Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Comunicación Efectiva - Curso de Desarrollo Mental 4
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



El Ciclo de la Comunicación

La comunicación es la transmisión de algo -que puede ser cualquier cosa- de un lugar a otro. Cuando usted lee esta página, la luz llega a sus ojos y ve la letra impresa, esto es una comunicación. El lugar desde donde se produce la comunicación se llama origen; en el ejemplo, el origen es la página impresa; en un nivel más profundo, el origen es el autor. La parte a la que llega la comunicación se llama punto de recepción; en el ejemplo, el punto de recepción es usted. Cuando usted le dice algo a alguien, usted es el origen y la persona que le atiende es el punto de recepción. La comunicación no es sólo palabras, sino que se produce cada vez que es consciente de algo.

En los siguientes ejercicios, usted trabajará con un compañero. Uno de ustedes es el "estudiante" -el que hace el ejercicio- y el otro es el "supervisor" que le ayuda al estudiante a realizar el ejercicio. Cuando se ha alcanzado el grado de competencia con el ejercicio, se intercambian las dos funciones entre ustedes hasta lograr de nuevo un grado de competencia; luego continúen de esta forma hacia un mayor grado de competencia.


Ejercicio 1

El Estudiante y el Supervisor se sientan uno frente al otro. El estudiante debe mantener contacto visual con el supervisor por un período de cinco minutos; con tranquilidad, sin hacer muecas o alterar la postura. La idea es aprender a estar cómodamente en una posición y percibir a la otra persona, a fin de estar preparado para originar o recibir una comunicación.

Esto puede causar vergüenza al principio, pero el estudiante debe hacerlo, hasta que felizmente pueda mantener ese lugar y convertirlo en un espacio cómodo para que se produzca la comunicación. Esta capacidad debe mantenerse y trabajarse aún más en los ejercicios posteriores, de modo que el Estudiante pueda conservar la compostura sea cual sea lo que le diga el Supervisor, y no reaccionar de alguna manera que distraiga o sea incómoda para el Supervisor.

Un sólo comunicado no es un ciclo de comunicación. Hay algo que falta. La parte que falta es el reconocimiento. Supongamos que usted pregunta la hora. "Siete y media", le responde su compañero. A menudo esto es todo lo que sucede. La parte que falta es un "Muy amable" o "Gracias", que le permite saber a la otra persona que usted recibió el mensaje.

Al completar el ciclo de la comunicación todo el mundo se siente mejor. Por ejemplo, alguien grita desde arriba, "Apaga la estufa, por favor". Más tarde uno escucha, "¿Me escuchaste?", seguido de un furioso: "¡Sí, ya lo hice!" Todo lo que se requería era el reconocimiento faltante, "Sí", "Con mucho gusto", o algo similar, y todos estarán bien.

Es como si tuviéramos un detector de humo que prende una alarma, e intentáramos apagarlo para ignorarlo. Mientras, éste seguirá sonando hasta que se le agote la batería. Algunas personas que no han sido debidamente reconocidas son como el detector de humo y hablan sin parar. Para detenerlas, todo lo que necesita hacer es reconocerlas. Dedique algún tiempo a darse cuenta de cómo a menudo las personas no reconocen (¡vea entrevistas en TV!) y ¡asegúrese de hacerlo siempre en el futuro!


Comunicación en dos vías

La "comunicación en dos vías" se produce cuando a un ciclo de comunicación (origen seguido de una respuesta o reconocimiento) le sigue otro ciclo, con el emisor siendo el receptor y viceversa.

Por ejemplo, se reúnen dos amigos:

Arturo: "Algún deporte en la tele esta noche?"
Tomás: "Sí, hay motonáutica."
Arturo: "Muy bien."
Tomás: "¿Te gusta?"
Arturo: "No mucho."
Tomás: "OK, pero me gustaría verlo de todos modos."

Ejercicio 2

El siguiente ejercicio se debe practicar hasta que el estudiante sea competente:

El Estudiante le hace una pregunta al Supervisor y este le responde.

