Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Indice


next

Memoria de Estados de Dependencia




Hay otro factor importante que puede dificultar el acceso a las memorias de la infancia temprana. La actividad cerebral dominante en el niño menor a seis años funciona en un rango de 4 a 8 hertz, asociado a las ondas Theta en los adultos. El patrón de estas ondas en los adultos está usualmente asociado con la ensoñación y el sueño, y usualmente ocurre en la transición entre estar despierto y quedar dormido. Tal como el Dr. Thomas Budzynski y otros han demostrado en años recientes, la producción de ondas Theta en los adultos es un componente vital en la codificación del aprendizaje y la memoria.

Resultados clínicos indican que el entrenamiento por ondas cerebrales puede proveer acceso confiable a los estados de conciencia Alpha - Theta de la infancia temprana. Esto sugiere un fundamento físico de la metáfora del “niño interno”. El afloramiento de memorias de la infancia durante el entrenamiento de ondas cerebrales Theta (a través de entrenamiento biofeedback o binaural) también concuerda con las observaciones de Charles Tart de la “memoria en estado de dependencia”, es decir, que es más difícil acceder a la información aprendida en un estado alterado de conciencia que en otros estados de conciencia. Esto aplica igualmente a los sueños, entre-vidas o experiencias fuera-del-cuerpo.

El cambio natural en las ondas cerebrales dominantes durante la maduración, pueden por tanto resultar en una experiencia perturbadora de la infancia que es preservada en el inconsciente, y que es reactivada impulsivamente en la vida adulta ocasionando comportamientos disfuncionales. Es “experimentada sin experimentarla”, en cuanto al adulto se refiere. Las ondas cerebrales asociadas con esa experiencia dolorosa, en adelante son evitadas o reprimidas, material que sólo emerge en el contexto de los sueños.

Más allá, los momentos de insight en la terapia ocurren cuando las ondas cerebrales dominantes se encuentran cercanas a la interfase de los ritmos Alpha y Theta de un adulto -en el rango de los 7-8 hertz-, con lo que se facilita el acceso al estado de conciencia de la niñez temprana, cuando aprender era fácil; con lo que también se incrementa el acceso al darse cuenta holístico no verbal de la parte derecha del cerebro, descrito como “iluminación” por los místicos de todas las religiones.

Para lograr esto en el contexto de una sesión terapéutica, primero es necesario que el cliente esté relajado e involucrado por completo en la sesión. Ayuda usar una silla reclinable que sea confortable, con soportes para la cabeza y los brazos, para que pueda sujetar cómodamente los electrodos Bilaterales.

En segundo lugar, el cliente debe escuchar las señales binaurales adecuadas a través de audífonos estereofónicos. Los audífonos deben ser del tipo transparente, de forma que el cliente pueda escuchar al analista. En caso de que se utilicen audífonos cerrados, el analista puede hacer uso de un micrófono para comunicarse con el cliente mezclando su voz con la señal binaural.

Mientras esto sucede, los ojos deben estar cerrados. El generador de señales binaurales produce una señal Beta (alta frecuencia) que mantiene al cliente alerta y previene la somnolencia que tiende a ocurrir cuando se cierran los ojos.

Dada la eficacia de estos métodos, la estimulación binaural como coadyuvante en la terapia debe ser aplicada por un terapeuta que cuente con una considerable experiencia en el tratamiento exitoso de episodios traumáticos sin haber usado este método. Para la mayoría de los clientes este método no es indispensable, pero puede acelerar el progreso terapéutico, además de que asegura que las experiencias pertubardoras fundamentales se hayan tratado por completo.

El método binaural no debe ser utilizado en clientes con neurosis fuertes o con mucha ansiedad. Lo recomendable es primero conducirlas a un estado de mayor estabilidad emocional, utilizando métodos más objetivos. A las personas psicóticas no se les debe aplicar este método.