Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Comunicación Efectiva - Curso de Desarrollo Mental 4
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



La Importancia de los Ejercicios

Existen seminarios que pretenden identificar sus problemas en media hora, y que alcance la iluminación en un fin de semana. Los estudiantes pueden preguntarse: ¿por qué usted propone cursos en esta época, que requieren cientos de horas de instrucción y ejercicios?

Las técnicas auténticas de crecimiento personal pueden y logran hacer cambios. Las mejores de estas pueden aumentar su capacidad de recordar, de conocer y cambiar las cosas que usted desee, pero en gran medida no cambian su conducta, es decir, lo que usted puede hacer en el mundo real de la vida cotidiana.

Una terapia puede, por ejemplo, cambiar su sensibilidad emocional, pero esto no hará que pueda cantar, a menos de que ya lo pueda hacer. Para aprender a cantar, tocar un instrumento, aprender un nuevo idioma o pensar con una mente entrenada, y hacerlo con una habilidad por encima del promedio, se requieren cientos de horas de práctica, mucha de la cual es en forma de ejercicios reiterados. Este requisito no se puede omitir si se desea desarrollar la habilidad con resultados positivos.

La educación moderna descuida los ejercicios prácticos. Básicamente se trata de pescar algo de manera atropellada. Esto se convierte en la base de la siguiente cosa por aprender, y el proceso termina por ser un pobre desarrollo de la habilidad práctica al final del curso. El concepto de "sobre-aprendizaje" se ha perdido.

En el ejército, se dedica una considerable cantidad de tiempo en separar y reunir las piezas de un arma y tipos de actividad similares. Del mismo modo, en el canto es práctica, práctica, práctica. Cuando un comportamiento o habilidad se sobre-aprende, tiende a ser automática, además, no se verá afectada en situaciones de estrés. El soldado será capaz de reparar su arma en el estrés de la batalla y el cantante no dejará de cantar por algo que suceda entre el público.

Los nuevos hábitos requieren de nuevas conexiones en el cerebro, y esto requiere trabajarse en forma de ejercicios prácticos. Los ejercicios se basan en el principio de sobre-aprendizaje.

La mente humana consiste en capas de programas (un tipo especial de hábito), que se han sobre-aprendido hasta que se hacen automáticos. Un aspecto del Desarrollo Mental consiste en agregar capas adicionales de programación y programas de mayor eficacia, hasta que lleguen a ser automáticos y naturales. Para que funcionen adecuadamente, estos programas deben ser sobre-aprendidos, y esto se logra practicando un ejercicio hasta que la habilidad le resulte fácil y ya no requiera un esfuerzo consciente.

Del mismo modo, si las nuevas habilidades no se ejercen en la vida cotidiana, sino que se vuelve a los viejos hábitos, serán olvidadas y perdidas.

El Desarrollo Mental puede dividirse en tres dimensiones: Cognitivo, Emocional y Conductual. Las dos primeras dimensiones son principalmente aspectos de la mente, mientras que el comportamiento es principalmente un aspecto del cerebro, como de hecho lo son muchos aspectos de nuestra vida mental, tales como nuestros hábitos y las habilidades que hemos interiorizado.

Un bloqueo mental es una intención-en-contra de la actividad del proceso mental que se ha bloqueado. Facilitar que un estudiante elimine un bloqueo mental puede tener resultados repentinos y espectaculares. El estudiante sentirá como si una enorme carga se le ha quitado de encima. Ahora puede enfrentar una tarea con entusiasmo y valentía, donde antes dominaban las emociones negativas, de miedo, de ira o tristeza. Una liberación de la emoción puede ocurrir y puede haber una idea de por qué sucedió el bloqueo mental, sin embargo, en muchos casos, la conducta no ha cambiado, y el rendimiento en relación con una habilidad cambia, pero poco. La explicación simple es que la dimensión del comportamiento no se ha resuelto.

