Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


23. El poder de las afirmaciones

Con frecuencia nos sentimos decididos a cambiar nuestro comportamiento para mejorar e iniciar un nuevo comienzo. Hacemos afirmaciones; intenciones causales. Aquí están algunos consejos acerca de las limitaciones y el poder potencial de las afirmaciones ...

Las afirmaciones siempre funcionan. Si usted se enfoca positivamente en lo que piensa o visualiza, eso se manifestará.

Por ejemplo: "No quiero ser pobre".
Supuesto: "Soy pobre".
Enfoque: "Pobreza".
Resultado: Pensar en la pobreza y tener la identidad de una persona pobre. Por lo tanto, la afirmación funcionó, pero no de la forma que usted deseaba.

¿Debería volver a redactarlo, esta vez en positivo? Por ejemplo: "Quiero ser rico".
Supuesto: "No soy rico." ¿Quién quiere lo que ya tiene? Querer Implica no tener.
Enfoque: Pobreza.
Resultado: No se vuelve rico.

Así que hemos aprendido que es mejor expresarlo en el presente, no en el futuro. No use la palabra "quiero" o similares. Quizás esto contruya una mejor afirmación: "Yo soy rico". Pero si es rico, entonces no funciona, porque si es rico, por supuesto ya ha alcanzado la riqueza. Si no es rico, es una mentira. Entonces no funciona. Tiene que haber una mejor manera ...

¿Qué tal: "Supongamos que soy rico"? Supongamos que tiene todo lo que significa ser rico para usted. Imagine que esto ocurre. Véase en esa situación. A continuación, intégrese a esa imagen de sí mismo; vea, oiga, sienta, lo que es la experiencia de ser rico.

Ahora funciona, ¿no? Es cierta, por lo que no implica un estado o situación indeseable, y está en el presente. Al menos en su imaginación, usted es rico; ha sentido lo que es estar en esa identidad de abundancia y es un recurso que puede aplicar. Usted ha cambiado su estado de ánimo, y su visión del mundo ha cambiado para mejor. Cuando tiene una visión positiva que es real para usted, y algo que realmente quiere y con lo que se identifica, entonces las energías creativas fluyen naturalmente hacia esa visión. ¡Este material es poderoso!

Todo en nuestra vida se crea de nuevo cada vez que lo experimentamos. Incluso si es algo de lo que apenas nos damos cuenta. Sin embargo, no somos conscientes de estas afirmaciones creativas. Hay tantas, que nos sentiríamos abrumados si tuviéramos que pensar en todas ellas. Si queremos romper una pared con un mazo, tenemos que crear la pared, así como la fuerza para tirarla abajo. Estamos creando una pared resistente y al mismo tiempo estamos creando una fuerza opuesta. ¡Esta puede no ser la mejor manera de hacer las cosas!

Utilizando esto como una analogía, cuando estamos afirmando algo, incluso cuando lo hacemos enfocados en la capacidad y el ser honestos, al mismo tiempo estamos haciendo muchas otras afirmaciones sin ser conscientes de ello. Creamos un problema y tratamos de crear una fuerza lo suficientemente fuerte como para superar ese problema; no podemos usar la fuerza para descubrir la verdad, pero a menudo ¡lo intentamos! Hacemos una afirmación, pero subconscientemente también estamos creando barreras ocultas o "intenciones en contra" de esa afirmación.

Esta intención-en-contra es algo que probablemente pensábamos en el pasado, como un medio para mantenernos seguros o para que nuestras vidas fueran mejores. Podría incluso ser un simple pensamiento negativo que hemos decidido en un momento de estrés y lo mantenemos inconsciente. Tales intenciones-en-contra podrían ser ideas con las que nos bombardearon de niños nuestros padres o nuestra cultura, y luego se hicieron habituales y quedaron fuera de nuestra conciencia.

Cuando está afirmando una intención positiva, es muy útil reconocer las intenciones-en-contra o barreras ocultas que se están creando al mismo tiempo. ¿Qué está relacionado con su afirmación a lo que se opone, está en desacuerdo, reprimiendo o tratando de olvidar?

Es importante que usted perciba la intención (declaración) positiva como una creación que fluye y encuentra barreras (intenciones-en-contra ocultas), en lugar de percibir que su afirmación resiste o lucha contra una fuerza que entra en oposición.

Cuando estas barreras se ven a la claridad de la luz, entonces puede liberarlas o, si es necesario, ajustar su afirmación de modo que ya no se produzca este conflicto interno.

Se dice que cuando se afirma sólo se debe utilizar lenguaje positivo y no (por ejemplo) "Ya no comeré en exceso", porque la mente lo interpretará como "positivo" y obtendrá como resultado "comeré en exceso", entonces, ¿por qué no es negativo el discurso interno "no voy a tener éxito", interpretado por la mente como "voy a tener éxito"; ¿por qué este "doble rasero"?

La respuesta es un poco complicada, pero vale la pena entenderla. El lado derecho del cerebro determina nuestros sentimientos y por tanto la motivación/acción (que el Universo refleja a través del poder del Espíritu), interpreta nuestros pensamientos en término de los verdaderos sentimientos subyacentes (subconscientes), por lo que no discrimina entre la aceptación consciente y la resistencia.

No escucha un "no" o un "nunca", pero lo que es más importante, la interpreta basándose en las creencias actuales (a nivel de los sentimientos) que son estimuladas por el concepto de lo que se está pensando conscientemente; toma lo que más se parezca a la creencia/sensación subconsciente.

"Ya no comeré en exceso", es una afirmación basada en la sensación de que usted realmente quiere comer mucho, así que la interpreta de ese modo; que realmente acepta comer, aunque su mente consciente (lado izquierdo del cerebro) lo resista. El sentimiento de querer comer es estimulado por la afirmación, por lo que es más probable que coma más. "Voy a comer lo que quiera" sería más estimulante, ya que no entra en conflicto con la creencia interior y le permite elegir.

