Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


22. Falsas Creencias

Cuando de pronto surgen en nuestra mente pensamientos negativos o irracionales en respuesta a las situaciones, y respondemos emocionalmente (a menudo de forma inapropiada y autodestructiva como para ver objetivamente la situación), estos son pensamientos basados en creencias profundas o suposiciones sobre nosotros mismos, los otros, y las situaciones. Al crecer, aprendimos estas creencias de nuestros padres, profesores y compañeros, así como de otras figuras de autoridad, y también las pudimos haber absorbido desde el condicionamiento de los medios de comunicación: Televisión y películas, letras de canciones, y así sucesivamente. Le habrán dicho "Los hombres no lloran", "Las niñas lindas no se enojan"; o aprendido, "Es arriesgado confiar en la gente", "Es difícil estar solo" ... la lista es interminable.

Usted puede haber desarrollado una actitud como consecuencia de haber sido criticado con frecuencia (por lo tanto, "Soy inútil"); ignorado (por lo tanto, "Mis necesidades no importan"); o rechazado (por lo tanto, "No soy digno de ser amado"). Usted puede entonces" vivir "estas falsas creencias al grado que actúa de forma que las confirma y los otros lo tratan en consecuencia. Igual que las computadoras, las personas se "programan" y las falsas creencias que mantenemos se convierten profecías autocumplidas.

Las falsas creencias más poderosas son las que hemos adoptado como resultado de algunas experiencias dolorosas. Incluso si fueron ciertas entonces, tales creencias son falsas en el presente, ya que nuestra situación es diferente, ahora tenemos la capacidad de elegir que tal vez no teníamos entonces. Si exponemos y reevaluamos esas creencias, el poder que las experiencias traumáticas del pasado tenía sobre nosotros se disipa de inmediato.

Nuestras creencias fundamentales suelen ser tan básicas a nuestra manera de pensar que ni siquiera se les reconoce como creencias; las damos por hecho y asumimos que son reflejo de la realidad. Ellas son nuestro mapa del mundo. De hecho absorbemos tales creencias dentro de nuestra identidad.

Basados en falsas creencias nos ponemos ansiosos por anticipar lo peor, nos abandonamos, y tratamos de satisfacer expectativas no razonables. Por ejemplo, si usted asume "tengo que preocuparse por un problema antes de que haya alguna posibilidad de que se resuelva", entonces se preocupa mucho más que otra persona que no tenga ese supuesto. Si usted cree "no soy nadie a menos que tenga éxito y los otros me aprueben", entonces siente menos seguridad y confianza. O si cree "tengo que hacer las cosas perfectamente o no tendrá sentido intentarlo", entonces logrará menos y se sentirá más estresado en el camino.

El psicólogo Nathaniel Branden desarrolló una técnica denominada Completar Frases para ayudar a sus clientes a descubrir y comunicar los verdaderos sentimientos que anteriormente fueron reprimidos. Esta negación de los sentimientos y deseos verdaderos, se produce por temor a que actuarlos o comunicarlos será motivo de ridículo o desprecio; en resumen, se nos mueve el piso. Pero seguir reprimiendo lo que uno quiere verdaderamente, es morir por dentro, perder la integridad.

Práctica
Trate de completar las siguientes frases con la mayor honestidad y franqueza que le sea posible. Complételo y entonces, en cada caso, busque la creencia subyacente que produce ese sentimiento.

Soy una persona que ...

Una de las cosas que me gustaría que la gente supiera de mí es ...

Una de las cosas que no quiero que la gente sepa de mí es ...

Una de las cosas que tengo que hacer para sobrevivir es ...

Toda mi vida, yo ...

No es fácil para mí admitir ...

A veces me siento frustrado cuando ...

Si no me importara lo que la gente diría, yo ...

Desde que era un niño, yo ...

Si tuviera la seguridad de no fallar, yo intentaría ...

Si tuviera que comunicarle todo esto a mi (socio / amigo / familiar / colega), entonces ...

Reconocer sus falsas creencias es el primer y más importante paso para liberarse de ellas; des-programarse a sí mismo. A continuación tiene que reevaluar la creencia profunda y ver si le gustaría revisarla. Puede utilizar estas preguntas:

  • ¿Cuál es la evidencia de esto?
  • ¿Esta creencia siempre es válida para mí o sólo a veces?
  • ¿Esta creencia contempla todo el panorama, tomando en cuenta toda la experiencia de mi vida?
  • ¿Esta creencia promueve mi bienestar?
  • ¿Yo elegí esta creencia o la adopte debido a la influencia de otro?
  • ¿Hubo una experiencia particular que me condujo a adoptar esta creencia?
  • ¿Qué nueva creencia puedo adoptar que me sea más útil?