A través de la psicoterapia una persona pudo haberse liberado de un bloqueo en la comunicación; por ejemplo, el miedo a hablar en público. Al final de la sesión de terapia, la habitación la verá más brillante y se sentirá bien con la idea de hablar en público. En el momento de la liberación, la mente consciente encontrará que ya no existe el obstáculo de la intención-en-contra de la mente inconsciente, y la decisión o idea fija original que produjo el bloqueo mental saldrá a la luz. Pero si la persona no hace ningún intento por aplicar esta compresión para cambiar su comportamiento en el mundo real, habrá pocos cambios de carácter permanente, se olvidará y volverá a operar el patrón habitual de comportamiento.

Parte de la fuerza de la mente inconsciente proviene de los hábitos registrados a nivel profundo en el cerebro, y en su mayor parte, estos hábitos se derivan y se refuerzan por el estilo de vida típico de las personas, es decir, la forma en que él o ella confrontan y manejan los problemas y desafíos de la vida. En cuestión de días o semanas, el bloqueo mental liberado en la terapia o por técnicas de crecimiento personal, volverá a reafirmarse. Las formas habituales de ser y de hacer en el mundo actuarán como una forma de auto-hipnosis, y en poco tiempo la persona estará de nuevo donde él / ella comenzó.

Si una persona ha ejercido esta nueva libertad y ha dado unas pláticas o conferencias, o se unió a un grupo de aficionados de teatro, pronto se establecerá un nuevo conjunto de hábitos. Se desenganchará de la vieja manera de ser y de hacer, y el bloqueo mental no volverá a afirmarse. Este es entonces el argumento para hacer los ejercicios. El Desarrollo Mental consiste de un 10% de técnicas psicoterapéuticas y un 90% de ejercicios para establecer las nuevas habilidades y patrones de comportamiento. Los viejos hábitos deben desecharse y tienen que aprenderse hábitos más efectivos. Los nuevos hábitos requieren nuevas conexiones en el cerebro, y esto requiere un trabajo en forma de ejercicios.

Un ejercicio se aprende en principio hasta el punto en que pueda demostrarse; después se continúa la práctica, es decir, el ejercicio se sobre-aprende hasta que la nueva habilidad desplace al comportamiento anterior. Una vez asimilada se integrará como parte de nuestra naturaleza, y la nueva conducta o habilidad funcionará automáticamente en la situación apropiada.

Trabajar en la dimensión puramente mental parece producir resultados repentinos; el trabajo a este nivel conduce al estudiante a conseguir un cambio de mentalidad. Una vez que el estudiante se ha liberado de un punto de vista fijo, cambia de opinión, y si se ha descubierto el punto de vista fijo, el bloqueo mental se disolverá inmediatamente. Puede ocurrir de repente, porque todo lo que los estudiantes tienen que hacer es cambiar su mente. Trabajar sobre el nivel de la mente manejará las actitudes, emociones, sensaciones y molestias no deseadas. Puede mejorar ciertos tipos de memoria, especialmente la memoria a largo plazo de la experiencia personal; habilidades olvidadas, e incluso puede recuperar idiomas. Pero esto se pierde rápidamente a menos que se aplique la etapa educativa tan pronto como sea posible después de la liberación. De otro modo el comportamiento seguirá siendo el mismo, ya que el comportamiento se da por la fuerza de la costumbre. Estas son las limitaciones de todas las terapias que trabajan exclusivamente en el plano de la mente y hacen caso omiso de la dimensión de la conducta. A menos que se aborde esta dimensión, la ganancia será sólo subjetiva.

El cerebro es el siervo de la mente. La patología ha mostrado casos en que un individuo pierde su capacidad de leer y escribir por una lesión en el hemisferio izquierdo del cerebro, pero ha sido capaz de recuperar esta capacidad al entrenar otras partes del cerebro para que desempeñen esta función.

Este hecho es importante. La mente puede influir en el cerebro, pero el cerebro es sólo una herramienta de la mente; su herramienta más importante, pero sólo una herramienta. No obstante, podemos mejorar la herramienta y mejorar su función.

En general, las terapias que funcionan a nivel de la mente producen efectos a ese nivel. Para producir cambios a nivel del cerebro (el cambio de comportamiento y rendimiento) se requieren ejercicios adecuados y ejercicios prácticos. Y la cantidad de cambio será directamente proporcional a la frecuencia, intensidad y duración con la que estas técnicas sean aplicadas.




CONTENIDOS:




Continuar... Cómo funciona este Curso