Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Educar la Voluntad - Curso de Desarrollo Mental 3
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Ultra Meditación

Al hombre que presta poca atención le falta control sobre sus procesos mentales; es un esclavo de la asociación, en vez de ser su amo. Un pensamiento inconexo se dirige hacia otro y así sucesivamente; al poco rato se olvida lo que originalmente se estaba pensando.

Con unas cuantas horas de practica, el método que describo a continuación le permitirá controlar su mente por un periodo considerable de tiempo, y un producto valioso de esta practica será un vasto incremento de su nivel de concentración, que podrá aplicar en todos los campos de su vida. También producirá una mente quieta que no está remota y disociada (el resultado usual de las técnicas de meditación), pero que está íntimamente en contacto tanto con su entorno como con su Ser-Esencial.

Este ejercicio está basado en los Ejercicios de los Cinco Caminos del Pensamiento practicados anteriormente, y aprovecha la practica de la naturaleza de la mariposa de la mente no entrenada, colocando al conductor de nuevo en el volante, hasta que los más altos niveles del Desarrollo Mental se hagan completamente efectivos.

Los Ejercicios de los Cincos Caminos se llaman así porque usamos cinco preguntas para enfocar la mente en el objeto bajo contemplación. Concentrar la mente implica que continuamente regresemos nuestra atención al objeto. Su mente vagará hasta que esté bajo el dominio de su voluntad, para eso usted continuamente retornará al objeto que está siendo considerado. Las cinco preguntas diferencian la naturaleza abstracta del objeto, y cada pregunta vuelve a la mente para que considere la totalidad unificada. Esta unidad diferenciada es la verdad de lo que existe.

El uso de Colores puede ser una ventaja para los Cinco Caminos, como se muestra a continuación. Ya sea que elijamos un objeto externo, o si somos más capaces podemos formar una imagen mental de un objeto para enfocar nuestra concentración. Las cinco preguntas utilizadas en este ejercicio son:

  1. Al pensar en la clase a la que pertenece (el objeto) - imagine Verde.

  2. Al pensar en un ejemplo específico (del objeto) - imagine Rosa.

  3. Al pensar en una parte (del objeto) - imagine Rojo.

  4. Al pensar en una cualidad (del objeto) - imagine Amarillo.

  5. Al pensar en alguna cosa asociada (con el objeto) - imagine Naranja.

Los pasos son los siguientes:

  1. Elija un objeto -ya sea mental o externo- como el foco para la concentración.

  2. Al estar pensando en la Clase imagine Verde; entonces regrese su atención al objeto. Proceda igual para el Ejemplo Específico (Rosa), Parte (Rojo), Cualidad (Amarillo) y Asociado Con (Naranja).

  3. El objetivo es continuar durante diez minutos con este ejercicio. Distinguiendo las conexiones en amplios círculos alrededor del foco de concentración. Una vez que hayan agotado las posibilidades del objeto que se eligió, entonces elija un nuevo objeto y repita los pasos 1 y 2, apuntando al objetivo por 10 minutos.

Al principio puede tomarle varios segundos responder a la pregunta; sin embargo, practicando aritmética mental, sus procesos mentales serán cada vez más rápidos. No se preocupe si la misma asociación viene una y otra vez, en realidad la velocidad con la que usted forme la asociación es la dimensión más importante en este ejercicio.

Nota: Algunos estudiantes inicialmente pueden encontrar que es más fácil realizar este ejercicio sin ruido.

Después de un poco de practica, los colores actuarán como gatillos que abrirán y cerrarán conexiones en el cerebro. Una vez que esto ocurra, los colores podrán tomar el lugar de las preguntas: el imaginar Rojo equivaldrá a "Pensar en una Parte", y así sucesivamente. Esto hará el proceso más rápido; visualizar un color toma 1/4 de segundo, mientras que responder a una pregunta toma cerca de 1 segundo.

Este ejercicio incrementará su memoria y su capacidad de comunicación. Por ejemplo, si usted tiene un objeto o imagen en su mente e imagina verde, y luego imagina amarillo, su mente lo llevará a pensar en cualidades del objeto o idea tanto tiempo como piense en amarillo. Entonces cuando imagine rojo su mente generará una lista de partes sobre el objeto o idea. Evidentemente esta es una habilidad útil en la vida cuando tenga que hablar en público y estar respondiendo preguntas en el tipo de trabajo que requiere que "piense con los pies en la tierra", o al escribir con creatividad; entre muchas otras aplicaciones.

Alguna personas visualizan mejor que otras, así que para hacer el ejercicio 1 más sencillo, sugiero que tome cinco pedazos de tela, papel, o lo que sea, y haga una especie de tira emulando una cinta de cine, vaya pasándolas, y cada vez que aparezca un color considere la pregunta correspondiente. Esto es una forma rápida para establecer la asociación entre el color y su Camino del Pensamiento. Cuando la asociación se haya establecido con agilidad, prescinda de la cinta.

Entrenamiento con Metrónomo

Cuando haya demostrado ser competente en las técnicas anteriores, será necesario que use un metrónomo para medir este ejercicio. Un metrónomo, que por supuesto normalmente se utiliza para establecer el ritmo musical, puede ser muy útil para acelerar la práctica de la rapidez mental. "Entrena" los procesos mentales involucrados y permite que ocurra "el sobre-aprendizaje" con mayor eficiencia. El sobre-aprendizaje es necesario para que las habilidades sean programadas en los circuitos neurológicos del cerebro; para que se establezcan de forma permanente y estable, y sean accesibles al instante (como cuando se sabe andar en bicicleta).

Si coloca el metrónomo en 30 golpes por minuto, usted será capaz de conectar los Caminos del Pensamiento una vez cada dos segundos. De esta forma es posible mantener un ritmo estable y uniforme, y podrá evitarse el usual alentamiento. Una vez que se sienta confortable con los 30 golpes por minutos, debe incrementar la velocidad añadiendo un golpe por minuto, y así sucesivamente. Cada vez que el ritmo anterior se haya mantenido y usted se sienta confortable, incremente un golpe. Los meditadores avanzados que usan este método han sobrepasado los 100 golpes por minuto, obteniendo resultados excelentes en su poder de concentración y comunicación.

¿Por qué es importante la velocidad? Cuanto más rápido se desarrolle este ejercicio, más se despertará el cerebro, y más amplias áreas del cerebro se involucrarán; por lo tanto hay menos circuitos redundantes disponibles en el cerebro y menos posibilidad de ocasionar distracciones o de que la mente divague.

Estudios que han usado electroencefalogramas demuestran que hay un incremento significativo en la producción de ondas Alpha y Theta cuando el estudiante incrementa la velocidad en la tarea. Y existe una velocidad crítica, que varia de estudiante a estudiante, bajo la cual hay un incremento masivo en el cerebro de frecuencias sincronizadas de las ondas Alpha y Theta. Esto ocurre cuando los dos lados del cerebro están sincronizados y trabajan al unísono en cooperación. Este es un estado de la mente que se ha observado en personas con una alto nivel de desarrollo espiritual, y en algunos de nuestros más avanzados y creativos pensadores.




CONTENIDOS:




Continuar... Ejercicios Isométricos