El Estudiante reconoce la respuesta del Supervisor y comienza un nuevo ciclo.

El Supervisor comienza el ejercicio diciendo "Iniciar", con confianza, y termina el ejercicio diciendo "Eso es todo".

Si el Estudiante comete un error, el Supervisor le dice: "Incorrecto", y le dice por qué; por ejemplo, "No reconociste", y comienza de nuevo el ejercicio con "Iniciar".

Si hay algún desacuerdo, este se resuelve con referirse a las instrucciones en los materiales del curso. El siguiente es un ejemplo:

Estudiante: "¿Estás bien?"
Supervisor: "Sí, muy bien."
Estudiante: "¿Qué edad tienes?"
Supervisor: "Incorrecto, no reconociste mi respuesta. "Iniciar".
Estudiante: "¿Estás bien?"
Supervisor: "Sí, muy bien."
Estudiante: "Qué bueno. ¿Qué edad tienes?" Etc.

No es esencial que un ciclo de comunicación sea de doble vía; el Ejercicio 2 es sólo de una vía: del Estudiante al Supervisor, pero es esencial que se complete cada ciclo. Por lo tanto, el ciclo de comunicación se da con más detalle a continuación.


El Ciclo de Comunicación del Supervisor

Hay 9 pasos en este ciclo de comunicación:

  • El Estudiante mira al Supervisor para ver si está listo para recibir la comunicación, y que no esté haciendo otra cosa; por ejemplo, mirando la ventana.

  • El Estudiante le hace una pregunta; por ejemplo, "¿A qué hora te levantaste?"

  • El Estudiante mira al Supervisor en silencio y espera la respuesta.

  • El Supervisor ve en su mente la respuesta.

  • El Supervisor recibe una respuesta de su mente.

  • El Supervisor le da la respuesta al Estudiante, por ejemplo, "A las ocho en punto".

  • El Estudiante lo reconoce; por ejemplo, "Muy bien".

  • El Estudiante se asegura de que el Supervisor haya escuchado su reconocimiento.

  • Si el estudiante desea hacer otra pregunta inicia el ciclo de nuevo desde el paso 1.


Ejercicio 3

El ciclo de la comunicación se practica como en el Ejercicio anterior, pero se le pone atención a todos los puntos mencionados anteriormente. Se corrige al Estudiante cuando comete un error en cualquiera de los puntos. Como siempre, el Estudiante es supervisado paso a paso, introduciendo un punto a la vez, para ayudar a que progrese el Estudiante.

Cuando el Estudiante cometa un error, vuelva al paso 1. A medida que tenga más confianza y experiencia, el Supervisor puede dificultar más el ejercicio, no respondiendo a la pregunta, mirando por la ventana, etc. El Supervisor y el Estudiante permanecen sentados en todo momento.

Si el Supervisor no responde a la pregunta, pero dice algo no relacionado, o hace algún otro comentario, esto debe ser debidamente reconocido y el Estudiante deberá repetir la pregunta.

Si el Supervisor no atiende a la pregunta, o si el tiempo que se está tomando es demasiado, entonces el Estudiante comienza un nuevo ciclo de comunicación desde el Paso 1. El Estudiante llama la atención del Supervisor y le pregunta: "¿Qué está pasando?" A esa pregunta le siguen los pasos anteriores hasta el 8. Cuando esta pregunta se ha respondido y reconocido, etc., El Estudiante dice: "Vamos a continuar", y repite su pregunta original.

Si el tiempo empleado por el Estudiante para hacer un ejercicio es demasiado largo, o si se produce algún disgusto, se debe de manejar de manera similar. El Supervisor debe preguntar qué es lo que está pasando, obtener una respuesta y reconocerla, antes de continuar con el ejercicio.

Para este ejercicio, las preguntas serán acerca de temas cotidianos y no preguntas íntimas sobre la vida personal del Supervisor. El estudiante acepta cualquier respuesta que le de el supervisor.

Este ejercicio debe practicarse muchas veces, hasta que se haga de forma natural.




CONTENIDOS:




Continuar... Los Mecanismos de la Comunicación