Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


26. Hacer que su visión se haga realidad

Una meta es un deseo específico con una fecha límite. Fijar y alcanzar metas que cumplan con sus necesidades, es esencial para la salud y la felicidad. Esforzarse para lograr sus metas es una declaración de que usted se hace cargo de su vida, en lugar de que la vida se haga cargo de usted.

Visualizar una meta es más importante que conocer todos los detalles, o incluso los detalles de cómo va a lograrlo. El primer paso para un pintor, es visualizar el resultado final, al menos en concepto; el medio para lograr el resultado es extremadamente variable -diferentes materiales, técnicas, estilos- y algunos de los pasos pueden requerir el aprendizaje de nuevas habilidades o pueden depender de ideas e inspiración que el artista sabe que llegará en el momento adecuado, no se preocupa si no reúne todo desde el comienzo. Sin embargo, resulta que expresa sus sentimientos y espíritu; eso es más que suficiente.

Buscar visualizar metas es una tendencia natural poderosa, como la tendencia de las plantas a buscar la luz, un impulso insistente que puede romper el granito más duro. Si no tiene una imagen clara de a dónde quiere ir, este ánimo creativo se frustrará y puede que experimente la vida como sin sentido o sin dirección. Entonces, en su lugar, puede que visualice objetivos negativos y se vea como incompetente, enfermo, sufriendo, un fracaso, y su poder creativo tenderá a que esto se haga realidad.

El primer paso para fijar objetivos, es ponerse en contacto con lo que realmente quiere en la vida. Algo que realmente le inspira, para que sepa que es lo "correcto". Debe ser lo que realmente quiere, independientemente de "lo que requiera". No lo que otras personas quieren o esperan de usted, ni algo para complacer a los demás; para que lo inspire, debe ser fiel a sí mismo, algo que realmente le motiva.

Puede ser una meta para toda la vida o para un año, mes o semana. Manténgala clara y sencilla, pero no fije su objetivo en términos generales, tales como "algunos" o "más"; ¡sea específico! Incluya detalles concretos de tiempo, lugar, hechos, cifras, personas. Aclare exactamente lo que significa el objetivo en términos de cambios concretos en su vida y un plazo concreto para su logro.

El objetivo debe ser alcanzable; tal vez fuera de alcance por el momento, ¡pero no fuera de vista! También debe ser algo que usted crea, que siente que es correcto, que es coherente con sus valores.

Entonces visualice esa situación en su mente como si realmente estuviera pasando ahora. Exprésela como un hecho en el tiempo presente, véase con el objetivo logrado. ¿Qué hace? ¿Cómo es su entorno? ¿Qué le dicen las personas? ¿Cómo se siente ahora que lo ha logrado? Viva la sensación de que lo logró en su corazón, y ¡celebre! Ese sentimiento permanecerá con usted, energizando todas sus acciones hacia la manifestación de la meta.

He aquí algunos ejemplos de logros bien expresados: "Voy a un club de solteros una vez a la semana y me resulta fácil conocer gente nueva con (el objetivo de hacer de 5 nuevos amigos verdaderos)". "Nado dos kilómetros tres veces por semana, y me siento más fuerte y vivo (el objetivo es ponerse en forma nadando dos kilómetros tres veces por semana)". "Vivo cómodamente dentro de mi presupuesto para alimentos, ropa y entretenimiento, ahora me siento seguro financieramente y en control de mis gastos (el objetivo de vivir dentro de mi presupuesto por tres meses)". "Julio y yo realmente nos entendemos; nos amamos, confiamos el uno en el otro y estamos teniendo una sexualidad maravillosa (el objetivo es mejorar la comunicación en nuestra relación para que nuestra vida sexual de nuevo sea maravillosa)".

No utilice negativos, tales como "Ya no estoy comiendo demasiado". ¡Piense positivo! Los objetivos negativos, o si no es capaz de verse logrando el objetivo, indican claramente la probabilidad de que existan conflictos internos, en cuyo caso, para manejar esto, necesita identificar las creencias limitantes y revisarlas.

