Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Comunicación Efectiva - Curso de Desarrollo Mental 4
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Ejercicios Prácticos para Preguntar

Ser capaz de hacer preguntas es una habilidad de comunicación importante, tanto para conversar como para el estudio. Preguntar es una función del hemisferio derecho del cerebro, por lo que trabajar en esta habilidad le ayudará a estimular la conciencia holística. Se identifican nueve tipos de preguntas para este curso. Después de hacer esta sección, usted será más consciente de este aspecto de la comunicación, de modo que pueda, a voluntad, hacer cualquier tipo de pregunta.


Ejercicio para Preguntar 1: El primer ejercicio está destinado para hacer más fluida la habilidad de hacer preguntas, y para superar la timidez.

El Supervisor y el Estudiante se sientan frente a frente, a una distancia de alrededor de 1 metro. El Supervisor y el Estudiante utilizan el Ciclo de Comunicación.

a) El Supervisor dice: "Hazme una pregunta".

b) El Estudiante hace una pregunta.

c) El Supervisor responde la pregunta brevemente.

Si el Estudiante no responde con una pregunta, hace comentarios o duda por más de diez segundos, el Supervisor repite la petición, "Hazme una pregunta."

Los pasos a), b) y c) se deben repetir durante diez minutos. Luego, el Estudiante y el Supervisor intercambian roles y continúan durante otros diez minutos.

Al principio el Estudiante suele hacer preguntas que son totalmente seguras, tales como "¿Qué hora es? ", pero con la práctica, será capaz de formular las preguntas que realmente quiere, sin inmutarse.


1. Preguntas abiertas

Estas son preguntas que no pueden ser contestadas con un "sí" o un "no". Invitan al oyente a hablar plenamente sobre sus opiniones, pensamientos, sentimientos y conocimientos. Estas preguntas suelen empezar con "Cómo", "Por qué", o "Qué".

Por ejemplo:

"¿Qué te parece tu ciudad?
"¿Por qué estás aprendiendo acerca de la comunicación?"
"Háblame de tus ambiciones"
"¿Por qué te ríes?"
"¿Cómo se utiliza este equipo?

Las preguntas abiertas no se pueden contestar con "sí" o "no". Se utilizan para invitar al oyente a que hable libremente acerca de sus intereses y sentimientos; creencias y esperanzas; razones y opiniones.

Debe tener en cuenta cuando se están utilizando "¿Qué?" y "¿Por qué?", especialmente con los niños, para criticar de manera encubierta. Por ejemplo, "¿Por qué estás usando eso?" (lo que significa que no lo debe utilizar) y, "¿Para qué estás haciendo eso?" (lo que significa que no debe).

Cuando una persona hace una pregunta y es claro -ya sea por la forma de preguntar o por la pregunta- que hay un propósito oculto; por ejemplo, para que se sienta mal, controlarlo, denigrarlo, o ponerlo en una situación desfavorable, la respuesta adecuada es preguntar, "¿Por qué me hace usted esa pregunta?" Las personas que hacen tales preguntas a menudo sufren de envidia.

Ejercicio de Preguntas Abiertas: En primer lugar trate de escribir unos cuantos ejemplos de preguntas abiertas que le pueda hacer a su compañero. Anote las respuestas y compruebe que inviten a la conversación y no se puedan responder "sí" o "no". Después de hacerse una idea, haga la siguiente parte del ejercicio.

El Supervisor y el Estudiante se sientan frente a frente, alrededor de 1 metro de distancia. El Supervisor y el Estudiante usan el Ciclo de Comunicación. El Supervisor comienza el ejercicio con "Iniciar", o "Iniciar el Ejercicio de Preguntas Abiertas".

  • El Supervisor dice "Hazme una pregunta abierta".

  • El Estudiante hace una pregunta abierta.

  • El Supervisor responde. El Supervisor no tiene que basar su respuesta en su propia experiencia, puede inventar la respuesta si lo desea.

  • El Estudiante reconoce la respuesta, diciendo, "Gracias", "Bien", u otro reconocimiento.

  • El Supervisor vuelve al paso a).

Este ejercicio es para entrenar al Estudiante a utilizar preguntas abiertas. El Supervisor corrige al Estudiante si la pregunta no es abierta, o si el estudiante no sigue el Ciclo de Comunicación.

