Trans4mind.es
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S



Comunicación Efectiva - Curso de Desarrollo Mental 4
Por Gregory Mitchell - © Derechos reservados



Palabras como etiquetas

Etiquetas y cosas

Cuando nos comunicamos con alguien, solemos tratar de conseguir que la otra persona piense de la misma manera. Por ejemplo, cuando usamos la palabra "carretilla" en la frase: "¿me prestas tu carretilla?", asumimos que el receptor entiende "carretilla" de la misma manera que nosotros. Mire la siguiente Figura 1:

etiquetas y cosas

Los Sres. A y B no necesariamente comprenden la palabra "carretilla" de la misma manera, pero lo hacen suficientemente bien como para comunicar el significado esencial. Ciertamente no es un rastrillo o un cubo. La palabra es una etiqueta eficiente para el objeto. El Sr. A podría tener en mente una carretilla nueva, con una pelota en lugar de una rueda, y el Sr. B puede pensar en su vieja carretilla convencional, pero se produce poca confusión. En cualquier caso, el Sr. A ¡puede trasladar su abono! Tenemos que reconocer que, incluso en estos casos sencillos, las asociaciones abundan. La Figura 2 ilustra las asociaciones secundarias que pueden existir al mismo tiempo con la comunicación efectiva:

etiquetas y cosas

Aquí, los círculos representan los actos mentales de referencia. Es evidente que no todas las flechas apunta en la dirección adecuada para una comunicación efectiva.

De esto podemos representar el principio de las asociaciones concurrentes efectivas como en la Figura 3:

etiquetas y cosas

La "cosa" referida en este caso es el rectángulo general. Este está representado en la mente del Sr. A por una variedad de experiencias y significados diferentes. El Sr. B representa el objeto o sujeto por un conjunto diferente de experiencias y significados (sombreado de otra manera). En este caso, sólo tienen una de estas representaciones en común (el cuadro central).

Es una condición de la comunicación efectiva que las experiencias de las personas involucradas deben ser lo suficientemente similares. Puede ser necesario tener esto en mente y explicar la propia experiencia personal de un concepto antes de que el concepto pueda comunicarse con claridad.

Además, la definición de la palabra clave que se discute debe comprenderse con claridad por ambas personas o estarán hablando de propósitos cruzados. Por ello, el estudiante debe ser capaz de definir todas las palabras utilizadas en este curso.


Palabras Generales

Otra barrera para la comunicación eficiente es la dimensión de la complejidad. Un término cuanto más general sea, mayores serán las variaciones incluidas en su referencia. "Música" es una palabra que describe a muchos tipos diferentes de la misma cosa. La experiencia y la definición pueden ser la misma, pero la música, ¡definitivamente no! Para una persona puede significar "rock" y para otra "clásica". Ambas pueden decir que les gusta la música, pero se están refiriendo a diferentes tipos de música.

(Rock) Sr. A ---> Música <--- Sr. B (Clásica)

Ambos están aparentemente de acuerdo en el tema de la música y todo va bien, hasta que deciden pasar la tarde escuchando música y descubren que ¡uno odia el clásico y el otro odia el rock!

Este ejemplo es una simple ilustración. Los Sres. A y B, en realidad no tenían un problema, ya que seguramente se referían al tipo de música que les gusta. Así que usted debe tener en cuenta que puede surgir esta confusión. Aunque pueden surgir malentendidos con las palabras generales o conceptuales, incluso las palabras concretas pueden tener un significado diferente para distintas personas. Esto sucede, en particular, si tomamos en cuenta lo emocional y las asociaciones dolorosas que pueden relacionarse con cierta palabra.


Significados Emocionales

Supongamos que alguien fue testigo de un accidente en un paso de peatones. La próxima vez que esta persona vea un paso peatonal empezará a pensar en el accidente y revivirá el disgusto. No sólo el cruce en sí, sino que también las palabras "paso peatonal" le recordarán la mala experiencia. Es interesante cómo las personas tienden a perder el significado de una palabra que tiene asociaciones traumáticas y piensan en ella de manera muy general para tratar de evitar lo desagradable. La palabra no recuerda la experiencia y así se convierte en una etiqueta en blanco, y la persona se vuelve indiscriminada con ese tema.

Todos hemos tenido experiencias similares que afectan nuestro bienestar de esta manera y entorpecen nuestro pensamiento. Cuando estas experiencias son de menor importancia, podemos mantenerlas fuera de la mente con un acto de voluntad. Cuando son importantes las suprimimos y no podemos recordarlas del todo; se olvidan pero sin embargo siguen causando una distorsión en el funcionamiento de nuestra mente. En cualquier caso, una gran cantidad de energía mental se pierde en mantener fuera de la mente las cosas que no queremos recordar en un esfuerzo necesario para mantener la objetividad.

Mire el siguiente diagrama:

(Mala Experiencia) Sr. A ---> Cruce de Peatonal <--- Sr. B (Cruce Peatonal)

Para el Sr. B la palabra "cruce peatonal" significa la cosa, pero para el Sr. A significa una mala experiencia. Cuando los Sres. A y B tienen una conversación y se plantea el tema de los pasos peatonales, se podrá notar que el Sr. A divaga y no está del todo presente, o no es lógico.

El lenguaje es necesario para comunicarse y para estudiar. Así que al experimentar una adversidad se afecta el idioma, no puede comunicarse tan bien como es potencialmente capaz y tampoco puede estudiar adecuadamente. Mediante la práctica de los ejercicios de comunicación y asegurándose de que todas las palabras estén correctamente definidas, podemos aprender a superar los obstáculos que haya creado nuestra experiencia pasada. Una vez que el significado de una palabra se conoce plenamente y ha sido utilizada en varios de los ejercicios de comunicación de este curso, ya no tendrá un efecto inconsciente que perturbe nuestro pensamiento. Se reduce la confusión en el nivel pre-consciente y se libera la energía mental. Se reduce el dominio del hemisferio izquierdo del cerebro y por tanto se reduce también el dominio del lenguaje como vehículo de la realidad social: los canales de la percepción se abren a la realidad natural... el mundo de las cosas tal cual son.




CONTENIDOS:




Continuar... Escuchar, Resumir y Reflexionar