Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


Indice


backnext

El Programa Holístico




Revisemos el desarrollo de los programas discutidos anteriormente para ver como se relacionan con otras ideas de la estructura del cerebro, teoría inversa y pandeterminismo.

1ro. Programa de Bio-supervivencia. Todos empezamos la vida como infantes, en un mundo de una sóla dimensión, una conciencia protoplásmica, conectados por vía oral a la madre. Lejos de la Madre comenzamos a gatear, lo más fuerte fue nuestra ansiedad de bio-supervivencia, y en general, volvimos al regazo de la madre tan pronto como nos fue posible para una recuperación télica. Los incidentes clave de este periodo determinan concretamente cuanto nos exponemos por lo general:

ansiedad o confianza en sí mismo
arraigo o exploración
dependencia o independencia
dominio télico o dominio paratélico
Para resolver los comportamientos negativos de bio-supervivencia -los asuntos pendientes de la infancia- se necesita manejarlos de forma permanente mientras la carga está disponible y se va desarrollando el darse cuenta, la responsabilidad y la confrontación en el individuo.

2do. Programa Emocional-territorial. Luego, cuando el ADN envía las moléculas mensajeras adecuadas de ARN a las glándulas, sistema endocrino, etc., se produce una mutación: todo nuestro cuerpo cambia y también nuestra mente en el proceso. Nuestra realidad-túnel se dilata a dos dimensiones cuando nos levantamos y empezamos a caminar por la casa, y a aprender a quien podemos dominar y quien puede dominarnos, bajo qué circunstancias, y así sucesivamente. Desarrollamos un obstinado ego individual, condicionado a un estilo particular de “políticas” emocionales-territoriales, que tienden a ser:

ego fuerte o ego débil
dominante o sumiso
el que manda o el que obedece
dar órdenes o tomar órdenes
estado de dominio o estado de simpatía
Fuimos condicionados a cambiar entre estos estados en función de si la persona con la que tratábamos era superior o inferior en la jerarquía. Este es el Niño-Adaptado. El trabajo en la Psicología Transformacional ayuda a resolver problemas en esta área, dado a que la falla en la comunicación entre hemisferios es el principal síntoma de mal funcionamiento del segundo programa, donde los sentimientos y necesidades se reprimimen junto con la culpa por los actos fallidos.

3ro. Programa Semántico. Después de que esta realidad-túnel es conectada, el individuo muta de nuevo a la fase verbal, adquiere una mente humana, que es creada por, y creadora de, artefactos humanos y el habla. También caemos en todas las distorsiones semánticas que afectan a nuestra primera (primaria) versión del sistema de creencias de un adulto, con una serie de “debes” y “no puedes”, muchos de los cuales son impuestos en nosotros por las figuras Paternas, o imitaciones de ellos. En la fase semántica de vulnerabilidad impresa, adquirimos un grado de:

fluido o inarticulado
destreza o torpeza
dominio auto-determinado o dominio determinado-por-otros
El control de imágenes mentales y vínculos semánticos, alienta la adecuada especialización de los hemisferios izquierdo y derecho para que el programa semántico pueda ser revisado con un alto nivel de eficiencia.

4to. Programa Socio-sexual. En la pubertad se produce otra mutación de ADN del cuerpo-mente. Se registra la personalidad del adulto, y se condiciona en relación a las orientaciones sociales y sexuales. Nos convertimos de algún modo en:

“moral” o “inmoral”
“Paternales” o anarquistas
dominio conformista o dominio negativo

La crianza de los hijos dentro de la sociedad es una lucha por registrar las conductas apropiadas de clase y género, y mantener el estatus quo. Tradicionalmente la sociedad no necesitaba, no podía usar y, en muchos sentidos, desalentó el desarrollo de habilidades verbales superiores (racionales) en la mayoría de la población. Las personas que quieren saber ¿por qué?, no se dejan llevar fácilmente por las aburridas y deshumanizadas formas de trabajo tradicional. La rebelión en contra de todas las locuras del pasado no sólo tendrá éxito si evolucionamos a una sociedad que necesite que cada ser humano funcione bien en todos los programas. Y sólo seremos capaces de resolverlo bien en conjunto cuando entendamos por qué cada quien ha adquirido esa realidad-túnel idiosincrática, y cómo comunicarnos entre nosotros. Cada quien tiene un programa “favorito” que ha sido impreso con mayor profundidad que los otros, pero tendemos a asumir que la persona con la que estamos interactuando es del mismo programa, por tanto, se producen malentendidos.

5to. Programa Holístico. Los programas más avanzados son mucho más recientes que los antiguos que ya hemos discutido, y no se manifiestan en todos los seres humanos, son los estados más allá de la evolución actual y deben desarrollarse conscientemente.

