Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Comunicación Efectiva - Curso de Desarrollo Mental 4
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Habilidades para Escuchar

Principalmente el orador quiere que el oyente escuche lo que está diciendo, no lo que el oyente cree que se está diciendo. El orador quiere que su contraparte lo escuche y sólo lo interrumpa si es necesario hacerlo.

El orador requiere un escucha que sea capaz de entender lo que está diciendo y capaz de ayudar a crear empatía entre sí. Es decir, el oyente debe ser capaz de ponerse en los "zapatos" del que habla.

Además debe haber un adecuado flujo de información en el contexto de la situación de aprendizaje. Para garantizar que esto sea posible, se deben seguir las siguientes directrices:

Cuando los estudiantes trabajan en parejas, deben estar sentados correctamente para este fin. Es decir, uno frente al otro, no al lado del otro, y a no más de un metro de distancia.

Los estudiantes deben mantener contacto visual, ya que este es el más propicio para una buena comunicación. No con rigidez, pero en general, si un oyente está interesado en lo que se dice y no perdido en su propia cabeza, tiende a mirar a los ojos del orador. Asimismo, el orador debe esforzarse por mantener el contacto al nivel de los ojos, incluso si esto significa usar un cojín, ya que fomenta la comunicación en un mismo nivel.

El silencio es un vacío que extrae la comunicación. Un oyente sólo debe hablar por las siguientes razones:

  • Para pedir una aclaración de lo que se ha dicho;

  • Para ayudarle al orador si se queda sin discurso, haciendo una pregunta orientada a que la comunicación fluya de nuevo;

  • Para regresar al orador al tema en discusión.

  • Para ofrecer un resumen apropiado y reflexionar.


Lenguaje Corporal

Una vez que un estudiante es competente en las habilidades básicas para escuchar, debe ser entrenado y corregido si su lenguaje corporal da señales de falta de sinceridad o falta de aceptación hacia el orador. Inquietud, bostezos, comer, mirar a su alrededor, hacer muecas, o cualquier otro tipo de manifestaciones que interfieran en la comunicación, deben corregirse.




CONTENIDOS:




Continuar... Ejercicios Prácticos para Preguntar