Ejemplo:

Supervisor: "Hazme una pregunta abierta."
Estudiante: "¿Qué has estado haciendo hoy?"
Supervisor: "Fui a trabajar, etc."
Estudiante: "Bien".
Supervisor: "Hazme una pregunta abierta."
Estudiante: "¿Estás contento?"
Supervisor: "¿Esa era una pregunta abierta?"
Estudiante: "No."
Supervisor: "Muy bien, vamos a continuar. Hazme una pregunta abierta."
Estudiante: "¿Cómo te sientes con tu trabajo?"...

Este ejercicio se completa cuando el estudiante es capaz de hacer preguntas abiertas, sin titubear.


2. Preguntas cerradas

Estas preguntas pueden responderse con "sí" o "no", o son preguntas que sólo tienen una respuesta, como una pieza específica de información. Así que las preguntas cerradas son buenas para conseguir una rápida determinación de los hechos. A menudo este tipo de pregunta se inicia con "Cuando", "Con qué frecuencia", "Qué" o algo similar.

Ejemplos de preguntas Sí / No:

"¿Te gustan los gatos?"
"¿Estás nervioso?"
"¿Usted fuma ?"

Ejemplos de preguntas con una respuesta:

"¿Qué hora es, por favor?"
"¿Hasta dónde tuvo que viajar esta tarde?"
"¿Cuando te fuiste a casa?"

Nota: la diferencia entre "¿Cuál es tu número de teléfono?" y "¿Qué piensas de los teléfonos celulares? La primer pregunta pide una pieza única de información (su número de teléfono) y la segunda invita a responder una amplia gama de opiniones.

Ejercicio de Preguntas Cerradas: Tenga una idea clara de las preguntas cerradas al escribir algunos ejemplos usando quién, qué, cuándo y dónde, con sus respectivas respuestas.

Este ejercicio se realiza de la misma forma que el ejercicio de la Pregunta Abierta, a excepción de que el Supervisor dice: "Hazme una pregunta cerrada".

El ejercicio termina cuando el Estudiante puede hacer preguntas cerradas sin titubear.


3. Preguntas para Ampliar

Estas preguntas invitan al oyente a decir más sobre el tema, para explorar más.

Por ejemplo:

Estudiante: "¿Háblame de anoche?"
Supervisor: "Me enojé".
Estudiante: "¿Podrías decirme más acerca de eso?"
Supervisor: "Se me pidió que saliera a fumar afuera y me negué."
Estudiante: "Ya veo."

Ejercicio de Preguntas para Ampliar

El Supervisor dice: "Hazme una pregunta".

El Estudiante hace una pregunta abierta o cerrada -pero usualmente una abierta- y el El Supervisor responde brevemente. El Estudiante hace una pregunta para ampliar y el Supervisor le da más información. Luego el Estudiante reconoce.

El ejercicio sigue los principios del Ejercicio de la Pregunta Abierta.

Ejercicio avanzado: Después de lo anterior, ya que ha hecho una pregunta para ampliar y recibió una respuesta, el Estudiante hace otras preguntas para ampliar, hasta que el Supervisor se quede sin respuestas. Luego pregunta: "¿Si usted pudiera responder (última pregunta) cuál sería la respuesta?" Esto puede reiniciar el flujo, que puede continuar por 5 minutos o más en un solo tema.

Cuando el Supervisor ha respondido a la última de las preguntas del Estudiante, éste debe reconocer. El Supervisor después vuelve a iniciar el ejercicio y dice: "Hazme una pregunta".


4. Preguntas para Aclarar

Estas son preguntas que invitan al oyente a explicar con más claridad o con mayor detalle. Por ejemplo:

"¿Puede explicar esto un poco más?"
"¿Qué quieres decir con razonable?"

Ejercicio de Preguntas para Aclarar: Aquí el Estudiante hace una pregunta abierta. El Supervisor responde. El Estudiante hace una pregunta para aclarar. El Supervisor aclara y el Estudiante reconoce.


5. Preguntas Capciosas

Estas son preguntas que llevan al oyente a dar la respuesta requerida por el orador. Dejan claro cuál es la respuesta que se espera. Por ejemplo:

"Te estás divirtiendo, ¿no?"
"Usted no lo haría, ¿verdad?"
"¿Supongo que está estudiando con mucho empeño?"

