Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Indice


backnext

Sexo




La actividad sexual es afectada del mismo modo. Cuando las dudas e inseguridades afectan la relación, la pareja no es capaz de excitarse con la participación y permanece en el modo télico. Con la atención puesta en sus ansiedades, la excitación del sistema autónomo enfrentar-evitar impide la excitación del programa sexual.

Sólo es posible una respuesta sexual completa cuando la pareja es capaz de “dejar ir” las preocupaciones télicas y entrar sin reservas a la excitación paratélica (natural). En ese estado podrá alcanzarse la experiencia sublime de total y alta excitación, y si esto se consigue experimentar y compartir por ambos en la pareja, podría decirse que han conseguido una unión mística. Experimentar esas alturas en la participación sexual es el objetivo del Tantra, tal y como se practica en el camino espiritual entre los Hinduistas y los Budistas, en donde el orgasmo se retrasa y se prolonga, de tal modo que el cerebro pueda alcanzar una excepcional excitación e integración, y quede registrado el quinto programa “holístico” (descrito más adelante en el próximo capítulo). El patrón del cuarto programa (socio sexual) de los celos, sólo puede romperse cuando se ha alcanzado el quinto programa y se ha logrado una visión más amplia.