Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Indice


backnext

Necesidades




Antes de que sea posible progresar en el camino espiritual, debe establecerse la motivación. Abraham Maslow identificó cinco tipos diferentes de necesidades que clasificó en una escala ascendente:
  1. Necesidades Fisiológicas; como el hambre, la sed, el sexo y la vivienda, fundamentales para garantizar la supervivencia. Además, la salud corporal es un punto de partida esencial; por ejemplo, una nutrición inadecuada puede causar profundas alteraciones psicológicas. La desintoxicación con ejercicios de respiración, ingesta de vitaminas, terapias de colon y el ayuno, pueden ser de mucha ayuda.

  2. Necesidades de Protección y Seguridad; reflejan nuestro deseo por tener estabilidad, orden y previsión en nuestras vidas y el trabajo, para que podamos poner nuestra atención en nuevas ideas sin distraernos.

  3. Necesidades de Dominio; tener control sobre cosas y personas, conocer las reglas, dirigir; dominio a través del entusiasmo, ir con la corriente y tomar riesgos. Y necesidades de aceptación: la necesidad de dar y recibir, amor y afecto; tener pareja, amigos, y pertenecer a organizaciones para ser aceptado por semejantes; necesidad de apoyo y aceptación.

  4. Autoestima; necesidad de construir nuestro sentido de valor personal a través de la reputación, reconocimiento, respeto y confianza en uno mismo, en base a nuestros logros. También la necesidad de auto-aceptación.

  5. Autorrealización; necesidad de desarrollar todo nuestro potencial creativo; sentir que estamos haciendo aportaciones que valen la pena para ser congruentes con nosotros mismos, para conocer la verdad, para sentir éxtasis.
Las necesidades más elementales se deben satisfacer de forma adecuada antes de que podamos atender las necesidades superiores. Al satisfacer nuestras necesidades superiores, mejoramos nuestra actividad en las áreas más básicas.

El miedo es la principal causa de distorsión del pensamiento y de las consiguientes emociones inapropiadas. La irracionalidad está basada en amenazas imaginarias relacionadas con la satisfacción de nuestras necesidades básicas. Estas necesidades se convierten en apegos compulsivos a cosas, ideas y creencias, sin las que el individuo no puede vivir. Compensar su falta se vuelve más importante que evolucionar con un propósito.

Es indispensable tratar estas compulsiones que son causa de emociones y reacciones negativas, dado a que son temas subyacentes que impiden nuestro crecimiento y autorrealización. Esto mejorará mientras el individuo las vaya resolviendo en su personalidad; aquello que es causa de confusión, disgusto y una pobre autoestima. Por lo tanto, el progreso de cada caso debe tener una interacción clara y objetiva con la vida real y las relaciones.