Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Educar la Voluntad - Curso de Desarrollo Mental 3
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Ejercicios de Recuperación

Cuando un estudiante tiene problemas con los Ejercicios de Concentración en general, más que sobre un ejercicio en particular, la causa de dicho problema usualmente se localiza en su ambiente, sus propias actitudes y las actitudes de las personas que tienen influencia sobre él. Los siguientes ejercicios tienen como objetivo el tratamiento de estos problemas de actitud.

Antes de iniciar estos ejercicios, usted debe encontrar un lugar en el cual pueda aislarse y eliminar fuentes de distracción. Debe destinar un sitio para cumplir su objetivo o esperar a que finalice el día, ya que haya finalizado con sus obligaciones (para que no sean una fuente de distracción). Usted debe asegurarse de que va a tener privacidad. Apague la televisión, la radio, desconecte el teléfono, y siéntese en una silla confortable, erguido, en una posición relajada.

No se esfuerce por empezar de inmediato los ejercicios. Antes de iniciar, usted debe cerrar los ojos y relajarse por dos o tres minutos, para calmar su mente. Cuando se haya relajado, deberá tratar de recordar alguna ocasión en la usted logró concentrarse bien. Descríbase esa situación a sí mismo y trate de esclarecer por qué le fue posible concentrarse en aquella ocasión. El identificar una situación en la que logró una buena concentración le ayudará a reconocer el hecho de que usted es capaz de concentrarse, al menos en algunas circunstancias.

La habilidad para concentrarse simplemente significa: la habilidad para enfocar la atención en algo y permanecer trabajando activamente en ello por periodos de tiempo relativamente largos. Si la mente de una persona divaga cuando intenta estudiar o trabajar, entonces necesita disciplinarse más en enfocar su atención. Tendría poco sentido solicitarle a una persona que se concentre en un objeto o proceso cuando éste no tiene un valor o importancia para ella. Uno solamente puede concentrarse efectivamente en algo cuando voluntariamente considera que haciéndolo obtendrá el resultado deseado. Los ejercicios se escogieron con esta idea en mente.


Ejercicio Suplementario Uno

En cada ocasión, cada tarea de las que se solicitan a continuación, debe ser precedida por un breve periodo de relajación, combinado con la identificación de un momento en el cual usted se halla concentrado bien. La primer tarea consiste en que usted realice una disertación formal sobre lo anterior y lo escriba a modo de un ensayo.

Este ejercicio se compone de 4 partes:

La primera parte es recordar cuando usted se concentró bien.

La segunda parte es describir ese recuerdo y ponerlo por escrito.

La tercera parte es tratar de esclarecer por qué usted pudo concentrarse en ese recuerdo.

La cuarta parte consiste en escribir lo anterior como un ensayo utilizando entre 300 y 500 palabras (uno o dos párrafos), con la intención describir sus hallazgos ordenadamente.

Parte 1:

Esta parte requiere 5 minutos, y el procedimiento es el siguiente:

Paso 1. Después de unos minutos de ensoñación y relajación, usted debe poner su atención en la tarea en la que va a trabajar. Deberá alistarse para pensar en la totalidad del tema, revisando los diversos elementos con un interés moderado. Reflexione sobre el resultado que desea alcanzar y los beneficios que obtendrá al hacerlo.

Paso 2. Durante el último par de minutos de esta fase de relajación deberá concentrar su atención gradualmente en el tema elegido e iniciar la tarea que corresponde: Recordar un momento en el que usted se haya concentrado bien.

Paso 3. Una vez que ha elegido el punto de partida, debe programar una alarma que suene en 5 minutos (por ejemplo utilizando su reloj de mano o su celular). Esto prevendrá que se distraiga de usted mismo por estar preocupado en medir el tiempo.