El quinto programa es “no lineal” y “global”. Es decir, que no está limitado por secuencias una-a-la-vez de la mente semántica del cerebro izquierdo, sino que piensa en gestalts. Es una función de la “intuición”, que es una forma de pensar entre y alrededor de los puntos de información, percibiendo que parte de los puntos componen el campo. Se trata de ir más allá de las dicotomías, de ser capaz de adoptar un punto de vista pandeterminado, en el que ambos lados de una dicotomía se experimentan simultáneamente. Esto requiere un entendimiento no verbal, ya que el idioma se basa en dicotomías mecanicistas. También necesita de la habilidad para procesar muchas corrientes de pensamiento simultáneamente, lo que requiere un fácil acceso a la alta excitación en el hemisferio derecho y el poder de procesamiento del sistema límbico. Esto provee la máxima cantidad de información contextual para concebir una visión global y, más allá, que la información no sea obstaculizada por bloqueos mentales o distorsiones de los cuatro primeros programas.

Este quinto programa va unido a la corteza en el lado derecho, y está vinculado neurológicamente al sistema límbico y los genitales. Estos enlaces neuronales explican la metáfora sexual de la energía “Kundalini” o “serpiente”, utilizada para describir este programa en sistemas tan variados como el Tantra en la India, el Gnosticismo, el Vudú, y el yin / yang chino (masculino-femenino). Los juegos sexuales prolongados sin orgasmo, usualmente provocan una conciencia transitoria del quinto programa.

Un programa global permanente sólo puede ser impreso por la práctica prolongada de las técnicas que faciliten el crecimiento de nuevas vías neuronales que permitan resolver los bloqueos en esas rutas. Esto se consigue mediante técnicas especiales que estimulen la totalidad del cerebro en forma gradual, incrementando los niveles de procesamiento de la información (correspondientes a los ritmos cerebrales), mientras se mantiene simultáneamente la excitación en las frecuencias más bajas. Se pueden desarrollar nuevas vías para manejar esta información en flujos paralelos; el conocimiento de mensajes verbales es realizable sin voz interior, y aparecen respuestas aritméticas a los problemas de manera intuitiva sin necesidad de elaboración paso a paso. Conceptos que antes eran meramente intelectuales, ahora son reales en este estado “no-mental”.

En general, los problemas del cuarto programa toman forma de culpa (“no puedo hacer lo que se supone que debo hacer”). Los del tercer programa toman forma de perplejidad; debido a la falta de espacio simbólico en el interior de la mente, los datos no pueden ser agrupados y se intenta establecer orden desde la confusión (“No puedo entender cómo me metí en este lío o cómo salir de él”). Los del segundo programa toman forma de intimidación o de cobardía (“lo pondré en su lugar” o “no puedo decirle que en caso de que él no apruebe”). Los del primer programa a menudo adoptan la forma de sensaciones corporales (“Me siento enfermo”), que provocan gradualmente, bajo de estrés, graves síntomas de enfermedad física.

El nivel de conciencia que se obtiene con el quinto programa, limpia temporalmente todos estos problemas a la vez. Para concluir y que este estado sea permanente, en primer lugar los problemas deben resolverse de manera adecuada para que el trabajo del quinto programa de desarrollo pueda proceder de manera eficaz. Es en este punto en que se integra todo el trabajo previo.

Las etapas siguientes tienen que ver con el desarrollo espiritual en adelante; pero a menos que en primer lugar se haya conseguido un estado del ser estable, estas etapas sutiles pueden ser bastante ineficaces. Así que, por así decirlo, en este punto tendríamos que volver atrás y recoger todas las piezas descartadas de las etapas anteriores para llenar los vacíos de nuestra personalidad, sanar las divisiones y, en definitiva, trascenderla. En otras palabras, es más seguro y mejor hacer nuestro trabajo de crecimiento personal antes de atender nuestra espiritualidad, en vez de dejarlo para más tarde o tratar de evadirlo por completo.

Resulta que el trabajo de crecimiento personal no es una opción extra, sino un paso esencial en el camino espiritual. En el pasado, la gente a menudo emprendía el camino espiritual sin haber hecho este trabajo, y rápidamente caía presa de demonios, diablos, seres elementales, etc., que no eran mas que proyecciones ilusorias de su propia sombra, su propia maldad, sus propias creencias negativas no tratadas de la primera infancia.

La consulta individual de desarrollo personal nos permite desechar todas esas culpas compulsivas que nos plagan, y en su lugar desarrollar una conciencia viva, fruto de la observación directa en vez de estar sujeta a reglas. Así, por primera vez, podremos tener una espiritualidad limpia, no saturada por asuntos de la gestación, el nacimiento, oralidad, analidad, edípicos, sombra, ánima, la relación padres-adulto-niño, la armadura del carácter, y todo lo demás. Para relacionarnos con el Universo sin preguntarnos y preocuparnos de si con lo que estamos tratando es con nuestros padres.