espacios que comparten bordes).

El dibujo de contorno implica una estrecha e intensa observación mientras usted dibuja los bordes sin mirar el dibujo durante el proceso. Mientras dibuja, usted imagina que está trazando los bordes de la forma con la punta de su lápiz.

Paso 1. Coloque una hoja de papel sobre la mesa y sujétela con cinta adhesiva, de modo que no se mueva mientras está dibujando. Acomódese para que la mano que dibuja y sujeta el lápiz esté cómoda y lista a dibujar en el papel.

Paso 2. Voltéese en la dirección opuesta, mirando a su otra mano, que estará apoyada en alguna parte, tal vez una silla detrás de usted. Ahora va a dibujar su mano sin ver lo que está dibujando.

Paso 3. Ponga toda su atención en la información visual frente a usted (la mano - pero no la nombre como tal), y no le ponga atención a lo que dibuja. Entonces comience a dibujar sólo lo que ve, no lo que "sabe" que debería estar ahí. Concentre sus ojos en alguna parte de su mano y perciba un borde. Al mismo tiempo coloque la punta de su lápiz sobre el papel. Lentamente, arrastrándolo un milímetro a la vez, mueva sus ojos a lo largo del borde percibido, observando cada variación y ondulación del contorno. Simultáneamente reproduzca esta información con el lápiz, como si la punta del lápiz fuese el punto focal de su percepción en todo momento, moviendo el lápiz al mismo ritmo lento. Registre todo lo que está viendo en el momento de ver, no como una segunda acción después de que haya visto. No se voltee a mirar el papel.

Paso 4. Continúe observando la mano y dibuje los bordes que ve, siguiendo los contornos. Sea consciente de la relación de cada contorno en relación a la configuración completa de los contornos complejos que es su mano, vista en su visión periférica. Puede cambiar de un contorno a otro y viceversa. No deje de dibujar, continúe a un paso lento, coincidiendo exactamente el movimiento del lápiz con el movimiento del ojo.

No debe preocuparse de si el dibujo se parecerá a su mano, es probable que no sea así, ya que no puede controlar las proporciones, pero será una interesante impresión de su mano; un hermoso registro de su percepción profunda. El énfasis en este ejercicio no es dibujar de manera realista, sino ver las cosas exactamente como son, en el modo de ver del artista.

Paso 5. Después de terminar, piense cómo se sintió al comienzo del ejercicio, comparado a cómo se sintió cuando estaban profundamente involucrados en el dibujo. ¿Estaba fascinado? ¿Su mente estaba tranquila? ¿Había un sentido de eternidad? ¿Reconocerá este estado cuando vuelva a él?

Alterne el anterior Dibujo de Contorno con el siguiente ejercicio de Dibujo con Papel Gráfico.


Dibujo con Papel Gráfico

Este ejercicio se refiere a la concentración. Existe un alto grado de correlación entre la habilidad de concentrarse y la habilidad de la memoria, porque a mayor nivel de concentración, más profundo será el rastro de la memoria. Mejorar la memoria de la línea ayudará a dibujar cuando la atención se dirija al dibujo en ejercicios posteriores. La concentración mejorada también facilita mantener el enfoque en las líneas del objeto al hacer el ejercicio anterior. Una vez más, ya que el ejercicio es incremental y no-verbal (sólo pequeñas secciones inidentificables del objeto vistas a la vez), ocupa la habilidad de dibujar en el modo del hemisferio derecho.

Paso 1. Utilizando la sección de una fotografía de 8 x 8 cm, una hoja transparente de papel gráfico cuadriculado (disponible en las tiendas de gráficos), se coloca sobre la hoja y se pega con cinta adhesiva. Otra hoja de papel cuadriculado se pone sobre la fotografía. Cuadro por cuadro, llene los cuadros en el papel gráfico con un lápiz, que correspondan a los cuadros en la foto original que contengan al menos un 50% de tonos oscuros.

Paso 2. A medida que mejore en este ejercicio, usted debe tratar de aumentar la velocidad en que transfiere la imagen cuadro por cuadro, y luego llene más de uno a la vez. Trate de recordar la secuencia de cuadros como una imagen perceptual en lugar de una descripción verbal.

Paso 3. Cuando esté realizando bien los pasos anteriores, cambie por un papel transparente con una cuadrícula más pequeña y aplique la misma metodología. También escoja un área de la imagen más grande.

Paso 4. Cuando domine los pasos anteriores comience a dibujar la imagen real utilizando la retícula del papel transparente como referencia, al principio en blanco y negro, y después también incorpore gamas de grises.

Paso 5. Por último, reproduzca la imagen utilizada con un conjunto de lápices de colores o rotuladores.


Objeto en una bolsa

Un ejercicio alternativo para complementar su práctica en el Dibujo de Contorno, es dibujar un objeto que está simultáneamente sintiendo con la mano que no dibuja. El objeto está oculto dentro de una bolsa. Aplique todos los principios del Dibujo de Contorno, pero esta vez usted está percibiendo los contornos con el sentido del tacto en lugar de con la vista.


Dibujos posteriores a la instrucción

Regrese e intente de nuevo los ejercicios que hizo al principio, ¡vea si es un mejor artista ahora y si tiene un mejor acceso a las capacidades de su hemisferio cerebral derecho!




CONTENIDOS:




Cursos de Desarrollo Mental