Se pueden utilizar para hacer comentarios corteses, por ejemplo, "Bonito día, ¿no?" o "¿Te diviertes?"

Ponen palabras en boca de la persona, haciendo más fácil un acuerdo que un desacuerdo. Rara vez estas preguntas obtienen mucha información.

Ejemplo:

Vendedor: "Este es un color bonito, ¿no?"
Cliente: "Sí" (piensa: Es más fácil decir 'Sí')

Escriba algunos ejemplos por su cuenta.


6. Preguntas Hipotéticas

Este tipo de pregunta plantea un problema o una situación hipotética. Pueden ser utilizadas para sugerir cosas sin ser criticado.

Ejemplos:

"¿Qué pasaría si empezáramos a vender DVD's?"
"¿Y si nos mudamos fuera de la ciudad?"
"Si empieza a aprender francés, ¿cuánto tiempo le tomaría?"

Escriba algunos ejemplos por su cuenta.

Los políticos suelen decir: "Yo nunca respondo a preguntas hipotéticas". Pueden llevar a estar de acuerdo con algo que no ha sucedido y sobre lo que no se ha recapacitado. A veces son utilizadas por las personas que se preocupan y que imaginan todas las cosas malas que pueden suceder.


7. Preguntas Dobles

Se trata de dos-preguntas-en-una, tales como:

"Explique por qué se retrasó y por qué fue descortés con el jefe?"
"¿Qué te hace estar triste o ser feliz?"

Estas preguntas pueden pedir demasiado de una sola vez, por lo que el oyente o está confundido, o no responde todas las partes. Escriba algunos ejemplos.


8. Alternativas Limitadas

Con este tipo de pregunta a la persona se le presenta una lista de alternativas. Esta es una pregunta cerrada y, como con la pregunta capciosa, se manipula a la persona a dar una respuesta esperada en lugar de lo que piensa en verdad. Por ejemplo:

"¿Qué prefieres, pizza o hamburguesas?
"¿Prefieres ver una película, o quedarte en casa?"

Las preguntas alternativas sugieren que sólo hay las opciones propuestas. Por ejemplo, dicho por un vendedor, "¿Le parece conveniente mañana a las 10, o el jueves por la tarde le viene mejor?"


9. Preguntas que Asumen

Indicativas de una mente cerrada, es decir, asumen que algo es verdad cuando puede que no lo sea. Por ejemplo:

"¿Qué piensa usted del problema de la delincuencia?" (Asume que hay un problema de delincuencia). "¿Sigue robándole al jefe?" (Se supone que se e invita a que responda 'No', lo que sugiere que lo hacía, pero ya no).


Identificación de Preguntas

Los siguientes ejercicios implican clasificar las preguntas con uno de los nueve tipos expuestos. Inicialmente el énfasis debe estar en la exactitud de las clasificaciones, y no en la rapidez para hacerlo. Después, cuando se haya alcanzado una precisión del 90%, el Supervisor debe incrementar gradualmente la velocidad de respuesta. Los ejercicios 1 y 2 deben alternarse y los estudiantes deben cambiar los roles cada cinco o diez minutos.

Ejercicio de Identificación de Preguntas 1

Este es un ejercicio para enseñarle al estudiante a identificar los tipos de preguntas.

  • El Supervisor y el Estudiante se sientan a un metro de distancia.
  • El Supervisor dice: "Inicio del Ejercicio de Identificación de Preguntas", o simplemente, "¡Iniciar!".
  • El Supervisor dice: "Dame un ejemplo de (una pregunta cerrada)".
  • El Estudiante dice, por ejemplo, "¿Te gusta estudiar?".
  • El Supervisor reconoce, "Gracias", si la pregunta es un ejemplo del tipo solicitado. Luego, regresa a la etapa c), y pide otro ejemplo.

O bien, dice, "Incorrecto. Esa es una (tipo de pregunta)." El Supervisor entonces dirá, "¡Iniciar!", y hará la pregunta de nuevo.

El ejercicio se practica hasta que el Estudiante pueda dar ejemplos correctos sin titubear.


Ejercicio de Identificación de Preguntas 2

El ejercicio es el mismo que el anterior, excepto:

  • El Supervisor hace una pregunta.
  • El Estudiante identifica el tipo de pregunta.
  • El Supervisor reconoce al Estudiante si es correcta, y le hace otra pregunta.

