Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Indice


next

Exploraciones

Redefinir




Lo contrario de ser reactivo, es ser responsable. Cuando está siendo responsable, usted está pensando a la vez que está sintiendo: usted se da cuenta de sus sentimientos pero no deja que le provoquen actuar impulsivamente. Cuando se libera de sus sentimientos reactivos, queda en libertad para ser libre y espontáneo, porque eso es parte de la responsabilidad.

La responsabilidad también le permite mantener su palabra, a pesar de lo que sus padres o cualquier otra persona hayan dicho de usted. Los pensamientos y sentimientos de otros no lo arrastran al agujero en el que habitan las dudas acerca de sí mismo. Usted verá toda clase de nuevas opciones y elecciones en su trato con otras personas, porque su perspectiva y su sentido de la razón ya no están enterrados por las emociones. Se hace responsable de su mente para que le devuelva una buena dosis de control sobre su vida.

Cuando sus padres y los otros continúen intentando manipularlo o controlarlo, usted podrá permanecer calmado y no se permitirá salir huyendo; entonces usted tiene el poder. Por ejemplo, al responder sin defenderse, se rompe el ciclo atacar-retirarse-defenderse-intensificar. En el momento en el que discute, pide perdón, se explica, o trata de cambiar la manera de ver las cosas en los otros, usted les está concediendo el poder, ya que de manera implícita les está pidiendo que lo comprendan. Uno puede decir, “Ese es un punto de vista interesante” o “Debería considerar esto como una opción”. Es necesario afirmar nuestra posición como si fuera un hecho, sin preocuparnos de haberlos disgustado, pero sin ser hostiles o sentir vergüenza: “Me siento contento de dejarte estar por un periodo de tiempo determinado”.

La respuesta que uno tiene en este acercamiento puede ser el decir: “Creo que no puedo enfrentar a mis padres”. En lugar de decir “No puedo”, redefina su afirmación de esta forma: “Todavía no he podido enfrentar a mis padres”. “Todavía” implica una elección, mientras que “no puedo” significa lo contrario. De forma similar “debería” puede ser redefinido como “Podría escoger no hacerlo”. Hay una gran diferencia entre elegir rendirse ante sus padres, porque ha considerado alternativas y ha decidido que no está listo para hacer el cambio por el momento, o rendirse de inmediato porque se siente impotente. Tomar una elección significa dar un paso hacia el control; reaccionar por reflejo significa reincidir en ser controlado.