Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


25. Crear su realidad

Como mencionamos en la última lección, una de las confusiones a la que nos enfrentamos en la condición humana, tiene que ver con "el nivel del juego". Hay el Creador de Juegos, creador de la realidad, que es una condición de fuente, no una condición de juegos. Comúnmente, la vida en la Tierra es una condición de juegos. El juego requiere determinismo del otro, incógnitas, obstáculos, desacuerdos. Cuando juega fútbol, usted es responsable de sus actos y de ayudar a su equipo a marcar goles. Usted no se preocupa porque los contrincantes se enojen cuando anota.

Un principio básico de respeto hacia los demás, y reconocimiento de su individualidad, es que son responsables de sus acciones y reacciones; su libertad de elegir. No son esclavos o títeres. Uno podría preguntarse, "¿de qué podría ser responsable?", y concluir, de "todo". Eso puede ser cierto, pero en última instancia, no es necesariamente el mejor acercamiento hacia la vida, su felicidad y la de los demás.

Es cierto que "crea su propia realidad", no obstante, este mundo en que vivimos, ¡es real! Si está lloviendo, podría considerar, "esto es maravilloso, bueno para la naturaleza y huele bonito", mientras que otra persona podría decir, "qué horrible, no voy a salir, es deprimente". Dos realidades, pero ambas subjetivas.

Usted toma decisiones desde su interpretación de la realidad, y sus decisiones, opciones y tono emocional, tienen una enorme influencia en la orientación de su vida y lo que sucede. Los fenómenos psíquicos y telepáticos también son un factor importante, pero en general, actúan subconscientemente, ya que la sociedad los reprime porque son una amenaza al juego del estatus quo de una realidad puramente mecánica, basada en la competencia por la supervivencia.

Hay mejores juegos para jugar, que dan resultados ganar-ganar, pero el elemento de diversión sigue requiriendo incógnitas y aleatoriedad, aunque sean impuestas por uno mismo. En el universo propio (mente interna), cuando se exterioriza este juego en la Tierra, uno puede adoptar el punto de vista de la fuente, que no tiene las mismas condiciones de juego. Como en el sueño lúcido, en el que puede crear / hacer lo que desee. Y puede “despertar” en el juego y empezar a influir en él, para jugar como creador de juegos, y crear uno mejor.

Ver la vida y las relaciones en términos de Comunicación, Comprensión y Empatía (CCE), es en realidad un punto de vista espiritual. Es como el “amor de Dios", puede parecer duro, pero se trata del “bien mayor”. No tiene espacio para identificarse como "víctima", celos y ese tipo de respuestas muy humanas que están condicionadas en base a ideas equivocadas.

La consideración por la otra persona entra en juego cuando usted juzga la ética, lo que es mejor en general, no sólo para uno mismo. Sin embargo, los otros pueden no estar de acuerdo con lo que piensa y no gustarles. Que es un aspecto de las incógnitas y la aleatoriedad del juego. Usted intenta lograr un ganar-ganar, en lugar del juego competitivo, al aumentar las cualidades de CCE.

Usted es responsable... de crear su propio sistema de creencias y su mapa interno del mundo. Sin embargo, para interpretar situaciones, crea emociones basadas en esas interpretaciones. Para sus opciones, decisiones y acciones. Para ser fiel a su propio juicio, pero no para ser crítico de los demás. Para comunicarse con honestidad e integridad, desarrollar y mantener una mente abierta, y promover la comprensión y la empatía. Para no comprometer sus libertades y derechos, ni pisotear los de otros. Para actuar siempre desde la motivación del amor. Eso es todo y más que suficiente.


Esto es algo de Bill Harris acerca de las creencias, que creo que es importante ...

La gente cree, naturalmente, sea cual sea la evidencia en su vida que les dice que eso es cierto. Pero si se detiene a pensar en ello, cada uno tiene diferentes evidencias (debido a las diferentes experiencias y niveles de conciencia), por lo que la gente cree cosas diferentes (a veces cosas totalmente opuestas) acerca de la manifestación misma de la realidad. ¿Son todas verdaderas? Sí, lo son para la persona que las cree.