Por ejemplo, puede aprender que tiene miedo de cómo le responderán los otros en caso de que alcance su meta, o que no puede o no quiere llevar a cabo las medidas necesarias para proceder en este momento, o que el objetivo realmente significaba complacer o coincidir con otra persona. En estos casos, primero debe aceptar y comprender a fondo los puntos de vista y los sentimientos involucrados en el conflicto, y compararlos con la realidad actual, sus necesidades reales, y darse cuenta del pensamiento distorsionado que está operando. Entonces, el objetivo será claro y los problemas disminuirán, o se verá que el objetivo no es auténtico y elegirá otro objetivo.

También es necesario elaborar un plan de acción que abarque el orden de los pasos que debe seguir para manifestar su meta. ¿Qué hay que hacer, cambiar, aprender o poner en práctica, para mover su vida de donde está ahora a donde quiere estar?

Para trazar su camino, lo mejor es trabajar hacia atrás a partir de su visión del objetivo logrado; de esa manera asegura que va por buen camino y que lo que usted planea lo lleva a la meta y no a otro lugar. ¿Qué hay que hacer para que pueda finalmente alcanzar la meta? ¿Qué tiene que pasar? A continuación proceda hacia atrás: ¿qué se necesita hacer un paso antes? Trabaje de regreso hacia los primeros pasos que debe seguir. Los primeros pasos tienen que ser las cosas que usted sabe que puede hacer, para que pueda ponerse en marcha. Ponga por escrito su objetivo y compártalo con aquellos que lo apoyarán.

Al empezar a actuar, identifique sus miedos, acéptelos y líbrese de ellos. Identifique otras cosas que esté haciendo, tal vez habitualmente, que de hecho hacen difícil o incluso imposible lograr su objetivo, y deje de hacer esas cosas. Identifique y revise sus creencias limitantes (incluidas las creencias que ha reprimido), y transforme esa energía en el amor que siente por su visión.

Cuando inicie sus primeros pasos en la realidad, se encontrará actuando de manera compatible con la creación de su visión; las ideas y los recursos caerán en su lugar. Los retrocesos son inevitables, pero puede aprender de ellos, y después volver a establecer su visión y avanzar con mayor confianza que antes. Utilice todo lo que ha aprendido para establecer y reforzar su autoestima; sea su mayor apoyo. Con la confianza en sí mismo querrá ir más allá y probar cosas nuevas. Recuerde las razones por las que está haciendo lo que está haciendo; esto le ayudará a hacer lo que sea necesario para alcanzar su meta, sea paciente cuando sea necesario, y sea persistente con sus esfuerzos.

Es igualmente importante también centrarse, tan despiadada y honestamente como sea posible, en la realidad actual. Y esta es la clave: mida su progreso desde donde comenzó, no en relación a lo lejos que tienen que ir. Cada acción en la que demuestra su competencia, aumenta su autoestima; cada progreso que haga, aumenta su moral.

Al comparar su progreso con el punto en que usted empezó, se anima a continuar. Los objetivos se logran paso a paso, y cada paso debe ser aprobado; de lo contrario el objetivo puede parecer muy lejano y puede sentir que no está progresando.

Entonces compare su realidad actual y el estado de progreso en relación a la visión final; los siguientes pasos se aclararán y se sentirá motivado a continuar. Se trata de un proceso de improvisación que no se puede predecir totalmente desde un principio. Dado que la creación es improvisación, los pasos que planea llevar a cabo, e incluso la meta, pueden ser revisados. Ahora que se conoce más, puede descubrir que realmente quiere algo muy diferente de lo que originalmente se propuso conseguir.

EXISTE EL FUTURO
PRIMERO EN LA IMAGINACIÓN
LUEGO EN LA VOLUNTAD
FINALMENTE EN LA REALIDAD

Pásela bien (establecer y conseguir objetivos es el juego de la vida).

Parte II
Con la atención puesta en el tema de la manifestación en muchos foros, pensé que sería una buena idea ampliar un poco mi comprensión de la materia y ser específico acerca de cómo hacerlo.