Si el Estudiante no identifica correctamente la pregunta, el Supervisor le dice: "Incorrecto: esa es una (tipo de pregunta)" y hace la pregunta de nuevo.

El ejercicio termina cuando el Estudiante ha identificado correctamente muchos ejemplos de diferentes tipos de preguntas.


Razones de Apoyo y Ejemplos

Es útil a veces hacer una pregunta que requiera que la persona haga juicios en relación a ideas o valores, y luego pedirle que dé razones para apoyar sus juicios (una pregunta para aclarar) y dar ejemplos (una pregunta para ampliar):

"¿Crees que las mujeres han logrado liberarse de las restricciones que enfrentaban en el pasado?" "No, creo que todavía falta mucho camino por recorrer".
"¿Por qué crees eso?"
"Debido a que todavía se considera que son menos capaces para dirigir".
"¿Puedes darme un ejemplo de eso a partir de tu experiencia personal?"
"Sí, la mujer que trabaja junto a mi es tan buena en su trabajo como yo, pero ella ni siquiera fue considerada para una promoción en nuestras recientes evaluaciones de trabajo."

Hay muchos consejos útiles acerca de cómo pensar con claridad -y ayudar a los demás a pensar con claridad- en todos los cursos de Desarrollo Mental.


Depuración de los Ejercicios para Preguntar

Cuando un estudiante no puede empezar a hacer preguntas, el problema suele ser psicológico. Hará algunas preguntas que sean socialmente aceptables, y cuando ya no se le ocurran más preguntas que sean socialmente aceptables, su mente quedará en blanco, o eso dirá. En la mayoría de los casos lo que realmente sucede es que nuevas preguntas están empezando a llegar de la mente inconsciente, y son de tal naturaleza que son inaceptables para el estudiante, por lo que las bloquea.

El Supervisor debe trabajar con el estudiante y ayudarle a superar el bloqueo. Puede hacerle preguntas al estudiante, tales como: "Si pudieras hacer una pregunta, ¿cuál sería?"

El Supervisor puede ayudarle a un nivel más profundo preguntando: "¿Hay algo que se está reprimiendo por ti o alguien más?" o "¿Hay algo que te sorprendente?" o "¿Hay algo que te hace sentir incómodo?" o "¿Hay algo que no estás enfrentando?" Cuando el Estudiante responde a una de estas preguntas, tiene que manejarse de tal manera que el estudiante dé más y más detalles, utilizando preguntas para Ampliar y para Aclarar, hasta que el Estudiante ya no se sienta incómodo y pueda empezar a hacer nuevas preguntas con mayor facilidad


El Propósito de los Ejercicios

Aunque se requiere una buena cantidad de práctica, tanto en la identificación como en el uso del tipo de preguntas, los beneficios son muchos. Estos incluyen:

  • Mejora de la memoria
  • Aumento de la comprensión del material escrito
  • Mejor capacidad para resolver problemas
  • Mayor habilidad para conversar.

Practique utilizando los ejercicios para preguntar en la vida cotidiana de la siguiente manera:

Use el preguntarse a sí mismo como una forma de recordar memorias. Pruébese a sí mismo en lo que ha leído, usando las preguntas. Haga preguntas acerca de cualquier problema que pueda tener, de manera que pueda comprenderlo mejor y verlo desde una perspectiva diferente. Un uso consciente de las preguntas en la conversación.

Usando una variedad de preguntas, para preguntarse a sí mismo acerca de cualquier problema que pueda tener le dará un mayor conocimiento, mejorará su atención y aumentará su coeficiente intelectual. Hacerle preguntas a su compañero le ayudará en sus estudios y lo liberará a usted de cualquier inhibición social para hacer preguntas. En nuestra cultura uno de los imperativos es, "¡No hagas preguntas!" A la edad de catorce años muchas personas casi han perdido su curiosidad natural, porque han perdido la capacidad y la motivación para hacer preguntas. Esto provoca una considerable restricción en su aprendizaje y capacidad de pensar. La acción de reelaborar una pregunta le dará mayor conocimiento que la visualización o esforzarse en la atención para aportar claridad donde no la hay.




CONTENIDOS:




Cursos de Desarrollo Mental