¿Hay una realidad última? Sí. ¿Le importa eso a la persona que cree lo contrario a esa “realidad última”? No. Cualquiera cosa que crea una persona, para ella, es cierto. No estoy hablando de creencias frívolas, tales como "Creo que voy a ganar la lotería" o "Puedo transformarme en un árbol de castañas", sino más bien creencias profundamente arraigadas sobre lo que es usted, su lugar en el mundo, lo que le es posible, y así sucesivamente.

No creo que si usted "cree" que una piedra no es dura, deje de ser dura; aunque si alguien lo creyera profundamente, podría crear una alucinación de algún tipo en el que las piedras no fuesen duras, que tiene que ver con mi punto, de que lo que el creyente cree, es cierto, independientemente de si está o no de acuerdo con cualquier verdad última. Lo que, fuera de los niveles filosóficos / intelectuales, hace que "la verdad última" sea algo irrelevante.

La gente cree muchas cosas sobre sí misma, sobre el mundo, acerca de otras personas, sobre lo que es posible. En muchos (si no la mayoría) de los casos, las personas ni siquiera son conscientes de que creen estas cosas porque de tanto darlas por sentado, nunca consideran si son creencias razonables o valiosas (que creo que es una mejor manera de evaluar si lo que usted cree es o no "verdadero").

Estas creencias hacen que una persona ya sea 1) atraiga y sea atraída a personas y situaciones que le permitan confirmar la "veracidad" de lo que ya cree (como cuando una mujer cree que los hombres son unos cerdos, continúa atrayendo cerdos); 2) filtre las pruebas que le llegan, a fin de interpretar lo que está sucediendo como la confirmación de que lo que cree realmente es verdad, aunque no lo sea (como cuando una persona interpreta "No puedo salir contigo esta noche" como "En realidad no te amo", aunque eso no sea lo que está pasando), o 3) se comporta de tal manera, que en última instancia hace que lo que cree que es cierto se haga realidad (como cuando un persona piensa que no puede ganar dinero, toma malas decisiones financieras y pierde su dinero, se endeuda, y así sucesivamente).

Ciertas creencias (por ejemplo, "Todo lo puedo hacer" o "Le agrado a la gente") vale la pena tenerlas porque son buenos recursos, porque crean los resultados que desea en la vida. El hecho de que en su momento puede que no sean verdad (o podrían ser ciertas sólo algunas veces) es, en ese sentido, irrelevante. Si usted quiere conseguir resultados, creer en estas cosas, crea resultados directos y reales.


Aquí hay algunas preguntas acerca de la espiritualidad y las respuestas que di...

P: ¿Hay una sola conciencia y todas las entidades necesitan un ego?

R: Voy a dar mi opinión y mi experiencia subjetiva en cuanto a su pregunta. Pero recuerde que la verdad de su realidad está dentro de usted.

Creo que hay una confusión entre el ser espiritual que crea su realidad y esa parte de la mente del ser que usted puede etiquetar como “ego”.

Desde el plano espiritual, un ser simplemente podría no considerar que el universo existe y no sería una realidad para ese ser. Pero sólo por la naturaleza de tener un punto de vista situado aquí, en el universo físico, identificado con un cuerpo, el ser ha aceptado la existencia del universo, tal como es, incluyendo las partes del universo no percibidas desde ese punto de vista.

La mente del ser ha creado el ego, que es una personalidad, un rostro en el mundo que contiene un sistema de creencias y soluciones a los problemas de supervivencia como ser humano. El sistema de creencias tiene un mapa del mundo que sólo puede aproximarse a la realidad y está lleno de engaños. Es el color del cristal a través del cual la persona ve el mundo.

La realidad es sólo una ilusión (no un engaño) respecto al Ser Superior, esa parte espiritual de la persona que permanece en el plano espiritual, mientras que su punto de vista situado en el universo físico se identifica con un cuerpo para experimentar la dimensión física y aprender las lecciones que ofrece.