Creo en un enfoque multi-dominio. No sólo somos uno con Dios; ni sólo seres angelicales; ni sólo testigos de la conciencia; ni sólo una mente creativa; ni tan sólo un ego intrigante; ni sólo un ser social que lucha por sobrevivir; ni sólo un amante, padre o amigo; ni sólo una criatura programada por los genes; ni solo uno con las súper energías del planeta y el Universo. Somos todas estas cosas al mismo tiempo. Un campo unificado.

La manifestación, como se describe en "El Secreto", es un proceso alimentado espiritualmente. Con la adecuada preparación espiritual, mental y emocional, las cosas parece que "simplemente suceden" o caen en nuestro regazo. Si bien esto puede ser a veces la apariencia, en la práctica no es una visión completa. Los otros ámbitos de nuestro ser, por lo menos juegan una parte igual. Aunque pueden surgir oportunidades que parecen mágicas -sincronicidades, porque somos seres conectados; de nuevo el campo unificado- y personas de ideas afines que naturalmente se identifican con nuestro deseo (ley de atracción) y comparten sus recursos; el principal canal de realización de lo que deseamos es proporcionado por nosotros mismos, nuestras propias acciones, y las comunicaciones y recursos mentales, como la inteligencia, creatividad e intuición.

El conocido "fijar objetivos y conseguirlos" (como se describe más arriba), es tan importante como siempre. Eso, “si quiere ser más preciso”, es psicología práctica. Nuestra base de conocimientos, desarrollo mental y habilidades sociales (concentración, estudio, comunicación, memoria, creatividad, intuición, liderazgo, etc.) son tan importantes como siempre. Son nuestra contribución cognitiva. Vital si queremos hacer una diferencia; pensar y vivir fuera de los esquemas de nuestra norma cultural.

Además, para lograr algo significativo, también tenemos que poner nuestro corazón y alma en la mezcla. El siguiente proceso de manifestación complementa muy bien la información anterior sobre hacer de su visión una realidad...

Proceso de Manifestación
La creación se produce cuando tenemos una imagen clara de un estado deseado y confiamos que podemos hacer que esto ocurra. Si podemos hacer que esto suceda subjetivamente, entonces también podemos hacer que esto ocurra en el mundo físico. La motivación y la energía para crear proviene de ese deseo; la tensión estructural entre la realidad actual y la realidad deseada alcanzable.

Con el Proceso de Manifestación, crea la mejor manera de ser espiritual, mental y emocional, que le ayudará a lograr sus deseos y atraer los recursos que necesita. Estos son los pasos:

  1. Defina el objetivo, el estado deseado

  2. ¿Cómo sería si pudiera ....?

    Exponga las resistencias (miedos irracionales y creencias limitantes). Experiméntelas al grado en que se dé cuenta que usted es quien las crea; entonces puede cambiarlas o simplemente dejarlas ir.

  3. Pretenda que usted puede ....

    Describa el escenario en detalle
    ¿Cómo se siente eso ....? (todos los sentidos y emociones; Mundo de la Inspiración)

  4. Agradezca que puede hacerlo en su realidad subjetiva, sienta gratitud como si ya tuviera lo que usted desea; al mismo tiempo, sienta sin apego que es por el bien de todos y que también lo puede dejar ir alegremente. (El apego no sólo conduce al sufrimiento, sino también a no tener; pregúntele al marido celoso).

  5. Ábrase, acepte la responsabilidad por ello, y siéntase uno al ser un medio (no necesariamente el único medio) para las acciones, la sabiduría y todo lo demás que se requiera para manifestar el estado deseado en nuestra realidad física. Sienta esa energía inspiradora y motivadora. Sea un jugador alegre en el juego de manifestar aquí en la Tierra. Determine sus próximos pasos en el plan de juego, lo que puede hacer ahora para que las cosas se pongan en movimiento.

  6. Fluya amor incondicional desde el Ser Superior, a través de su cuerpo-mente, hacia todas las personas y todas las cosas.