Paso 4. El siguiente paso es darle a su mente la tarea. Escriba o diga: "La tarea es recordar una ocasión en la cual me concentré bien. "¡Empieza!". Entonces deberá concentrar su atención en el tema y enfocar la atención en su tarea. Nota: es importante que usted se diga a sí mismo, ¡Empieza!, y también que se diga, ¡Alto!, al final del ejercicio. Después de practicarlo unas cuantas veces, la palabra "Empieza" lo activará en el modo del estado de concentración.

Paso 5. No trate de concentrarse. "Tratar" de hacer algo, por ejemplo, tomar un lápiz, no hace que lo tome. De igual manera, que frunza el ceño, apriete la mandíbula o tense el cuello para concentrarse, no va a provocar que se produzca la concentración. Si tiene claridad en su tarea, por ejemplo, hacerla con total atención, el resultado será la concentración. Aprenda a relajar los músculos de la cara, cuello, hombros, y particularmente la lengua, y descubrirá que cuenta con mayor energía disponible para aumentar el poder de la atención.

Paso 6. Aún para una mente entrenada, mantener la atención por 5 minutos o más, es difícil. La mente no entrenada empezará a divagar después de 20 - 30 segundos. Si usted empieza a pensar acerca de alguna cosa mientras está haciendo este ejercicio, deberá practicar "Detener los Pensamientos", de tal modo que pueda regresar a la tarea con mayor intensidad.

¿Quién controla lo que está llegando a su mente en cualquier momento? ¡Usted lo hace! A pesar de que mucha gente dice cosas como "No puedo parar de pensar acerca de " o "No puedo acallar mi mente", la paradoja, es que esas personas tienen un tremendo poder de concentración, pero fuera de su control. Un estudiante, que tenga problemas con la concentración deberá de una vez por todas reconocer que tiene el poder para controlar lo que piensa. El proceso de "Detener los Pensamientos" puede aprenderse. Tan pronto como se dé cuenta de que está pensando en cualquier cosa que no sea la tarea asignada, usted deberá simplemente detenerse en medio de su pensamiento y decir ¡No!, para regresar a la tarea asignada con mayor intensidad.

Nota: El estudiante debe aprender a ser paciente y persistente. Debe saber que si se disgusta, angustia o se regaña a sí mismo por estarse distrayendo, esas son en sí mismas formas de distracción. Decirse a sí mismo que ya no va a pensar acerca de algún evento o cosa, significa que usted continúa pensando en eso. Un drástico "¡No!" sin ninguna consideración, es lo adecuado.

Parte 2:

La segunda parte de este ejercicio consiste en invertir 5 minutos en los cuales usted describirá lo que recuerda de la Parte 1. Lo que yo quiero que usted haga es una descripción de los elementos sensoriales (visual, auditivo y kinestésico), más que un recuento meramente verbal. El procedimiento es como sigue:

Paso 1. Coloque su alarma para que suene en 5 minutos.

Paso 2. Diga o escriba para usted mismo: "La tarea es describir mi recuerdo. ¡Empieza! "Empieza" debe ser dicho enfáticamente. Durante los siguientes 5 minutos usted deberá escribir su descripción. Una vez transcurridos, cuando suene su alarma, diga "¡Alto!" y finalice.

Parte 3:

Ponga en claro la razón por la cual usted fue capaz de concentrarse en esa situación. El procedimiento es el siguiente:

Paso 1. Ponga su alarma para que suene a los 5 minutos.

Paso 2. Diga o escriba para usted mismo: "La tarea es esclarecer la razón por la cual logré concentrarme. "¡Empieza!" Durante estos 5 minutos, escribirá sus hallazgos. Entonces, cuando la alarma suene, diga "¡Alto!".

Parte 4:

La acción final es escribir este material como un ensayo de 300 - 500 palabras. Este ensayo debe iniciar describiendo el recuerdo a detalle, y debe concluir con el esclarecimiento de los varios "porqués" que le permitieron concentrarse mejor en esa situación.


