Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Comunicación Efectiva - Curso de Desarrollo Mental 4
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Escuchar, Resumir y Reflexionar

Aunque el Español siempre se ha enseñado en las escuelas, la atención se ha centrado en la lectura y la escritura, y casi ninguna ha puesto atención en el tema de escuchar. Este curso tiene como objetivo corregir esta omisión.

La comunicación es el envío y recepción de información. Escuchar es un función pasiva de los sentidos, pero escuchar es un proceso de percepción; un proceso activo de búsqueda de significado y de comprensión. Puesto que es una habilidad que se aprende, se puede mejorar la habilidad para escuchar mediante la práctica de técnicas efectivas de escucha.

Una gran parte del curso se dedica a la comunicación cara a cara. El escuchar de manera eficaz es una parte clave de estos procesos y, por lo tanto, debe ser comprendida y practica a fondo.


Etapas de Escuchar

1. Reconocer las palabras - este es un proceso casi inmediato del subconsciente. Sin embargo pueden estimularse los recuerdos y provocar que la mente divague en una línea diferente de asociaciones o soñar despiertos, interfiriendo en la capacidad de escuchar. Hay un factor importante que se deriva de nuestra capacidad de pensar varias veces más rápido de lo que podemos hablar. Esto significa que somos presa de otras distracciones. (Esta capacidad adicional puede usarse para visualizar las declaraciones del orador y elaborar una imagen de lo que está describiendo para identificar puntos para una posterior aclaración, y así sucesivamente, mientras mantenemos la concentración). Tener prisa por hacer otra cosa, falta de interés, o poner atención en lo que planea decir a continuación, también interferirá con una escucha adecuada. La manera de hablar del orador, la distancia y el ruido ambiental también pueden ser otras barreras a la escucha.

2. Comprender el significado de las palabras - igual que con el estudio de textos, es necesario disponer de definiciones para cada palabra en cualquiera de sus sentidos, para poder seleccionar el sentido adecuado del contexto y para que esa definición coincida con lo que dice quien habla, de tal manera que el mensaje coincida entre quien habla y quien escucha. Así, la elección de palabras del orador puede causarle problemas al oyente, sobre todo porque también puede utilizar argot, jerga, mala gramática, palabras mal utilizadas, ideas mal expresadas, etc.

3. Distinguir entre hechos y fantasía - lo que dice el orador, en oposición a lo que el oyente espera o supone que el orador dirá, basado en recuerdos y asociaciones subconscientes, tales como las figuras de autoridad.

4. Empatía con el orador - para mantener la comprensión, a pesar de cualquier problema que pueda tener el orador para expresarse a sí mismo, su aspecto o apariencia, declaraciones provocativas, etc. Esto es ver el punto de vista del orador, "comprender la esencia" de lo que está tratando de decir, sin prejuicios.


Consejos para escuchar

  • El contenido del mensaje es más importante que el mensajero. No permita que los prejuicios o el desacuerdo detengan su escucha.

  • Suspenda el juicio sobre lo que dice el orador hasta que haya terminado de decirlo y usted lo haya entendido. Hay muchas cosas que no se pueden explicar brevemente; hasta que usted haya entendido bien todos los hechos no podrá hacer un análisis imparcial.

  • Piense mientras está escuchando. Trate de identificar las ideas centrales y los temas de los que habla el orador. Imagine en su mente las situaciones que se están describiendo para hacer una "película continua". Esto hace que lo que el orador ha dicho sea mucho más fácil de recordar, y las discrepancias entre las imágenes permiten detectar incoherencias, conflictos o falta de información. Tenga cuidado de no asumir o suponer los datos que faltan. La mitad del valor de su posterior cuestionamiento será ayudar a la persona a descubrir los supuestos y generalidades que lo están desorientando, así como para completar la idea de lo que está diciendo, de tal manera que puedan tener una compresión compartida.

  • Evite las distracciones internas y externas que interfieren en una buena escucha. Las personas que trabajan en ambientes ruidosos aprenden a ignorar el ruido y a concentrarse en la conversación. Usted puede hacer lo mismo.

  • No sea tímido para pedir una aclaración, repetición o definición de palabras cuando usted no entienda. Ayúdele al orador a que lo ayude a entenderlo.

  • Dese tiempo para escuchar. Resista el impulso de hablar antes de que haya entendido.

  • Sea consciente y observe los aspectos no-verbales de la comunicación. Esté alerta a cualquier trasfondo emocional; ¡vea los movimientos de los ojos y de las manos!

  • Adopte una manera apropiada para escuchar. Esté alerta, quédese quieto en una postura abierta y mantenga un buen contacto visual.

Repitan el Ejercicio 1: Como un ejercicio de introducción a la escucha, vamos a comenzar con el Estudiante simplemente repitiendo las declaraciones que haga el Supervisor. Se sigue el Ciclo de la Comunicación (Pasos 1 - 9) como en todos los ejercicios, tanto por el estudiante como por el supervisor. El Estudiante será corregido si comete errores.

  • El Supervisor dice: "Inicio del Ejercicio de Repetición".

  • El Supervisor hace una declaración, tal vez una frase del material del curso.

  • El estudiante dice: "Si te he escuchado bien, tú dijiste (la declaración del Supervisor). ¿Es correcto?"

  • Si el Estudiante repite correctamente la declaración, el Supervisor dice: "Es correcto", o "Sí". El Estudiante reconoce al Supervisor con "Bien", o "Gracias".

    Si el Estudiante no repite la declaración con precisión, el Supervisor dice, "No, yo dije (repite la declaración)". El Estudiante repite de nuevo lo que el Supervisor dijo.

    Si el Estudiante comete algún otro tipo de error; por ejemplo, no mira al Supervisor mientras habla, el Supervisor le dice: "¡Error!" Tú (dice lo que el Estudiante hizo mal)" y el Supervisor vuelve al paso b), repitiendo la misma declaración.

  • Después de suficiente práctica, el entrenador pone fin diciendo "Eso es todo".

Repitan el Ejercicio 2: Cuando un Estudiante puede siempre repetir correctamente las declaraciones del Supervisor, deberá ser guiado para adecuar su ritmo y cadencia al expresado por el orador. Estas dimensiones expresivas transmiten la puntuación y estructura de la oración, que son cruciales para comunicar el significado deseado. El Estudiante también debe visualizar las acciones y descripciones en las declaraciones del Supervisor, sentir él mismo las emociones, y no sólo repetir lo que dijo el Supervisor de memoria y de manera irreflexiva.

Al escuchar correctamente obtendrá información más valiosa; información que puede utilizar de manera inteligente. Por esta razón, una persona que es un buen oyente es una persona inteligente. Las relaciones de trabajo se pueden mejorar si las personas aprecian la atención y el interés. Pueden ganar penetración en sus propios problemas y circunstancias al tener la oportunidad de hablar y reflexionar sobre ellos. Los desacuerdos pueden resolverse con mayor eficacia. Usted mejora como comunicador y como estudiante.

Uno de los errores cometidos con mayor frecuencia por los estudiantes en las habilidades para escuchar, es que repiten la comunicación del orador sin tratar de comprenderlo. Si se le escucha con atención a un orador, observando su ritmo y cadencia, y si lo que dice se entiende y visualiza, la información recibida será fácil de retener, ya que se habrá utilizado toda la capacidad del cerebro de forma integrada.




CONTENIDOS:




Continuar... Ejercicios para Resumir