Considerando que, "no voy a tener éxito" puede ser una creencia profunda, en ese caso es aceptada inconscientemente aunque conscientemente se resista a ello. Si la utiliza como una afirmación, directamente estimulará ese sentimiento interno, y como resultado será menos probable que tenga éxito; aunque si su sentimiento interno es, de hecho "voy a tener éxito", entonces ambos, "voy a tener éxito" y "no voy a tener éxito" estimularán esa sensación interna de confianza. Aunque diga el negativo demasiado, su creencia/sentimiento interno de confianza en el éxito puede empezar a disminuir, así que, por supuesto es un buen consejo ¡por ninguna razón utilizar afirmaciones negativas! Pero al usar la afirmación "voy a tener éxito" sin antes traerla a la conciencia y reevaluar un sentimiento interno que entre en conflicto con ella, probablemente no le será útil porque realmente no lo cree.

Así pues, la clave es si su afirmación está alineada o en conflicto con su creencia profunda. Esa es la verdadera razón por la que las afirmaciones no ayudan necesariamente, pero por supuesto pueden incrementar el conflicto interno y servir para reprimir la creencia interior en lugar de resolverla. Cuando haya revelado la creencia interior y descubra que realmente es falsa - no racional / útil / verdadera / suya - entonces usar una afirmación puede ayudar a mantener en su lugar la nueva creencia. Ahí es donde las afirmaciones son realmente útiles.


La afirmación de un hombre, es la negación de otro hombre

Por Thomas Lomax, Jr. Cuando empecé la búsqueda de abundancia, usando el poder de mi mente, me encontré con diferentes tipos de afirmaciones. Uno de ellos fue elaborado por el orador Anthony Robbins. Propone la siguiente afirmación, a la que él llama invocación, y le ayudó a volverse millonario en menos de un año:

"La riqueza de Dios circula en mi vida. Su riqueza fluye hacia mi en avalanchas de abundancia. Todas mis necesidades, deseos y metas, se cumplen instantáneamente. Porque soy uno con Dios, y Dios lo es todo."
¡Qué gran afirmación, ¿no? Así que inmediatamente comencé a repetirla ... última cosa en la noche, primera cosa en la mañana, y, durante todo el día. Quiero decir, funcionó para él, ¿verdad? Pero me di cuenta de que dentro de mí algo no estaba bien.

Por otra parte, mis investigaciones me han enseñado que se debe empezar a ver algún tipo de indicio de que una afirmación está funcionando en un lapso de 7-10 días. Si no pasa nada, puede ser que haya elegido la afirmación equivocada. Parecía ser lo que mi intuición me decía que era cierto. Así que decidí analizarlo y revisar qué es lo que yo estaba diciendo en realidad.

En primer lugar, esto es lo que Tony Robbins oyó en su subconsciente:

"La Infinita Inteligencia detrás de toda manifestación está fluyendo con su abundancia en todos los ámbitos de mi vida. Esta abundancia fluye en grandes cantidades a mí. Todo lo que necesito o deseo, de hecho ya es el mío para reclamarlo, porque la Infinita Inteligencia opera fuera del tiempo y en el Ahora Universal. Y yo, Tony, soy parte de esa inteligencia, porque es Todo lo que Es".
¡Wow! Eso es realmente poderoso, ¿no? No es de extrañar que se hizo rico muy rápido. Sin embargo, cuando he dicho esa misma afirmación, esto es lo que escucha mi subconsciente:
"Aquel que juzgará a mi alma por toda la eternidad, ha tenido la gentileza de bendecirme diariamente. Su riqueza, que es suya, no mía, es visible a todo mi alrededor. Mis necesidades se resuelven casi por completo, pero ciertamente no todos mis deseos egoístas. Porque, soy un pecador y, en realidad, estoy separado de Dios".
Esa es una afirmación muy diferente, ¿no? No es de extrañar que no me sintiera como que las riquezas venían hacia mi después de decir eso. Por lo tanto, lo que aprendí fue que cuando usted hace una afirmación tiene 2 opciones si quiere tener éxito:
  1. Las palabras que usted dice deben resonar, en algún nivel, con lo que de hecho ya cree, o que puede fácilmente llegar a creer. Usted tiene que encontrar una forma de exponer sus metas y deseos a fin de crear la menor cantidad de desacuerdo con las ideas que le parecen ser verdaderas. Esto, obviamente, es un arte.

  2. Sus creencias tienen que ser cambiadas para ser compatibles con sus nuevas metas. Esto, irónicamente, es una de las razones por las que la gente hace afirmaciones. Quieren usarlas para re-programarse. Otras opciones son la hipnosis o alguna forma de terapia (hablar, energía, o corporales).
Es importante entender esto, porque las afirmaciones cuando se construyen de forma apropiada, conducen a la visualización de manera natural y automática, un componente indispensable para la creación de la realidad. También es importante señalar que una de las principales razones por las que las afirmaciones no funcionan como se espera, es que crean algún tipo de conflicto interno. Tan pronto como usted dice algo, se le presenta una objeción. Por lo tanto, lo que realmente termina afirmando es la objeción, que en primer lugar suele estar relacionada con una profunda convicción que prohíbe lo que está afirmando y quiere manifestar.

Por lo tanto, tenga paciencia y practique las palabras que utiliza en sus afirmaciones, de forma que atraiga lo que desea, y, al mismo tiempo, no plantee ningún conflicto con su siempre vigilante mente subconsciente.

Copyright © 2008 Lomax Thomas, Jr.