Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Indice


backnext

La Persona Estable




La propia forma de ser, es la manera en que uno percibe el mundo, y en particular las resistencias y conflictos que ocultan el darse cuenta de la verdad interior. La estabilidad que consigue una persona a través del entrenamiento en desarrollo personal y en consulta si es necesario, puede verse como una base para alcanzar un mayor nivel de autorrealización.

Hay tres estados bajos del ser con muchos tonos de gris entre sí:

  1. La persona que ha funcionado toda su vida dentro de la maquinaria social y no es consciente de su estado del ser. Todo lo que va mal en sus asuntos se reduce a la mala suerte y es causada por otros;alguien que ingresaría en la Psicología Transformacional con necesidades de supervivencia.

  2. La persona que es consciente de que tiene problemas en ciertas áreas, porque las cosas no son como cree que deberían ser; hay dolores en el cuerpo, emociones desagradables y otras molestias. Tiene demasiado cargados parte de su cuerpo y equipo mental como para tolerarlos. Utiliza respuestas reactivas para manejar la vida y a otras personas en lugar de respuestas conscientes, pero reconoce la necesidad de cambiar. La persona tendría necesidades de Aceptación y Autoestima que debería resolver antes de iniciar la consulta basada en la Psicología Transformacional.

  3. Luego está la persona que de alguna forma está en control de su equipo mental. No se abruma fácilmente, es bastante estable y utiliza la lógica, la razón y la persuasión, para manejar a otras personas. No está totalmente inmerso en sus problemas, pero se da cuenta cuando manifiesta o experimenta respuestas reactivas, y es capaz de reconocerse como causante, incluso cuando está perturbado. Tiene un concepto claro de sí mismo como un ser distinto de sus problemas y conflictos.
Esta última es la persona estable, la condición en la que deberíamos estar para poder ejecutar el análisis, no saldrá corriendo cuando las cosas se pongan difíciles y tendrá disposición de continuar para corregir sus errores con honestidad. Alguien que entiende los datos básicos de la mente y que puede duplicar sus instrucciones sin alterarlas. Que es bastante honesto y cuya capacidad de confrontación es lo suficientemente alta como para atreverse a mirar sin necesidad de guardar referencias con lo establecido o verse bien. Que no esconde los aspectos desagradables de su personalidad y que tiene la voluntad de decir las cosas tal como son, sin trucos y justificaciones por sus errores para evadir la confrontación y otros significados añadidos a la verdad de su propia causalidad. Sólo una observación férrea lo logrará; porque la mentira, la evasión y la irresponsabilidad, son el verdadero problema.

Este estado del ser, es el resultado de que haya sido liberada una suficiente cantidad de carga como para que se mantengan es su lugar los elementos fundamentales de su estabilidad (aspectos esenciales de su relación con la vida), aunque su casa se esté incendiando, sufra una quiebra bancaria, o la esposa lo abandone, todo sucediendo el mismo día.

En este punto -y sólo en este punto, cuando las necesidades primarias de seguridad, aceptación, dominio y autoestima se han alcanzado- está puesto el escenario para explorar la necesidad de autorrealización y crecimiento espiritual. La “búsqueda espiritual” suele tomarse como un escape al sufrimiento, y la confusión del mundo material y el mundo interior; una forma de no tener que enfrentar y manejar esas cosas. En esencia, las personas se quieren graduar de la vida sin haber aprendido lo que la vida les tiene que enseñar.

El vuelo que parte del rigor de la vida y la compulsión consecuente hacia la búsqueda espiritual, puede resultar en veneración y fanatismo. Los devotos religiosos son manipulados, ¿y qué los manipula?, la necesidad de escapar a través de una bruma de religiosidad por un sufrimiento que no están dispuestos a confrontar y tratar. La verdadera autorrealización es el camino seguro hacia la conciencia, no una forma de anestesia.