Creo que el sonido en el bosque ocurre ya sea que alguien lo perciba o no. ¿Está haciendo tic-tac el reloj en la habitación de al lado? Creo que sí, ya que cuando voy allí, el reloj indica la hora exacta. Creo que esto es un error común en que los filósofos fallan en diferenciar las dimensiones espirituales y físicas, o planos de existencia.

Del mismo modo, si vivieran extraterrestres (y las formas de vida en otros planetas) en este mismo plano físico, percibirían el mismo universo que nosotros; a pesar de que les pareciera muy diferente a través de sus ojos y otros sentidos, sería el mismo objetivamente.

En la práctica, lo físico y lo espiritual, están entrelazados de modo que se producen todas las confusiones. Nuestra espiritualidad tiene una profunda influencia en nuestra experiencia física por el aspecto espiritual de nuestro carácter, que nos mantiene como seres humanos. Nos proporciona un conocimiento interior de la verdad, si estamos abiertos a ella, a través de la conexión intuitiva con nuestro Ser Superior. También existe interconexión entre todos los seres humanos, debido a nuestra espiritualidad en común. Podemos tener una influencia directa en el plano físico por la intención creativa del Ser Superior, que a su vez está conectado y es parte de la fuerza energética (que puede considerarse en esencia, una expresión de amor) que crea el universo físico y otros planos.

P: Si todos somos UNO, según se nos dice, entonces, ¿por qué tenemos almas individuales?

R: Porque es un estado de ser, el Amor, pero expresado a través de un sinnúmero de puntos de vista que componen todo lo que es. Sin almas individuales no habría comunicación, comprensión o empatía; que requiere una cierta separación. Por lo tanto, estamos por nuestra cuenta, reunidos, experimentando, interactuando. Si usted lee acerca de las experiencias espirituales de Dale Askew en el sitio trans4mind, aquí, describe la necesidad de Dios de expresar y experimentar. Que requiere de nosotros; somos Dios, así que todos somos Uno, al mismo tiempo que somos una vibración única con cualidades especiales y recuerdos. Así es como yo lo veo.

P: ¿Cómo se integra nuestra alma a un cuerpo humano, y en qué momento y cómo elige?

R: El espíritu, el Ser Superior, permanece exterior al universo físico, pero integra un control remoto, un punto de vista localizado en el ámbito de energía del cuerpo humano, que trabaja (transmite intenciones) a través de la glándula pineal y la facultad intuitiva del cerebro derecho, y que luego es interpretado conscientemente por el cerebro izquierdo. Una conexión se realiza poco después de la concepción y la conciencia se identifica más y más con el bebé a medida que se desarrolla, de manera que después del nacimiento la experiencia está más bien "en el cuerpo" y no en el remoto punto de vista del Ser Superior. Hay comunicación previa y en curso con los padres, para determinar lo adecuado de la familia y, a menudo, existen acuerdos para la encarnación, continuar relaciones y caminos de aprendizaje.

P: ¿Qué sentido tiene esto? Si el alma es eterna y el plano físico es sólo una visita antes de volver a casa, ¿de qué sirve esta experiencia en el plano del alma?

R: Es porque la experiencia física es única, no es etérea y onírica, por lo que tenemos que aprender a jugar dentro de límites determinados, para tratar con el cuerpo-mente y el ego, y muchas otras cosas más. Nosotros creamos la realidad desde nuestro nivel espiritual de conciencia, pero al mismo tiempo, como seres humanos, experimentamos y jugamos dentro de ella, y cualquier juego requiere incógnitas, la dualidad del "otro lado". Nuestra vida aquí ofrece la oportunidad de experimentar y aprender acerca de las emociones en una forma física que no es posible de otra forma. También es la oportunidad de ser parte de toda la creación. Es Dios experimentándose a sí mismo a través del juego de la vida. Es un privilegio, no una condena en la prisión, ¡como piensan algunos! Cuando estamos iluminados nos damos cuenta de esto; nuestra vibración se eleva de manera que no necesitemos más esa etapa en nuestra evolución espiritual, entonces podemos avanzar. La mayoría de las personas están lejos esto, pero ahora hay más que están cerca, que desde hace mucho tiempo. En la historia ha habido ciclos de vibraciones altas y bajas.