Ejercicio Suplementario Dos

Este segundo ejercicio está diseñado para mejorar la concentración de un estudiante utilizando Aritmética Mental. Los psicólogos han comprobado que los adultos que practican mentalmente cálculos aritméticos sencillos por 20 minutos al día, durante un periodo de 20 días consecutivos, aprenden a concentrarse mucho mejor, y al mismo tiempo mejoran los cálculos aritméticos hechos mentalmente.

La primera parte de este ejercicio consiste simplemente en recitar la tabla de sumar en su mente, empezando con "1 + 1 = 2", avanzando metódicamente con el número siguiente hasta llegar a "1 + 9 = 10". Después continúe con "2 + 1 = 3", y así sucesivamente hasta que recite todas las sumatorias hasta llegar a "9 + 9 = 18". Al mismo tiempo trate de poner atención sobre cómo su mente hace el trabajo, atendiendo a su tarea. Aprenda a sentir cuidadosamente el nivel de intensidad de su concentración y ajustarla cuando sea necesario.

Después de unas pocas sesiones de sumas mentales a lo largo de unos días, la segunda parte consiste en cambiar por tablas de multiplicar. Empiece con la tabla del dos y continúe hasta que pueda llegar a la tabla del doce. Habrá completado está tarea cuando usted pueda ir de una tabla a otra rápidamente, con un máximo de 3 o 4 errores cada 100 cálculos. Para progresar aún más, aprenda y practique las tablas más de 20 veces.

Los pasos son como siguen:

Paso 1: Un periodo inicial de relajación y localización de un recuerdo de buena concentración.

Paso 2: Ponga la alarma en 10 minutos.

Paso 3: Escriba o dígase a sí mismo: "La tarea es aritmética mental. ¡Empieza!", e inicie la tarea.

Paso 4: Cuando la alarma suene dígase a sí mismo: "¡Alto!"

Paso 5: Reprograme su alarma para otros 10 minutos.

Paso 6: Se repiten los pasos 3 y 4. Esto completa el entrenamiento de hoy.


Ejercicio Suplementario Tres

Este tercer ejercicio consiste en escribir un resumen. Hemos encontrado que la práctica de escribir un ensayo concentra la mente y promueve un pensamiento claro y ordenado.

Esta tarea implica escribir 6 resúmenes. La definición de resumen es: describir de forma abreviada las ideas principales de un discurso o un documento escrito. En esta tarea usted selecciona un pasaje de 300 - 500 palabras de algún material escritos que le haya interesado. La primera vez escriba un resumen del texto con partes que entresaque del mismo, reduciéndolo a la mitad. En las sesiones subsecuentes su tarea será reducir a una tercera parte el texto original. La tarea le puede tomar un total de entre 20 y 30 minutos, así que usted deberá realizarla en tres etapas haciendo una interrupción cada 10 minutos en tres ocasiones; o bien, en dos etapas de 15 minutos cada una.

Inicie la tarea con un periodo de 5 minutos de relajación y localización en la memoria de un momento de buena concentración. Entonces ponga su alarma para que suene cada 10 o 15 minutos. Inicie diciendo: "La tarea es hacer un resumen. ¡Empieza!". Trabaje hasta que la alarma suene y entonces diga: "¡Alto!". Puede repetir esto en tres o cuatro ocasiones hasta que haya completado la tarea. Intente trabajar por 15 minutos en vez de 10 al quinto o sexto resumen.

En todas estas sesiones de práctica es importante que ponga atención en qué siente al tener una concentración atenta. Con un poco de práctica le será posible transferir esa sensación a otras tareas. Usted hallará que puede deshacerse de lo que lo distrae con mayor facilidad al recordar esa sensación y enfocarse más en el objeto de su atención; ya sea para algo que quiere leer, escuchar de otra persona, o una idea que tiene en mente.




CONTENIDOS:




Continuar... El Estado de Concentración