Algunos sienten que la pureza de la realización espiritual nos obliga a no estar "interesados en las cosas del mundo"; que manifestar nuestros deseos es un estado bajo del ser. Creo que esto es una confusión, que asume que todos los deseos provienen de los apegos del ego. SOMOS seres espirituales, estamos aquí para vivir la experiencia física, y disfrutar y aprender del juego de la vida en un mundo de dualidades.

P: Esta conexión, lo que hace que se desconecte y cause la muerte, ¿es voluntaria o el alma no tiene control sobre esto?

R: Normalmente no hay control sobre enfermedad, accidente o vejez que cause la muerte del cuerpo cuando el ser se ha identificado por completo con el cuerpo. Sin embargo, esas escasas personas que están en íntimo contacto con su ser superior, son capaces de abandonar el cuerpo y morir en el momento que elijan. En experiencias cercanas a la muerte escuchamos cómo a las personas a veces se les guía sobre la elección de que regresen al cuerpo; en estos casos a veces se produce una curación milagrosa.

P: Gracias Peter, por estas respuestas profundas, son de mucha ayuda, pero como en la mayoría de las respuestas, se presentan otras preguntas. Puedo entender el aspecto de crear mi propia realidad, aunque me han llevado a creer que no deberíamos tratar de crear por nosotros mismos, sino pedirle a Dios o el Universo y lo hará por nosotros.

R: Creo que somos la expresión creativa de Dios en este mundo, somos parte de Dios a través de nuestro Ser Superior. Dios crea a través de nosotros. Sí, podemos y debemos pedir orientación y ayuda, y eso proviene de Dios a través de nuestro Ser Superior. Nosotros (y nuestro libre albedrío) somos parte del proceso, no sólo los receptores.

P: Pero lo que no entiendo es cómo otras personas pueden ver mi mundo. Si el ego de cada quien está creando una "realidad" diferente, ¿cómo podemos interactuar y "estar de acuerdo" sobre lo que vemos en el mundo? La física cuántica dice que la naturaleza misma de ver algo hace que tome forma, y que la materia cuántica puede existir en diferentes estados al mismo tiempo, es decir, materia y energía. ¿Es el verla lo que causa que aparezca como materia?

R: Estamos observando desde el mundo físico a través de nuestros ojos. Es el mismo objeto y está ahí, ya sea que lo observemos o no. El fenómeno cuántico que describe se relaciona con la creación desde el punto de vista espiritual. El “punto cero” del átomo es espiritual, la metafísica y la física se combinan. Se trata de dos caras de la misma moneda, ambas son verdaderas a la vez. En realidad, nuestra vida en la Tierra es acerca de experimentar desde el punto de vista físico; al mismo tiempo le damos más sentido a nuestras vidas al reconocer que cada uno de nosotros tiene un punto de vista espiritual a partir del cual creamos el 100% de nuestra realidad, pero es mejor diferenciar ambas de manera que no nos confundamos. Aunque en realidad no están separadas, sino que son aspectos del ser.

P: ¿Cómo hacer entonces para estar de acuerdo con los demás en que estamos observando la misma materia, por ejemplo, un gato, si estamos creando nuestra propia ilusión?

R: Comunicación, observación, y más comunicación. Vivimos en el mismo mundo, tenemos una realidad común objetiva (que es solo una ilusión desde el punto de vista espiritual), pero lo vemos a través de diferentes lentes de colores, debido a las creencias e ideas fijas en nuestro subconsciente. Cada uno de nosotros tiene diferentes realidades subjetivas que coinciden con la realidad objetiva (y la realidad subjetiva de otras personas), en mayor o menor grado. El camino del crecimiento, es hacer conscientes esas creencias y reevaluarlas; abrir nuestras mentes a nuevas ideas basadas en la observación en el momento presente, y las contribuciones que hacen otras personas a nuestro mapa de la realidad. Para quitarnos los lentes. Para vivir conscientemente en lugar de ser autómatas (un producto de nuestro condicionamiento y las soluciones de seguridad de nuestro ego).